Ad Clicks : Ad Views :
Home / Actualidad deportiva / EL CLÁSICO VALLISOLETANO DE CICLISMO CAMBIA DE ESCENARIO

EL CLÁSICO VALLISOLETANO DE CICLISMO CAMBIA DE ESCENARIO

La histórica prueba ciclista organizada por el Velo Club Delicias cambia de escenario en su 61 edición y finalizará en el Auditorio Miguel Delibes
El trofeo, que servirá un año más para recordar a Pablo Zarzuela, tendrá su salida el próximo 14 de julio el restaurante El Cossío de Mojados, donde se citarán 140 corredores

dav

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

El clásico del ciclismo vallisoletano brillará este año en un escenario diferente. El histórico trofeo Virgen del Carmen se traslada a Mojados. Allí, el próximo domingo 14 de julio, tomarán la salida a las 11.00 horas los 140 corredores que se citarán con la historia, que este curso escribirá su epílogo lejos del barrio de las Delicias. Lo hará en el Auditorio Miguel Delibes, donde se coronará al ‘Rey del Carmen’.

Valladolid se vestirá de fiesta un año más (y van 61) para recibir a un pelotón formado por ciclistas de las categorías Máster 30/40/50 y 60, que lucharán por incluir su nombre en un palmarés que gobierna Alberto Bejarano, ganador de las dos últimas ediciones.

El Trofeo Virgen del Carmen, última prueba valedera para la Copa de España, cambia el paisaje pero no olvida su esencia, como demuestra que un año más (el 14º) la tradicional prueba organizada por el Velo Club Delicias llevará como ‘apellido’ el memorial Pablo Zarzuela, uno de los primeros socios del club ciclista vallisoletano. Sobre estos cimientos se levanta una carrera que gana en longitud respecto a ediciones anteriores. El 14 de julio, los corredores se medirán a un recorrido de 125 kilómetros que recorrerá los paisajes del sur de la provincia.

Tras tomar la salida en el Restaurante El Cossío de Mojados, el pelotón enfilará la carretera en dirección a La Pedraja de Portillo, Mojados y Matapozuelos, donde se levanta la primera meta volante. Tras pasar por Serrada, los ciclistas se dirigirán hacia Valdestillas, hogar de la segunda meta volante. La carrera apuntará entonces a Simancas donde, en el ecuador del recorrido, los participantes se enfrentarán al primer puerto de montaña (717 metros), que designará al mejor escalador.

En la bajada el pelotón crecerá con la incorporación de los participantes de Máster 50 y 60, que se reengancharán a un recorrido que continuará por las inmediaciones de Geria y Tordesillas y que pondrá a prueba en apenas cinco kilómetros las piernas de los corredores dibujando en la ruta los dos últimos puertos de montaña: Geria (841 metros) y Robladillo (831 metros). La meta volante de Zaratán será el preludio del final de la carrera, que escribirá su punto y final en un enclave envidiable como es el Auditorio Miguel Delibes de la capital vallisoletana.  

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar