Ad Clicks : Ad Views :
Home / Opinion / Cruz Roja de Portillo contesta a los comentarios vertidos en el último programa de Jaca y Eral

Cruz Roja de Portillo contesta a los comentarios vertidos en el último programa de Jaca y Eral

Con referencia al artículo  “El futuro de la fiesta está asegurado con jóvenes promesas del corte” publicado el día 26 de febrero en este medio, y en el que se enlaza la entrevista que el programa Jaca y Eral, de La Pedraja Radio, realizó a tres jóvenes cortadores, queremos hacer público nuestro sentimiento con ninguna intención de entrar en polémica.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Lo primero que queremos es agradecer a este medio la oportunidad que nos brinda de mostrar nuestro trabajo a los vecinos de nuestro pueblo y los de alrededor, donde también trabajamos.

Desde hace casi 30 años, la Asamblea Local de Cruz Roja en Portillo lleva trabajando en el ámbito social y sanitario para las personas que viven en esta comarca. Primero, con las guardias de los jóvenes que hacían “la mili” en la Cruz Roja, cuando ni siquiera existía el 112 ni el 061, y la única asistencia sanitaria de urgencia que recibíamos nos la proporcionaban los militares. Ahora que ya no hacemos guardias, porque el Sacyl ha cubierto ese servicio con profesionales remunerados, nuestro trabajo es otro, pero no menos profesional.

Seguro que todos habéis visto en Portillo, La Pedraja, San Miguel, Montemayor, y muchos más pueblos de alrededor, la ambulancia de Cruz Roja de Portillo. Quizás pensáis que son esos voluntarios que están pasando la tarde en los toros, y que la mayoría de veces no hacen nada. Eso último es cierto, por suerte, la mayoría del tiempo no tenemos que trabajar porque cada año la gente es más prudente. Lo que no es cierto es que veamos los toros; a veces no los vemos ni pasar, y no es una simple expresión. Somos personas voluntarias, sí, pero profesionales. La única diferencia es que nuestra “empresa” no nos paga el dinero a nosotros, sino que se utiliza para bienes sociales, que además es algo que en este momento en España no brilla especialmente. Somos solidarios con nuestro sueldo, que no lo recibimos para que otros se beneficien de ello, y somos profesionales con el trabajo que hacemos: profesionales no remunerados. Nos enorgullece contar con voluntarios formados en Salud, Emergencias y Socorros, incluso con médicos y enfermeros voluntarios en nuestra Asamblea. De modo que la formación, en este terreno, es incuestionable.

Nos formamos y examinamos continuamente, tanto para empezar a ser voluntarios como después de años de seguir siéndolo. Hacemos cursos de reciclaje, impartidos por profesionales, dentro y fuera de Cruz Roja. Concretamente, y por poner un único ejemplo, los voluntarios de Portillo acudimos hace dos años a un curso de Cirugía Taurina organizado por el Colegio de Médicos de Valladolid, invitados por el propio organizador del curso, dadas las características de los preventivos que más solemos hacer, los taurinos.

Cuando hay un festejo en la comarca, dotamos nuestra ambulancia del mejor material de que disponemos, material médico y de rescate, y de los mejores sanitarios, con el apoyo de otras Asambleas de Cruz Roja. El mayor evento taurino que tenemos cada año es el de Portillo, en el que se coordinan desde Cruz Roja tres ambulancias con técnicos voluntarios, más un equipo médico en la enfermería.

Cuando todos están de fiesta, nosotros estamos trabajando por vocación en un servicio que hacemos doble: para los que necesitan la asistencia sanitaria, y para los más desfavorecidos, algunos vecinos incluso de nuestro pueblo, que se beneficia de la labor social de Cruz Roja, financiada en parte con esos Servicios Preventivos.

Por desgracia, en ocasiones sí que tenemos que actuar, y en ese momento sabemos qué hacer porque hemos sido formados para ello. Sabemos cuál es nuestro papel y cuál el del servicio médico de la plaza, y siempre nos apoyamos mutuamente. Además tenemos una complicación añadida, y es que, al trabajar en nuestro propio pueblo, muchas veces conocemos a las personas a las que tenemos que atender, y en situaciones de gravedad, es duro para nosotros.

Y, ¿por qué no decirlo? Sabemos que hemos contribuido a salvar algunas vidas, algunas de vecinos espontáneos corredores del encierro, de cortadores, de novilleros, de espectadores de la plaza, de trabajadores de las ganaderías, y en definitiva de cualquier persona que en ese momento haya necesitado nuestra ayuda, aunque no tuviera nada que ver con el festejo.

No necesitamos el agradecimiento de las personas a las que hemos ayudado, ni de los vecinos, simplemente pedimos respeto hacia nuestro trabajo e invitamos a cualquier persona a que se acerque a la Asamblea, para conocernos o para hacerse voluntario, porque después de todo, creemos que nuestro trabajo es uno de los más bonitos y apasionantes del mundo.

Gracias de nuevo al medio por dejarnos escribir estas líneas.

Atentamente,

El equipo de Transporte Sanitario de la Asamblea Local de Cruz Roja en Portillo

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar