Ad Clicks : Ad Views :
Home / Sociedad / Un aldeamayorense en la última película de Miguel Ángel Muñoz y Pablo Pujol

Un aldeamayorense en la última película de Miguel Ángel Muñoz y Pablo Pujol

/
  • El joven Javier de la Iglesia ha participado en esta producción como jefe de fotografía
  • Nos habla de su experiencia en este trabajo y de sus expectativas a futuro pero también de sus inicios con una cámara de fotos en su pueblo

Juan J. Villalba Pinilla

El pasado viernes se estrenó en las carteleras patrias En otro lugar. Se trata de una comedia romántica dirigida por Jesús del Cerro y protagonizada por los actores Miguel Ángel Muñoz y Pablo Puyol.

Los tres, director y actores, coincidieron en la serie de primeros de los 2000 Un paso adelante y ahora lo hacen en este film que trata, desde el humor, el neorruralismo así como el triunfo del amor en un entorno idílico como son paisajes cántabros y más concretamente parajes de  las localidades de Esles, Vega de Pas y Liérganes, así como la ciudad de Santander.

Pedro (Miguel Ángel Muñoz) es un joven arquitecto en paro que, estando con su tío Luis (Pablo Puyol), un médico también desempleado, le sorprende la noticia de que su abuelo Paco, a quien no llegó a conocer, ha fallecido. Paco era un reputado arquitecto que emigró a México para hacer fortuna y ha dejado a Pedro en herencia dos vacas y una burra en un pueblo del norte de España. Los dos jóvenes dejan la ciudad para emprender un viaje con la intención de vender los animales, pero las situaciones que les esperan cambiarán sus planes.

Allí, ambos se enamoran del paisaje y de sus gentes y se verán inmersos en un disparatado enredo familiar. Además, durante este viaje Pedro no solo descubre el vínculo profesional que le une a su abuelo, sino también un paraíso inesperado, que le transformará y le hará encontrar el sentido a su vida lejos de la ciudad.

Javier, durante el rodaje, frente al actor  Miguel Ángel Muñoz. (Foto Rubén Aranda).

FOTOGRAFÍA CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN ALDEAMAYOR

La película ha contado con un presupuesto de 2,5 millones de euros y en su equipo, comandando todo lo que a la fotografía se refiere, se encuentra el Javier de la Iglesia, joven de 24 años, y vecino de Aldeamayor durante su infancia y adolescencia  y que hizo sus primeros pinitos con una cámara en esta localidad.

P.: ¿Cómo te llega la oportunidad de trabajar en esta película?

R.: La oportunidad me llega gracias a la productora de la película, Abre Tu Mente, que está vinculada a la escuela de cine donde estudié, la Escuela TAI. Lo más importante es tener a tu lado profesionales que apuesten por ti y con los que puedas crecer de forma conjunta, de esa manera un grupo de compañeros conseguimos empezar a hacer proyectos con la productora hasta poder llegar este día.

P.: Para el que no tenga noción sobre el tema, ¿en qué consiste el trabajo de un director de fotografía?

R.: Pues es muy buena pregunta. Como muchos compañeros de profesión, es un departamento que pasa desapercibido, aunque poco a poco está ganando más visibilidad. Mi trabajo consiste en ser algo así como las gafas del director, ayudarle con su propuesta visual de la película junto a otros departamentos y coordinar la iluminación y todo lo que se refiere a la captación de la imagen con la cámara.

P.: Y en el caso de Cantabria, ¿qué es lo que buscábais en sus localizaciones?

R.: Es un sitio increíble en todos los sentidos. Sus paisajes fueron los principales motivos, pero también la belleza de los pueblos y captar ese espíritu que tienen los cántabros que te hace sentir como en casa. La luz era magnifica y los colores brindaban exactamente el ambiente otoñal que buscábamos. La verdad es que me lo pusieron fácil.

Otro momento del rodaje de ‘En otro lugar’. (Foto Rubén Aranda)

P.: ¿Es tu primera experiencia en el mundo del cine?

R.: No. Actualmente estoy pendiente de que podáis ver otro largo que llevamos a cabo hace años y del cual la pandemia no nos ha dejado disfrutar aun. También trabajo en publicidad y en el mundo del videoclip. Espero también algún día poder enfrentarme a algún proyecto documental, es algo que no he hecho aún y de lo que tengo ganas.

P.: ¿Esperas que no sea la última?

R.: Espero que sea lo primero de muchas cosas buenas y estamos trabajando para que así sea.

P.: Retrocedamos unos años. ¿Cómo y cuándo llega tu primer contacto con la fotografía?

R.: En buena parte esto fue gracias a la Casa de la Cultura de mi pueblo, Aldeamayor de San Martín. Por entonces uno de sus trabajadores, Enrique, o como le llamamos comúnmente, Kike, se preocupó mucho de promover ciertas actividades culturales, entre ellas un taller de televisión y cine. Anteriormente había participado en ese mismo centro en actividades de pintura y teatro, las cuales me ayudaron como primer paso en mi formación audiovisual. En el taller de televisión y cine, algo así como “Aldea TV” conocí al que fue muchos años mi mentor, Miguel Ángel Pascual Estape. De él no solo aprendí técnicas como operador de cámara o las nociones de fotografía básicas sino,  sobre todo, el valor del esfuerzo y de pelear con pasión para poder dedicarme a esta profesión, que es duro y no siempre fácil.

P.: ¿Cuándo y por qué decides que quieres dar el paso y convertir una afición en un posible oficio?

R.: Para mí siempre fue un oficio y lo he entendido así, la verdad. Desde que recuerdo ha sido mi pasión y uno de los principales alicientes por lo que me he animado a estudiar y a formarme desde adolescente.

P.: ¿Y cómo fue ese caminar?

R.: Mi crecimiento se lo debo a la gente que ha estado a mi lado, ya sea ahora o en algún momento y me han acompañado en el camino. Mis padres y mi familia siempre me han apoyado incondicionalmente y nunca les ha parecido una locura que quiera dedicarme a esta profesión. La verdad es que cuando te encuentras tan arropado, todo lo demás se convierte en algo mucho más sencillo de lo que realmente es.

P.: ¿Qué perspectivas de futuro se te abren?

R.: Yo voy a seguir como hasta ahora, con pasión y todo lo que pueda hacer por mi parte para aportar lo máximo en cada uno de los proyectos que haga. Estoy muy feliz de que ya podáis ver la película y aún más feliz de continuar trabajando para que podáis ver muchos más trabajos míos en un futuro.

P.: Vamos a ponernos un poco nostálgicos. ¿Qué recuerdos tienes de Aldeamayor y qué vinculación tienes actualmente con este pueblo?

R.: Como comentaba antes, gracias a mucha gente del pueblo he podido dar mis primeros pasos y crecer como persona y como profesional. Mi familia vive allí y voy con frecuencia. Es mi pueblo y me encantaría que en un futuro por Castilla y León se pueda rodar más y mejor para poder trabajar y contar historias de mi tierra, que al fin y al cabo es lo que mejor conozco.

P.: La última. Si tuvieras plasmar en una imagen la esencia del que ha sido tu pueblo durante varios años, ¿qué foto harías?

R.: Bueno, muchos hablarían del Villazgo o de la Ermita de Nuestra Señora de Compasco pero a mí me interesa más los pinares que rodean nuestra zona y como se ve la Tierra de Pinares al atardecer, creo que es lo más autóctono que hay. Es impagable.

Javier, captando una imagen durante la grabación de esta producción de  Abre Tu Mente. (Foto Rubén Aranda)

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar