Ad Clicks : Ad Views :
Home / Tierra de Pinares / Los vecinos de Aldeamayor ya conocen lo que ocurría en Aldeamayor Golf

Los vecinos de Aldeamayor ya conocen lo que ocurría en Aldeamayor Golf

Por fin se terminaron las especulaciones en Aldeamayor. Durante diez días, los vecinos de la localidad han estado preguntándose qué pasaría en una vivienda de la Avenida Las Navas de la Urbanización Aldeamayor Golf.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Y es que las continúas incursiones de efectivos de la Guardia Civil ataviados con monos blancos, mascarillas, o la presencia de dos coches de la Benemérita en la puerta de la vivienda un día sí y otro también a lo largo de varios días de la semana del 6 de mayo, han disparado las especulaciones entre los vecinos de la localidad sobre lo que allí estaría ocurriendo. Desde un asesinato pasional al secuestro de una niña, pasando por temas relacionados con drogas, o incluso el que afirmaba que en el móvil del Avelino C.P. se encontraba registrada una llamada del propietario de la vivienda de Aldeamayor Golf, han sido algunas de las hipótesis que se han barajado en estos últimos días.

Por fin ayer se supo la verdad de lo allí ocurrido. Avelino, el vecino del Barrio España cuyo cadáver apareció el día 16 de enero en un pinar del término de Aldeamayor cerca de los que en Aldeamayor se conoce como “las marraneras de la Salvadora” murió presuntamente, a manos de un pequeño empresario de la construcción y traficante de drogas al menudeo, afincado en este municipio. Lo hizo, según consta en las primeras conclusiones de una investigación, horas después de que, la tarde del día 4 de enero, ambos mantuvieran un encuentro en plena Plaza Mayor de Valladolid para acordar una “importante” compraventa de cocaína.

Efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Valladolid se encargó el pasado sábado de arrestar a J.M.E.C., un joven de 38 años como presunto autor del homicidio de Avelino C.P. Se le detuvo en su chalé de Aldeamayor Golf, instantes después de que los responsables de la Comandancia recibieran los resultados de los análisis de ADN de unas muestras halladas en el Volkswagen Touareg del sospechoso y que resultaron ser coincidentes con el perfil genético de la víctima.

El laboratorio y el trabajo de tres días, a razón de 14 horas, de seis expertos en Criminalística que se desplazaron desde Madrid a Aldeamayor arrojaba sus frutos: Avelino C.P. había estado en ese vehículo. Todos los indicios que apuntaban a J.M.E.C. contaban ya con una prueba «indubitada».
Tras pasar por dependencias de la Guardia Civil sin decir más palabras que un «no tenéis nada», se le puso a disposición del juez de Instrucción 1, que ha sido el que ha coordinado las labores de investigación y que, a la vista de la prueba del ADN obtenida en ese todoterreno y de «otras muchas» no desveladas, decretó su ingreso en prisión sin fianza. Los agentes de la UOPJ también arrestaron a otras dos personas, un hombre y una mujer, ambos del círculo más cercano de J.M.E.C.,  pero el juez les dejó en libertad con cargos; al igual que el presunto autor, estos dos también se negaron a declarar ante la Guardia Civil y el juez.

Así lo explicaron en la mañana de ayer el subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo; el jefe de la Comandancia, el teniente coronel Juan Miguel Recio; y el jefe de Operaciones de la Guardia Civil en Valladolid, el comandante Javier Peña, en rueda de prensa.

Tras los hechos acaecidos en Aldeamayor a principios de año con la aparición del cadáver de Avelino, llegó el trabajo de los agentes de la Guardia Civil, que centraron la autoría del crimen en J.M.E.C. El día 7 de mayo se consiguió la orden del juez para empezar un minucioso registro del chalé de Aldeamayor Golf que duró tres días, y que fue el detonante de todo el revuelo producido en el municipio, así como del todoterreno y otros dos vehículos que eran utilizados tanto por el principal sospechoso como por los dos supuestos compinches, afincados en la capital.

Las hipótesis apuntan también a que hubo una cita entre Avelino C.P. y J.M.E.C., en la que el presunto homicida le habría encargado a la víctima una “importante” cantidad de cocaina. Se ha planteado la posibilidad de que hubiera un encuentro inicial en la Plaza Mayor y que después quedaron en otro lugar para cerrar la compraventa.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar