Ad Clicks : Ad Views :
Home / Editorial / ¡Arturo ens engaña!

¡Arturo ens engaña!

Cuenta la historia, que Cataluña fue plurilingüe desde tiempos inmemoriales. Durante tres siglos, media Cataluña hablaba mozárabe, en latín las clases cultas, italiano los navegantes, u occitano los poetas…

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Barcelona, desde el S. XVI, ya era el principal punto de producción de libros en castellano. Pero el nacionalismo ha hecho de la lengua, un arma de combate, creando así enemigos, que realmente a quien perjudica es a la propia Cataluña, ya que algunos piensan que así serán más libres, pero realmente, serán más pobres culturalmente hablando.

Cataluña no puede renunciar a sus raíces hispánicas; la palabra Cataluña, tiene un origen que deriva de la palabra “castelanus” que vendría a significar: “habitantes de castillos”, sería como tirar piedras a su propio tejado. Y además, entre otras muchas anécdotas históricas, Barcelona fue varias veces capital de la España visigoda.

El nacionalismo catalán, como todos los demás, ha elaborado un discurso cínico y victimista. En principio se empezaron autodenominando regionalistas, luego autonomistas y catalanistas, después nacionalistas y finalmente independentistas. Gracias a estos, el resto de España tiene una no muy buena imagen de Cataluña, que precisamente han querido presentar esta misma cuadrilla para levantar recelos. Y es que esta gente, que tampoco son tantos, no parará hasta que consigan celebrar el referéndum. Lo más chocante, es que defienden una comunidad lingüística propia, pero sólo quieren que el referéndum se celebre en Cataluña. Pero, ¿no deberían celebrarlo también los mallorquines, valencianos y la Francia del sur?

Convertirse en un independentista radical no es un proceso corto, ni fácil. A un catalanista o a un inmigrante tenían que educarlo desde posturas nacionalistas y hacerlos entender determinadas interpretaciones históricas como que la Guerra de Sucesión entre Austrias y Borbones fue una guerra de sucesión de Cataluña contra España. Ahora bien; el logro del nacionalismo en convertir a gente en independentista, que jamás había sido nacionalista, ni tan siquiera catalanista es meritorio. El eslogan “España ens roba”, ha sido su mejor arma. Muchos inmigrantes que ni siquiera saben hablar catalán, ya son independentistas. Los han convencido de que así habrá más dinero y se creen que vivirán mejor en una Cataluña independentista, aunque no tienen la mínima idea de cuál es la historia de Cataluña, ni de sus problemas.

De lo que estamos todos verdaderamente convencidos, es que muchas empresas ya tienen en marcha un plan B para marcharse de allí en el caso de que se pueda producir la independencia. Hartos del populismo barato de los últimos gobiernos catalanes, que verdaderamente son los únicos responsables de todo este revuelo.

¡Arturo deja ya de mirar para otro lado, que no sólo te están dando la espalda, es que ya te están empezando a soltar coces!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar