Ad Clicks : Ad Views :
Home / Tierra de Pinares / Vecinos marchan por Aldeamayor Golf para protestar por los casos de inseguridad ciudadana

Vecinos marchan por Aldeamayor Golf para protestar por los casos de inseguridad ciudadana

/
  • El último de los cuales ocurrió el pasado fin de semana cuando un coche fue quemado en una zona de la urbanización
  • Este episodio tendría como causante a un joven vecino de la urbanización al que se le atribuyen más episodios de vandalismo y delincuencia

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Con pancartas que mostraban el mensaje ‘Seguridad ya. Aldeamayor seguro’, aproximadamente un centenar de vecinos de la localidad realizaron en la tarde noche de ayer una marcha por varias calles de la urbanización Aldeamayor Golf como forma de protestar por los acontecimientos de inseguridad ciudadana ocurridos en los últimos meses, el último el incendio de un vehículo y parte de una vivienda en una zona densamente poblada de la propia urbanización el pasado fin de semana, y para exigir mayor seguridad. Entre los asistentes se encontraban los concejales Noelia García Blanco, de Cs; y Félix A. Calleja, de Centristas – CCD, residentes en este núcleo de población Aldeamayor.

En declaraciones a los medios de comunicación presentes, el presidente de la Entidad Urbanística de Conservación, Sergio Blanco, explicó que desde hace varios años se vienen sufriendo robos en la urbanización, sobre todo en viviendas vacías durante los fines de semana, en los que los ladrones hurtan preferentemente televisores, pequeñas joyas, maquinaria de bricolaje y dinero en efectivo, pero el episodio que ha colmado el vaso es el ocurrido el pasado fin de semana y que , a la vista de las explicaciones de Blanco, tendría más de ajuste de cuentas que de episodio de vandalismo callejero como tal. La quema del coche tendría su origen en las cuitas pendientes entre el responsable del Club Social de la urbanización y otro vecino de la zona al que las cámaras del edificio habrían grabaron robando tiempo atrás en el local. A raíz de la posterior denuncia, la situación se ha enquistado derivando en amenazas por parte del autor del robo, arma incluida, y en el ulterior incendio del vehículo.

“Tuvimos mucha suerte porque si en vez de ser un vehículo de gasoil es de gasolina y explosiona, veríamos lo que hubiera pasado con los 128 coches que había en ese espacio y con todos los vecinos que a esas horas estábamos en casa con nuestros hijos” explicaba el presidente quién añadió que este joven se ha convertido en la mayor fuente de problemas de la urbanización “pues hay pruebas de que él es el autor de varios robos e incidentes y sospechas más que fundadas de que lo es de otros”. Los vecinos, que en un primer momento intentaron mediar con la familia para que los sucesos no se volvieran a repetir, han visto como la actitud del joven no mejora, sino todo lo contrario, y no han tenido más remedio que recurrir a la Guardia Civil cada vez que ocurre algo.

Para Blanco, lo peor de todo es la indefensión con la que se encuentran los vecinos que ven como “después del completo expediente que la Guardia Civil tiene de este joven, el juez únicamente haya decretado orden de alejamiento de 300 metros de dos puntos concretos dentro de la urbanización. Con esa medida él sigue aquí y de hecho el mismo día que le soltó el juez, tuvimos que recurrir de nuevo a la Guardia Civil porque apareció en la casa de al lado de donde tiene la orden de alejamiento. Incluso tenemos miedo de que si le descubrimos cometiendo algún delito y lo denunciamos, nos haga la vida imposible si no retiramos la denuncia”.  

La propia Entidad Urbanística de Conservación planteó años atrás a la Subdelegación del Gobierno un proyecto consistente en la instalación de cámaras disuasorias en la urbanización para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pudieran usar sus imágenes como prueba ante un juez, algo que este organismo desechó. Blanco entiende que esta sería la mejor fórmula para impedir robos y actos vandálicos puesto que por la complejidad del territorio y su dispersión geográfica, la hipotética entrada en funcionamiento de un cuerpo de Policía Local no sería efectiva. “Si está habiendo un hurto en la otra urbanización y aquí se produjera otro, se tardaría más de 15 minutos en llegar. Según los modus operandi de todos los robos, cuando llegaran aquí, los ladrones ya se habrían ido”.

GALERÍA DE FOTOS

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar