Ad Clicks : Ad Views :
Home / Economía / Red Talento Empleo y Asociación de Autónomos de Castilla y León fomentan el autoempleo entre parados de la zona

Red Talento Empleo y Asociación de Autónomos de Castilla y León fomentan el autoempleo entre parados de la zona

Vecinos de Aldeamayor, Boecillo o Viana se están formando a través de un programa teórico-práctico pionero en España en el que los formadores son autónomos en ejercicio. Este último rasgo, es el más valorado por los alumnos como medio de quitarse los miedos a la hora de dar el salto al mundo empresarial.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

El pasado 16 de julio, la Asociación para la Promoción de Emprendedores y Autónomos Rurales, la Diputación Provincial de Valladolid, los ayuntamientos de Boecillo, Matapozuelos, Valdestillas y Viana de Cega y la Fundación Michelin firmaron el acuerdo de colaboración que extendería el programa Red Talento Empleo, puesto en marcha en 2013 en Aldeamayor de San Martín, Arroyo de la Encomienda y Laguna de Duero, a 18 vecinos de estas localidades. Ese protocolo tiene por objeto establecer un marco de colaboración que permita a ayudar a poner en marcha y mejorar los proyectos empresariales de los participantes en el Programa Red Talento Empleo – Autónomo en Prácticas.

El programa que se inició el mes pasado a través del Curso-Foro Empleo Autónomo y Emprendedores en Prácticas concluirá a finales de noviembre y es muy probable que varios de los alumnos que decidieron inscribirse en él den el salto y se conviertan en emprendedores. “Cada ayuntamiento se encargó de buscar una serie de personas en paro, con iniciativa y dispuestos a poner en marcha alguna idea empresarial; entrevistamos a todos ellos e hicimos una selección de aquellos que mostraron más interés y que consideramos que iban a sacar más provecho a la iniciativa –señala Jorge Vijuesca, presidente de la Asociación de Autónomos de Castilla y León-. Hemos conseguido que todos los pueblos hayan aportado varios alumnos y estamos muy contentos puesto que, aunque no hemos cubierto las 18 plazas ofertadas, todos los participantes han estado muy concienciados durante las clases, han perdido el miedo a ser autónomos, y por eso creo que vamos a lograr nuestro objetivo fundamental de que muchos de ellos tiren adelante y pasen de estar en paro a poner en marcha su propio negocio teniendo así un proyecto vital y empresarial que les facilite la vida”.

Los participantes en esta iniciativa abarcan desde los 30 a los 50 años y dentro de sus perfiles profesionales se puede encontrar desde una correctora ortográfica a una psicóloga pasando por alumnos vinculados al sector de la artesanía tanto en agroalimentación o en artesanía. Hay proyectos muy curiosos que, como señala Vijuesca, “se van perfilando a medida que se resuelven las primeras dudas con las que entraron al curso”.

Estructura y contenidos del curso

El curso tiene una duración total de 100 horas de las que 42 son clases teóricas y 58 son prácticas. Todos los formadores son emprendedores que ya realizan una actividad empresarial-profesional y que tienen una experiencia mínima de cinco años como autónomos. Este detalle hace que sea un proyecto pionero en España como ha indicado a esta redacción José María García-Castellón, padre intelectual y coordinador Red Talento-Empleo. Entre los formadores hay desde asesores fiscales a especialistas en nuevas tecnologías y redes sociales o profesionales del marketing. El temario engloba todos los principios que un emprendedor tiene que conocer para arrancar su actividad. La experiencia incluye también visitas formativas a empresas colaboradoras de distintos sectores de actividad que acercan también al futuro emprendedor a la realidad de la empresa y del mercado. “Los alumnos valoran lo que se está haciendo por ellos pues son conscientes del coste real de la formación que se les está dando y también valoran que las personas que los enseñan y asesoran sean autónomos de verdad que conocen la realidad del día a día” afirma Vijuesca.

Aparte de la organización de estos cursos junto a Red Talento Empleo, la Asociación de Autónomos de Castilla y León se encuentra trabajando en paralelo con la administración para reivindicar varios temas y sobre todo conseguir que se escuche al autónomo y al emprendedor. “No somos una asociación que se limita a buscar subvenciones sino que lo que verdad queremos crear empleo y mejorar la calidad de vida del autónomo” sentencia el presidente de la asociación.

La boecillana Natalia Calle es una de las alumnas que está participando en esta edición de Red Talento. “La experiencia es altamente positiva –señala-. Me parece un instrumento muy válido para sacar adelante iniciativas gracias al asesoramiento que recibimos de los formadores y sobre todo al hecho de que éstos sean personas que conocen el mundo del autónomo, el mundo de la empresa y por supuesto que apoyen sus enseñanzas en la propia experiencia. Se comparten esas experiencias con otros emprendedores y ves la realidad de las cosas. Además mediante esta iniciativa se ayuda a las personas del medio rural a dar el salto al mundo de la empresa”. Natalia, periodista de formación, sí que está dispuesta a dar ese salto y emprender un negocio relacionado con el mundo de la comunicación.

Entre los diversos formadores que transmiten conocimientos y experiencias está Miguel Ángel Pascual, gerente de la empresa Fotogramavivo ubicada en Aldeamayor de San Martín y dedicada entre otras materias a la fotografía y la producción audiovisual. “El modulo que imparto en Red Talento Empleo es el de comunicación audiovisual –explica Miguel Ángel-. Consta de unas prácticas muy dinámicas y novedosas en las que los alumnos analizan cómo se comportan ante los clientes, viendo sus gestos, sus expresiones, posibles defectos, etc. Precisamente de lo que se trata es de poder corregir los fallos ya que usamos como herramienta una cámara de video y realizamos grabaciones que luego visionamos todos y debatimos sobre las expresiones ante los clientes y si sabemos comunicar bien.  Además, realizamos trabajos en grupo en los que se crea una empresa virtual de Ocio y Tiempo libre donde también delante de la cámara tienen que defender su actividad, clientes potenciales, proyectos y novedades de su negocio”. En cuanto a la valoración de la actividad, como profesional ve muy positivo este tipo de clases para los alumnos “ya que ellos se sienten muy cómodos escuchando experiencias de los profesores que como ellos un día fuimos novatos en el mundo emprendedor y esta herramienta les sirve para aprender de esas experiencias y sentirse más seguros ante el paso que van a dar”.

Ayudas al emprendimiento

Una vez que el alumno toma la decisión de darse de alta como autónomo en el régimen especial de la Seguridad Social es donde entra en juego Fundación Michelin. La institución concede a cada nuevo emprendedor la cantidad de 1.000 euros a fondo perdido más otros 1.000 por cada trabajador que contrate. Se trata de un colchón que los nuevos autónomos tienen para arrancar su negocio y que son compatibles con otras medidas de apoyo al emprendimiento como las subvenciones de hasta 2.000 euros que concede la Diputación Provincial de Valladolid a través del Programa Impulso y la tarifa plana de 50 euros/mes como cotización a la Seguridad Social durante los primeros 6 meses para nuevas altas. “Como autónomo valoro positivamente estas iniciativas, pero quizás habría que dar una vuelta de tuerca más a todas las medidas de apoyo al emprendimiento –matiza Vijuesca-. En una conversación con Tomás Burgos, Secretario de Estado de la Seguridad Social, yo le expresé mi opinión como autónomo y presidente de una asociación de autónomos sobre cómo se deberían plantar ciertas cuestiones: la cuota a la Seguridad Social tiene que ir en relación a los beneficios. No se puede poner durante 6 meses una cuota de 50 euros y luego subirlo sino que habría que hacerlo siguiendo el ejemplo de Europa y condicionarlo a los beneficios de la empresa. En ocasiones la cuota de autónomos nos supone más que el propio sueldo; no tiene sentido que un pequeño autónomo que no saca prácticamente ni para comer tenga que pagar los mismos 300 euros que otro que obtiene grandes beneficios. Lo lógico sería poner una tasa mínima de 50 o 100 euros y a partir de ahí vincular un variable en función de los beneficios finales. El 70% del tejido empresarial del país es de autónomos y o nos miman o la destrucción de empleo puede ser masiva. Además, aunque los indicadores macroeconómicos son positivos, el bolsillo del ciudadano aún no lo está percibiendo”. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar