Ad Clicks : Ad Views :
Home / Opinion / Aldeamayor a la deriva: Agua es vida

Aldeamayor a la deriva: Agua es vida

El poeta y ensayista británico W.H. Auden escribió "miles de personas han sobrevivido sin amor; ninguna sin agua". Pues el agua y el desastroso suministro de ella es precisamente el problema más recurrente al que nos enfrentamos los vecinos de Aldeamayor, sin que parezca que esto tenga visos de solucionarse próximamente.

En abril del pasado año se nos suministró agua no potable a más de la mitad de los vecinos del municipio, inicialmente sin que nadie tuviera conocimiento de ello, y posteriormente con una ineficaz comunicación que no llegó a todos los vecinos – que mientras tanto seguíamos consumiendo un agua peligrosa para nuestra salud por sus cantidades de sodio, cloruros y sulfatos –.

Ya por aquel entonces ese no fue el primer problema al que nos enfrentábamos con el agua. Muchos vecinos se enfrentaban a los problemas de presión y a las grandes restricciones en el consumo de agua que les impedían –y les siguen impidiendo, porque nuestro Ayuntamiento no ha hecho nada para corregirlo- cosas tan comunes y aparentemente sencillas como regar las plantas.

Lo que sin embargo sí ha cambiado, y notablemente, ha sido la tarifa que nos cobran por ese servicio de suministro de agua, que pese a las deficiencias que todos hemos podido ver, se ha incrementado en más de un 50% como quedó constancia en el último pleno municipal. Es decir, que además de prestar un pésimo servicio, multiplican por más de la mitad el precio que los vecinos tienen que pagar por el agua.

Pero el último episodio de este sainete llegó la semana pasada, cuando se decidió regar con aguas fecales los parques y las zonas verdes del entorno, concretamente  las de la urbanización El Soto. No se han realizado análisis previos y estamos a la espera de los que supuestamente se han realizado tras iniciar el abastecimiento con esta clase de agua. De momento los vecinos desconocemos las posibles consecuencias de esta nueva y disparatada medida para los parques y jardines de nuestro entorno, y lo que es peor, el peligro para la salud de los niños y las mascotas que juegan en ellos. Por el momento, lo que sí tenemos que aguantar ya, es un insoportable hedor diario tras el riego, equivalente a vivir junto a un vertedero.

Creo que ya va siendo hora de que el Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín tenga por fin una política clara respecto a la gestión del agua, que garantice un servicio de calidad a todos los vecinos del municipio y por supuesto la salubridad del agua que se suministra. Y ya, si no es mucho pedir, que intenten evitar que a las vicisitudes que muchos vecinos sufren en esta época de crisis, se unan las abusivas subidas de las tasas del agua.

Sería bueno que el Alcalde y su equipo de gobierno dedicaran su tiempo y esfuerzos a la atención de los ciudadanos y sus necesidades, en vez de a lanzarme “advertencias” muy poco sutiles sobre denunciarme por expresar libremente mi opinión. Mal vamos, señores y señora del equipo de gobierno, si no recuerdan ustedes que como cualquier cargo público, se deben en primer lugar a sus ciudadanos, y a ellos son los primeros a los que deberían ustedes escuchar.

Roberto Martínez, vecino de Aldeamayor de San Martín

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar