Ad Clicks : Ad Views :
Home / Economía / Las ayudas del nuevo marco 2014-2020 garantizarán la competitividad del sector remolachero en Castilla y León

Las ayudas del nuevo marco 2014-2020 garantizarán la competitividad del sector remolachero en Castilla y León

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, se reunió en la mañana del viernes con la dirección de la cooperativa ACOR y las organizaciones profesionales agrarias, y posteriormente visitó el proceso de molturación de la remolacha en la fábrica de Olmedo de esta cooperativa.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

La campaña de remolacha en Castilla y León, iniciada el 6 de octubre con la apertura de la fábrica de ACOR en Olmedo, se ha desarrollado con normalidad, y en este ejercicio los 4.112 productores de este cultivo han incrementado la superficie sembrada en 3.174 hectáreas hasta alcanzar las 26.000 hectáreas en la Comunidad. De esta forma se invierte la tendencia negativa en el descenso de superficie de los dos años anteriores.

Se trata de un incremento significativo, como ha explicado la consejera, dado que esta campaña los productores tenían que superar el hándicap de no contar con la ayuda de la Unión Europea establecida por el abandono de cuota del 50 % y que suponía, de media, más de 6,60 euros por tonelada de remolacha. Este importe ha sido asumido por las empresas azucareras garantizando en la campaña 2014/2015 que está a punto de finalizar unos ingresos (precios, incentivos y ayudas) de al menos 40 euros por tonelada de remolacha.

En cuanto a superficie, Valladolid con 7.994 hectáreas, un 30 % del total, se sitúa como la primera seguida de León con 5.856 hectáreas y un 22 %.

La implantación del cultivo, como ha explicado Silvia Clemente, se ha desarrollado en general con normalidad, ofreciendo los campos una alta densidad de plantas y un estado vegetativo y sanitario adecuado, al que también ha favorecido al final del ciclo un otoño con temperaturas suaves y precipitaciones moderadas y generalizadas.

Estas condiciones favorables en las que se ha desarrollado el cultivo, van a permitir que en esta campaña se alcance un rendimiento medio por hectárea superior a las 107 toneladas de remolacha por hectárea y que podría alcanzar las 110, unos rendimientos récord. Estas cifras, las más altas de Europa, suponen un incremento del 53 % a los rendimientos obtenidos en el año 2000 cuando alcanzaban las 70 t/ha.

La previsión es alcanzar una producción en la zona norte de 3.200.000 toneladas de remolacha, de las cuales aproximadamente 2.800.000 corresponderán a los cultivadores de Castilla y León y el resto a cultivadores del País Vasco, Rioja y Navarra. La producción de estas tres comunidades autónomas se moltura en la fábrica situada en Miranda de Ebro.

La remolacha en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020

La Consejería de Agricultura y Ganadería, consciente de la relevancia de este cultivo, ha incluido en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, dentro de las medidas agroambientales, una ayuda específica para el cultivo sostenible de remolacha azucarera.

Esta ayuda pretende contribuir al mantenimiento de este cultivo fomentando su gestión sostenible y contribuyendo de forma directa a la mitigación del cambio climático, puesto que la remolacha azucarera destaca por ser uno de los cultivos con mayor capacidad de fijación de CO2 atmosférico.

Los perceptores recibirán ente 400 y 450 euros/hectárea, lo que supone que se destinará un total de 10 millones de euros anualmente, convirtiéndose en la medida agroambiental con mayor peso en términos financieros de las ocho medidas previstas en el nuevo marco 2014-2020.

Los requisitos que tiene que cumplir los cultivadores básicamente son: ser titulares de explotaciones agrarias de Castilla y León, disponer de un contrato de suministro con alguna empresa azucarera y disponer de superficie cultivo de remolacha.

Los compromisos que los cultivadores deben cumplir son: rellenar el cuaderno agroambiental de la explotación, rotar la remolacha una vez cada cuatro o más años, gestionar la explotación de forma sostenible (fitosanitarios, maquinaria, riego, formación, etc.), realizar análisis de suelo para ajustar el abonado e incorporar al suelo las hojas y restos de remolacha.

La Junta de Castilla y León, como ha explicado la consejera, publicará en los próximos días de este mes la orden de convocatoria de esta ayuda en la que se establecerá el plazo para que los cultivadores de remolacha puedan solicitar la incorporación a la medida agroambiental durante cinco años de compromiso.

La remolacha en la nueva PAC

En el modelo de aplicación de la PAC en España, dentro de las denominadas ayudas asociadas, contempla una nueva ayuda a partir de este año al cultivo de remolacha amparada por un contrato para la producción de azúcar. El importe de la ayuda se configura como un importe por hectárea independiente del rendimiento de remolacha que el productor obtenga si bien las ayudas se distribuyen en la zona norte y zona sur, en una proporción de 1 a 0.7 respectivamente.

En Castilla y León el importe por hectárea será cercano a los 500 euros. En total, los cultivadores de remolacha de la Comunidad podrán recibir anualmente, a partir de 2015 y hasta 2019, aproximadamente 13 millones de euros.

Campaña 2015 – 2016

Las organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG y UPA, la Confederación Nacional de Cultivadores de Remolacha y Caña (CNCRCA), y la empresa Azucarera Iberia suscribían, el pasado 30 de diciembre de 2014, el Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) para el sector remolachero a nivel nacional. Fruto de este compromiso se establece un precio base garantizado por la industria y diversas primas que pueden percibir los agricultores, por cercanía a la fábrica y en función del precio del azúcar en el mercado internacional.

Previamente el consejo rector de ACOR había tomado una decisión similar aprobando una marco de estabilidad en los ingresos que percibirán los remolacheros en los próximos años, cuestión nada fácil en un contexto de desaparición de las cuotas en 2017 y en una situación de excedentes de azúcar con una tendencia de precios a la baja para este producto.

Estos acuerdos junto con las ayudas recogidas en el Programa de Desarrollo Rural y en la nueva PAC supone que los productores de remolacha de la Comunidad tendrán una estabilidad en sus ingresos por la venta de su producción y podrán alcanzar un precio entorno a los 42 euros por tonelada en la Comunidad.

Remolacha, sector estratégico

El pasado mes de diciembre, la Consejería de Agricultura y Ganadería presentó ‘Agrohorizonte 2020’ la estrategia global para el sector agrario en Castilla y León en el nuevo marco 2014-2020. El objetivo de este programa es aprovechar las estructuras de las que se ha ido dotando al sector en los últimos años para consolidar y potenciar su productividad, competitividad y capacidad de aportar crecimiento, riqueza y empleo en la Comunidad.

Se han seleccionado siete subsectores estratégicos -vacuno de leche, ovino, remolacha, ibérico, cultivos herbáceos de alto valor añadido, cultivos hortofrutícolas y patata, y vino- para basar en ellos la proyección del sector.

El desarrollo de 'Agrohorizonte 2020' es la organización de distintas jornadas de trabajo en las que el protagonista será cada uno de los siete sectores estratégicos y en las que participarán representantes de todo el sector. La primera se celebrará el próximo 21 de enero en Ávila y se dedicará al cultivo de la remolacha.

Ante la desaparición del régimen de cuotas de producción en este sector, el escenario va a volverse más competitivo por lo que va a ser necesario dotar a los agricultores de herramientas que garanticen el posicionamiento y el crecimiento sostenible de este sector en Castilla y León. Para ello, es preciso seguir estableciendo medidas de apoyo a este sector y estas saldrán del debate que se realizará en el marco de esta jornada.

ACOR

La Sociedad Cooperativa General Agropecuaria ACOR fue fundada en 1962 con el objetivo de que fueran los propios agricultores quienes pudiesen transformar, en las fábricas de la cooperativa, sus producciones agrarias percibiendo así el valor añadido obtenido por este proceso.

Desde septiembre de 2008, la Cooperativa ACOR cuenta con los siguientes centros productivos: una fábrica azucarera en Olmedo (Valladolid), la más moderna y mayor azucarera de España, con una capacidad de molturación de hasta 12.000 toneladas de remolacha al día. A partir de la campaña 2008-09, esta fábrica tiene una cuota de producción de 120.000 t/año de azúcar blanco que constituye la actual cuota azucarera de ACOR, pero en la campaña 2014-2015 ha sido capaz de obtener más de 160.000 toneladas en aproximadamente 110 de molturación, lo que supone haber alcanzado las cifras óptimas de su capacidad.

Además cuenta con una instalación de producción de melazas enriquecidas destinadas a la alimentación animal liquida, situada dentro del recinto de la azucarera de Olmedo. La planta tiene previsto producir unas 65.000 t/año de este tipo de melazas enriquecidas.

También tiene una planta de tratamiento de aceites y oleaginosas, también situada en Olmedo, junto a la azucarera. Esta fábrica incluye: una planta extractora de semillas oleaginosas, con una capacidad de proceso de 500 t/día de semillas de girasol y colza (165.000 toneladas anuales), una planta de refinado de aceite para la producción de biodiesel y/o aceite de calidad alimentaria, con una capacidad de producción de 300 t/día (100.000 toneladas anuales) y una planta de cogeneración eléctrica con turbogenerador a gas de una potencia eléctrica de 5,7 MW. Además, disponen de un parque solar fotovoltaico con una potencia instalada de 3,24 Mw, situado en Tordesillas (Valladolid).

En la actualidad ACOR cuenta con 5.143 socios agricultores, una plantilla de 514 empleos directos a los que se unen 2.500 indirectos en el ámbito agrario e industrial, y una facturación que el pasado año los 170,4 millones de euros.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar