Ad Clicks : Ad Views :
Home / Economía / La Junta apoya las inversiones en las industrias agroalimentarias que creen empleo

La Junta apoya las inversiones en las industrias agroalimentarias que creen empleo

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha señalado durante la clausura de la jornada `La Ley de la Cadena Alimentaria, su impacto en Castilla y León’, organizada por Vitartis, que la Junta ha prestado, desde el 2007, apoyo económico a 1.583 empresas agroalimentarias por un importe total de 760 millones de euros.

Pueblosycomarcas.com

La actividad agraria y su industria agroalimentaria constituyen la principal actividad económica en la mayor parte de las zonas rurales de Castilla y León. El sector agrario y la industria agroalimentaria de la Comunidad aportan, de manera conjunta, cerca del 11 % de su riqueza más del doble de su valor que la media nacional y casi cuatro veces el peso en la Unión Europea.

La industria agroalimentaria de Castilla y León engloba a 3.073 empresas cuya cifra de negocios alcanza los 10.100 millones de euros, lo que supone el 27,5 % de la cifra de negocio de todo el sector industrial lo que la sitúa entre las tres primeras comunidades autónomas en producción de alimentos de España.

En lo que se refiere al terreno laboral, la industria agroalimentaria regional ha experimentado un incremento del número de empleados del 20 % en la última década alcanzando la cifra de 35.476 empleos.

Apoyo al sector agroalimentario desde el 2007

Dada la relevancia de la agroalimentación de la Comunidad, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha apoyado a este sector a través de tres destacadas medidas:

En primer lugar, apoyando la Inversión Productiva y a la I+D+i. El Gobierno autonómico ha mantenido diversas líneas de ayuda con las que se ha apoyado la adquisición de tecnología y la mejora de la productividad de las empresas agroalimentarias. En total se han concedido ayudas por 495 millones de euros para una inversión de 2.200 millones de euros, con las que se ha contribuido a la creación de 4.480 empleos nuevos.

Además, se ha facilitado Facilitar el acceso a la financiación. El sector agroalimentario ha tenido, motivada por la crisis del sistema financiero, dificultades en el acceso a la financiación. Estas circunstancias junto a unas mayores exigencias de las entidades de crédito han supuesto que las industrias agroalimentarias hayan tenido serias dificultades para contar con la financiación necesaria para el mantenimiento de su actividad.

Para resolver el acceso al crédito, en el año 2010, la Consejería de Agricultura y Ganadería creó una línea de préstamos a la industria agroalimentaria que garantizan la liquidez necesaria a las empresas y el apoyo a nuevas inversiones. Entre las modalidades de préstamos que se han concedido destacan: refinanciación de deuda, pago a proveedores, I+D+i, inversión, y circulante.

Estas líneas de préstamos, pionera en España al ser Castilla y León la única Comunidad Autónoma que ha ofrecido este tipo de financiación, cuenta, desde el año 2013, con una ventaja financiera muy significativa al haber obtenido financiación la Consejería de Agricultura y Ganadería a través del Banco Europeo de Inversiones con unas condiciones muy favorables que han beneficiado a las empresas.

Los criterios de selección y valoración de la convocatoria han sido, principalmente, la creación de empleo, en particular el empleo joven, la ubicación del centro productivo en núcleos rurales con menos de 10.000 habitantes y tener formalizados contratos con los agricultores y ganaderos.

A través de estas ayudas, en el periodo 2010-2014, se han concedido préstamos a 132 empresas agroalimentarias por 231 millones de euros, lo que ha permitido crear 500 nuevos puestos de trabajo.

La Junta también ha apoyado la internacionalización del vino dada la relevancia de este sector apoyando a la internacionalización del sector del vino. Dada su relevancia , su prestigio internacional, y su vocación exportadora, el Gobierno autonómico contribuye a la salida a los mercados exteriores mediante las ayudas recogidas en la Organización Común de Mercado para la promoción del vino en terceros países con el fin de incrementar cuota de mercado en países de fuera de la Unión Europea.

Por otro lado, en el periodo 2009-2015 se han apoyado en Castilla y León programas de promoción en terceros países de 228 bodegas de la Comunidad con una inversión total de 68,5 millones de euros, que han recibido un apoyo público de 34,2 millones de euros.

A través de las líneas expuestas se ha facilitado apoyo financiero o concedido ayudas directas a 1.583 empresas con un importe global de 760 millones de euros lo que ha permitido generar una inversión total en el sector de mas de 2.250 millones de euros y la creación de 4.980 nuevos empleos en la agroalimentación de Castilla y León.

Apoyo al sector agroalimentario 2014-2020

La Junta de Castilla y León convocará este mes de mayo, mediante la publicación de la orden en el Boletín Oficial de la Comunidad, las ayudas, con una dotación de 50 millones de euros, a la inversión productiva de las industrias agroalimentarias, recogidas en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020.

Para tener acceso a estas ayudas, a fondo perdido, la sociedad debe crear 10 puestos de trabajo, en cualquier de estos supuestos: por creación directa, mediante empleos de otras empresas que estuvieran en crisis, o, por reincorporación de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo de carácter suspensivo por existencia de fuerza mayor.

La ayuda variará entre 20.000 y 40.000 euros por puesto de trabajo creado, en función de la ubicación de la inversión, excepto en la provincia de Soria, donde se podría duplicar. El Gobierno autonómico también seguirá apoyando la I+D+i de las industrias agroalimentarias ya que el sector agrario y agroalimentario contará, hasta el 2020, con una dotación de 70 millones de euros para innovación.

Además, como novedad, en el período 2014-2020, se pondrá en marcha, a través del Programa de Desarrollo Rural, un mecanismo de apoyo financiero reembolsable al sector agroalimentario y que puede adoptar la forma de capital riesgo, garantías, microcréditos, o préstamos. La ayuda podrá incluir inversiones en activos así como inyección de circulante. Este instrumento financiero de apoyo al sector agroalimentario, que se desarrollará en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones, permitirá a las empresas agroalimentarias de Castilla y León acceder a préstamos y ayudas reembolsables por 260 millones de euros.

Futura Alimenta

Dada la relevancia del sector agroalimentario, el Gobierno autonómico ha puesto en marcha, el pasado mes de junio, ‘Futura Alimenta Castilla y León 2014-2017’, la Estrategia Autonómica de Apoyo Integral al Sector Agroalimentario.

Los objetivos fijados dentro de esta estrategia, dotada con 393 millones de euros, de cara al futuro del sector agroalimentario son: Apoyar la creación de empleo; Incremento del importe neto de la cifra de negocios hasta superar los 11.000 millones de euros; Aumento en un 15% el valor de las exportaciones; E inyectar financiación al sector por importe superior a los 280 millones de euros.

La internacionalización, como se destaca en Futura Alimenta, es clave para el desarrollo del sector agroalimentario de Castilla y León. Por ese motivo, la Junta de Castilla y León, en colaboración con AECOC, va a poner en marcha una serie de medidas que faciliten el acceso de las industrias a los mercados exteriores. Se trata de ayudar a las empresas en su proceso de internacionalización aportándoles metodología, conocimiento y punto de encuentro, con el objetivo de contribuir a que sean más eficientes en sus propuestas comerciales a nivel internacional, orientándolas al comprador de su categoría en un determinado país o mercado de destino.

Los servicios en origen que se van a poner en marcha son entre otro, la orientación a la internacionalización: jornadas de trabajo, conducidas por profesionales en activo con experiencia en la exportación, destinadas a ayudar a aquellas empresas que aún no se han lanzado al proceso de internacionalización y obtener aprendizajes de terceros que ya han iniciado ese camino- También se incluirá la introducción a los mercados: sesiones para un grupo limitado de empresas de un mismo sector con un interés en un país concreto. Con esta línea de trabajo se trata de dotar a las empresas del asesoramiento previo necesario para adaptar sus propuestas comerciales al mercado objetivo y poder realizar planes de acción concretos.

Los servicios en destino que se ofrecerán son: informes de mercado y análisis de categorías en el mercado destino que permitirán conocer el comercio objetivo y cómo se trabajan en el punto de venta las distintas categorías de producto y presentaciones comerciales ayudando a las empresas a la hora de abordar nuevos mercados

Medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria

Además del apoyo económico el Gobierno autonómico ha previsto una serie de medidas para apoyar la industria agroalimentaria y en especial para reducir los actuales desequilibrios en esta cadena de valor.

La Ley Agraria, aprobada por consenso del Parlamento Autonómico el 20 de marzo del 2014, establece a través del título `La comercialización de la producción agraria´, estructurado en 18 artículos, una serie de herramientas que se van a poner en marcha para mejorar el equilibro en la cadena de valor.

Entre ellas se encuentra la creación del Registro de Mercados de Productos Agrarios de Castilla y León, un registro administrativo de carácter público en el que se inscribirán obligatoriamente todos los mercados de productos agrarios de la Comunidad. Se trata de dar un marco legal a los mercados de productos en origen (lonjas) para facilitar y fomentar las operaciones de compra y venta de productos agrarios, garantizando la transparencia en la formación de los precios agrarios.

Además, se promoverá la inclusión de cláusulas en los contratos agrarios, que permita la resolución de las controversias que pudieran originarse en el cumplimiento de los contratos mediante fórmulas alternativas como el arbitraje o la mediación.

Por otro lado se llevará a cabo la creación de la Junta de Arbitraje y Mediación para los contratos agrarios, como órgano colegiado adscrito a la Consejería con competencias para ejercer las funciones de arbitraje y mediación dirigidas a la resolución de las cuestiones litigiosas relacionadas con la aplicación de los mismos.

Además se incluirá el defensor de la cadena alimentaria. Se trata de una nueva figura, adscrita a la Consejería de Agricultura y Ganadería, cuyo principal objetivo será el de controlar y denunciar las posibles prácticas abusivas y la emisión de dictámenes sobre cualquier cuestión relativa a las relaciones contractuales entre productores y compradores. Podrá elevar a los órganos que corresponda las recomendaciones que estime oportunas relacionadas con las materias de su competencia y velará por el mantenimiento de un precio que cubra al menos los costes de producción, como garantía del equilibrio de las partes contratantes.

Las organizaciones interprofesionales agroalimentarias. Se configuran como órganos de coordinación y colaboración de los distintos sectores del sistema agroalimentario, abarcando por tanto la producción, la transformación y en su caso su comercialización y distribución, y contribuye de este modo a la ordenación y mejora de la oferta de productos agroalimentarios.

Además, la Consejería de Agricultura y Ganadería con el objetivo de mejorar el equilibrio de la distribución de costes y beneficios en la cadena de valor de los productos agroalimentarios ha puesto en marcha distintas mesas sectoriales (del sector ovino de leche de Castilla y León, de la Leche de Vacuno, de la Patata, y del Ibérico de Castilla y León) para analizar la situación de esos sectores y las relaciones entre los distintos agentes de la cadena de valor.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar