Ad Clicks : Ad Views :
Home / Fiestas y Tradiciones / La tradición de correr las castañas se cumple un año más en Portillo

La tradición de correr las castañas se cumple un año más en Portillo

Cientos de personas, niños y adultos, se dieron cita ayer en la Plaza del Ayuntamiento para cumplir con una tradición que se repite en la localidad desde hace décadas todos los 5 de enero como preludio a la noche de Reyes Magos.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Como cada víspera de Reyes Magos, y unas horas antes de que Melchor, Gaspar y Baltasar recorrieran las calles de los dos distritos de la localidad en las tradicionales cabalgatas, la Plaza de San Juan Evangelista se llenó de público –niños  y grandes- para vivir uno de los momentos más especiales y entrañable de la Navidad en el pueblo: la hora de “correr las castañas’. Se trata de una tradición que tiene sus orígenes hace décadas, que durante unos años se perdió, y que en la década de los 80 fue recuperada por las asociaciones del municipio. A juzgar por la capacidad de convocatoria del evento todo parece indicar que actualmente goza de una salud envidiable.

Aunque el paso de los años ha variado alguna de sus características originales, lo que no ha variado un ápice es la ilusión con la que jóvenes y mayores viven el momento: ya no hay toque de campanas –a las tres de la tarde del día 5 de enero- que marque el inicio de la celebración sino que año tras año se anuncia en los programas navideños con lo que quien más y quien menos conocen la hora y el lugar marcados para comenzar a correr las castañas; no son las casas del secretario, del médico, del veterinario o el mismísimo cuartel de la Guardia Civil los puntos donde unos y otros se van dirigiendo sino que se han sustituido por el Ayuntamiento, los domicilios del alcalde, de los concejales y la sede de alguna asociación y lo que es más importante, ya no son castañas las que se arrojan desde los balcones de estos edificios sino que son caramelos y chucherías –más propios del siglo XXI- los que caen desde las alturas para deleite de niños, niñas y algún que otro padre. Pese a estos cambios, la ilusión de los cientos de almas que se congregan frente a la Casa Consistorial para vivir este momento de las navidades siguen intactas ya sean niños que corren sus primeras castañas o los mayores que les acompañan y que ya corrieron muchas años atrás.

Por eso, minutos antes de las tres de la tarde de ayer lunes cientos de vecinos se iban agolpando frente a la fachada principal del Ayuntamiento en espera de que se abrieran las puertas del balcón y de ellas surgieran el alcalde junto a varios concejales y trabajadores municipales y comenzaran a arrojar golosinas. Con este punto de partida y durante más de una hora todos los presentes fueron trasladándose de un punto a otro del Distrito 2 y visitando los domicilios de los concejales Jorge López, Bienvenido Llorente,  Paco Baticón, Carlos Gómez, José Luis Serna, Celia Gutiérrez y del alcalde, Pedro Alonso Martín, así como las sedes del Club Deportivo Portillo y de la Asociación de Amas de Casa “El Tomillo” en busca de las “castañas” que salían despedidas de pórticos, ventanas o balcones.

Dada la cantidad de material que se arroja desde los distintos puntos, quien más y quien menos regresó a casa con una bolsa bien surtida de chucherías.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar