Ad Clicks : Ad Views :
Home / Sociedad / ÁLVARO SANZ FERRERO ANIMA A LOS VECINOS A PONER SU GRANITO DE ARENA EN ARAS DE LA CULTURA Y VALORES DE ALDEAMAYOR

ÁLVARO SANZ FERRERO ANIMA A LOS VECINOS A PONER SU GRANITO DE ARENA EN ARAS DE LA CULTURA Y VALORES DE ALDEAMAYOR

El presidente de la Asociación ‘Villa de Aldeamayor’, qué recibió ayer el Premio ‘Privilegio de Villazgo 2016’, insistió en su intervención en lo importante que es colaborar y no ser únicamente meros espectadores de la vida del municipio

Momento de la intervención del Padre Celso Prieto Bermejo y su alocución sobre los 240 años del Privilegio de Villazgo de Aldeamayor

Juan J. Villalba Pinilla

Los acordes de la ya tradicional entradilla interpretada por la Asociación de Música Tradicional ‘Tierra de Pinares’ en honor al premiado a la puerta del Ayuntamiento de Aldeamayor, sirvió de arranque en la mañana de ayer al acto de entrega del Premio ‘Privilegio de Villazgo 2016’ al Presidente de la Asociación ‘Villa de Aldeamayor’ Álvaro Sanz Ferrero. A partir de ahí, el cortejo compuesto por premiado, premiados en ediciones anteriores, autoridades locales, ediles de otros municipios como Aldea de San Miguel, La Pedraja de Portillo y algún que otro vecino, se trasladó a un teatro de la Casa de Cultura ‘Adolfo Suárez’ de Aldeamayor de San Martín, escenario principal del reconocimiento, que poco a poco se fue llenando de público.

Tras una breve introducción en forma de bienvenida del Alcalde de Aldeamayor, Fernando de la Cal Bueno, y como es habitual desde que la entrega del premio se institucionalizara, abrió  el acto Celso Prieto Bermejo, uno de los promotores de la celebración de esta festividad y primer ‘Premio Privilegio de Villazgo’ en el año 2006.

Este fraile carmelita, hijo de la villa, hizo una breve introducción histórica, salpicada de  referencias de personajes o situaciones del momento, sobre la concesión del título de villa a Aldeamayor en 1776 por parte del rey Carlos III. Centró su intervención en esta ocasión en el contenido de las actas que, compiladas en un documento, dieron forma al logro de la independencia del entonces ‘lugar’ de Aldeamayor respecto de Portillo de la que se cumplen 240 años.

A continuación tomó la palabra, para pronunciar el pregón del evento, Carlos Cuadrado Juste, primer presidente de la Asociación ‘Villa de Aldeamayor’. Tras lanzar unas pinceladas acerca del carácter festivo y alegre de los residentes en la villa, máxime por encontrarse ésta en plenas celebraciones, Cuadrado narró a la concurrencia la génesis de la asociación. Ésta se produjo, según contó, en los primeros años de la década de los 2000 “a partir del planteamiento que un grupo de vecinos –entre los que él mismo se encontraba- se hizo en una procesión de un día de San Bartolomé para trabajar por conservar nuestro patrimonio arquitectónico, artístico y cultural” comenzando por promover la restauración de la entonces deteriorada imagen de San Roque, patrón de la villa. Aquel impulso, como explicó el pregonero, desembocó en la creación jurídica de una asociación, ‘Villa de Aldeamayor’, “con cuya denominación quisimos los fundadores hacernos eco de la importancia de ser villa”. A partir de aquí, desglosó Cuadrado alguna de las iniciativas que en estos años ha llevado a cabo el colectivo destacando la edición de una revista, Plaza Mayor, que de manera semestral recoge todo aquello que sobre Aldeamayor y su historia, tradición y cultura se ha trasmitido a través de la tradición oral y que podía perderse por no estar en un soporte material. “Por eso era tan importante –remarcó- contar con una revista que llevara en sus páginas todo ese bagaje cultural acumulado durante siglos en la memoria de nuestras familias”. Ahora que se cumplen los 400 años de la muerte de Cervantes, rescató varios pasajes del Quijote en los que se tocan los conceptos ‘libertad’ y ‘conocimiento’ y lo enlazó con el caso de Aldeamayor al referirse “a la libertad que la concesión del Privilegio de Villazgo supuso para los aldeamayorenses del siglo XVIII y el conocimiento que de ello tenemos actualmente”.

Tras estas palabras, pasó a hablar sobre el homenajeado de la jornada. “Dentro la Asociación, todas las juntas directivas y colaboradores hemos trabajado de forma extraordinaria -afirmó Cuadrado-. Una de las personas que más empeño ha puesto para perpetuar los objetivos culturales de esta asociación ha sido y es Álvaro Sanz. Su talante dialogante, su conocimiento exhaustivo de nuestra historia, su permanente estudio y recopilación documental y su verdadero amor por su pueblo le hacen acreedor de nuestro respeto, de nuestra estima y de nuestro afecto”. Tras reconocerle como una persona que entrega todo de sí mismo “en beneficio de la colectividad” citó algunos de los trabajos que el ‘Premio de Villazgo 2016’ ha elaborado en forma de artículos para Plaza Mayor en la sección ‘Pinceladas históricas de nuestra villa’, o en otras publicaciones como el libro que, en base al material recopilado junto a su hermano Vicente cofundador de la asociación, editó con el hijo de éste Francisco Sanz Martín sobre la historia de la Cofradía de Compasco. Terminó Cuadrado la parte dedicada al elogio del homenajeado recitando un romance escrito por el propio presidente de ‘Villa de Aldeamayor’.

En este punto, y tras la lectura por parte del Secretario del Ayuntamiento Teodoro Sanz Rivas del acta de Pleno por el que se concede el premio a Sanz Ferrero, el alcalde le hizo entrega de una placa donde se reconoce la condecoración.

Álvaro Sanz Ferrero, al inicio de su intervención.

Inició su intervención el galardonado realizando un agradecimiento a los presentes, a quienes le precedieron con sus intervenciones –Celso Prieto y Carlos Cuadrado-, a los miembros de la Junta Directiva y colaboradores de la asociación, tanto pasados y presentes, y a su familia. Aquí tuvo un recuerdo muy emocionado para dos miembros ya desaparecidos: su madre, ‘Quiti’, y su hermano, Vicente que, como ya se ha señalado, fue uno de los promotores y fundadores de la asociación.

Tuvo que recortar su discurso previsto para no alargar en demasía el acto debido a la cantidad de intervinientes, pero sí que lo compartió de manera íntegra con esta redacción por lo que podemos entrar en él de manera más detallada, aunque resumida, que lo que se vivió en directo. Así, el segundo de los apartados en los que estaban divididas sus palabras versaba sobre sus vivencias en Aldeamayor. Citó el momento de su nacimiento en una casa de la Calle de La Iglesia, hoy Jorge Guillén, así como su paso por la escuela de Aldeamayor con referencias a antiguos profesores  e intercalando alguna anécdota de los citados. Finalizó esta parte con recuerdos juveniles de fiestas en el pueblo, estudios en el Instituto de Arrabal y en la Universidad de Valladolid y, por supuesto, con una alusión a su entrada en 2007 en la Asociación ‘Villa de Aldeamayor’. 

A esta última fue a quien dedicó la siguiente parte de su discurso. Haciendo un alegato de lo que es la Cultura, tanto a nivel general como en el ámbito doméstico de Aldeamayor, Sanz Ferrero puso en valor la labor que en fomento de la cultura de la localidad ha realizado la asociación. “Cada vez que cada uno de vosotros, de nosotros, lee un artículo de nuestra revista, ve una foto y reconoce a alguien conocido, se acuerda de un hecho vivido, de una fiesta, de un suceso que lo ha marcado, está alimentando la llama del interés por conocer, por aprender, por convivir y revivir las tradiciones y participando las renueva cada año, cada día y eso nos hace ser un pueblo más grande, más fuerte, más sabio y más culto en definitiva” indicó, tras lo cual hizo un breve repaso de la historia de este colectivo y abogó por un futuro en el que todo vecino del pueblo pueda colaborar con “iniciativa, acción o pensamiento”.

El premiado, en el centro, escoltado por Carlos Cuadrado y los anteriores premios 'Privilegio de Villazgo' Celso Prieto, Felipe Ojero, Luis Antonio Hidalgo y Jaime Bermejo.

Sus últimos párrafos los invirtió en aludir a la trascendencia práctica que para Aldeamayor tuvo la concesión del Privilegio de Villazgo a Aldeamayor. Lo ejemplificó aludiendo a un episodio ocurrido en la ya villa en 1785 cuando una venta “de doce machos cabríos”, desembocó en una disputa y unos altercados. El desenlace de esta cuita demostró que dicho Privilegio no es sólo un documento sino “un conjunto de facultades que hacen que los hombres y mujeres de Aldeamayor resolvieran sus asuntos por sí mismos sin la tutela y control del Señor o Justicia de Portillo” y que el entonces alcalde de Aldeamayor, Lorenzo Sanz, pudiera resolver de forma autónoma y con el apoyo unido y unánime de los vecinos. De ahí que Sanz Ferrero concluyera incidiendo en “que sigamos unidos defendiendo nuestro pueblo, por encima de ideologías y diferencias de criterio, y cuando las haya, pensad, que lo importante es lo que nos une y no lo que nos separa, que agua pasada no mueve molino, y que con un poquito de esfuerzo de todos de la convivencia entre vecinos, visitantes y amigos todos de Aldeamayor un bien precioso”.

Finalizaron sus palabras con un agradecimiento a la corporación municipal por su elección para recibir el premio, señalando “que no creía merecerlo más que otra mucha gente, pues lo único que he hecho es dedicar una parte de mi tiempo y mis energías a hacer algo que me gusta, me motiva y me emociona, que sarna con gusto no pica, y que solamente estoy devolviendo a este pueblo una mínima parte de lo que él, vosotros habéis conseguido que yo sea y os animo a todos a colaborar activamente en la vida y actividades de Aldeamayor, no solo como espectadores, sino haciendo algo, que por pequeña cosa que sea, tened seguro que si contribuimos todos un poquito conseguiremos grandes cosas”. En este punto citó a John Fitzgerald Kennedy, reproduciendo su frase  “Preguntad, no qué puede vuestro país hacer por vosotros; preguntad qué podéis hacer vosotros por vuestro país” con lo que concluyó su intervención.

Finalizado el acto, la sección infantil del grupo de teatro ‘El Llano’ realizó una lectura dramatizada del ‘Manifiesto del Villazgo’.

Actuación de la sección infantil del Grupo de Teatro 'El Llano'. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN ‘VILLA DE ALDEAMAYOR, ÁLVARO SANZ FERRERO, PREMIO PRIVILEGIO DE VILLAZGO 2016  240 AÑOS DE “EL PRIVILEGIO DE VILLAZGO”. ALDEAMAYOR DE SAN MARTÍN  1776- 2016

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar