Ad Clicks : Ad Views :
Home / Tierra de Pinares / EL PLENO DE ALDEAMAYOR APRUEBA INICIALMENTE EL PLAN PARCIAL ‘CIUDAD DEL BIENESTAR Y LA SALUD’

EL PLENO DE ALDEAMAYOR APRUEBA INICIALMENTE EL PLAN PARCIAL ‘CIUDAD DEL BIENESTAR Y LA SALUD’

Con los votos a favor de todos los concejales excepto el edil de CI-CCD, que votó en contra, y de la concejal no adscrita, que no participó en el desarrollo de este asunto
Este plan parcial incluye la construcción de 1.441 viviendas y de dotaciones asistenciales, hosteleras y de ocio entre otras

Imagen del pleno celebrado ayer.

Juan José Villalba Pinilla@Juanillo_v_p

Tras el cumplimiento del periodo de exposición pública, ayer se celebró un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín en el que se sometió a debate para su aprobación inicial, la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana con ordenación detallada del sector SUD 17 de Aldeamayor ‘Ciudad del Bienestar y la Salud’ tendente a dar cabida en el ordenamiento urbanístico de la localidad este Plan Parcial.

Con esta denominación se designa al nuevo plan parcial –presentado en el Ayuntamiento en febrero de 2016- que viene a sustituir al extinto Plan Parcial ‘Camino de Santa María’ que tras batallas legales entre los promotores –Junta de Compensación Camino de Santa María- y los tribunales de Justicia pasó a mejor vida de manera definitiva en diciembre de 2015 cuando el Tribunal Supremo confirmó la sentencia de 4 de diciembre de 2013 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León que anulaba el acuerdo de la Comisión Territorial de Urbanismo de Valladolid de 30 de junio de 2009.

Leídos un sinfín de antecedentes, legislación aplicable y acuerdo de pleno por el secretario de la corporación, y antes de dar paso a la votación, se abrió un turno de intervenciones para los distintos grupos.

El portavoz del PP, Jacob Bermejo, justificó el voto favorable de su grupo para “dar una segunda oportunidad” a un sector por cuyo desarrollo ya apostaron durante la tramitación del Plan Parcial Camino Santa María criticando incluso al equipo de gobierno anterior “por no defender los intereses del municipio” recurriendo la sentencia del TSJCyL.

El portavoz de CI-CCD Félix Calleja basó su ‘no’ al proyecto en varios aspectos: cantidad de alegaciones que ha tenido –hasta 14- de grupos ecologistas, diferentes asociaciones y particulares; no ve la necesidad de construir casi 1.500 viviendas más “teniendo en cuenta que con la documentación de dicho expediente se reconoce que ahora mismo la urbanización Aldeamayor Golf está a un 72% total de construcción y que el Soto está a un 52%”; considera que “hubiera sido necesario un informe de los técnicos municipales sobre este plan, por lo menos para conocer su opinión y así tener un juicio de valor más amplio; estima que si se hace hoy la aprobación inicial de la modificación del plan general de ordenación urbana esto “a partir de ahora si compromete al ayuntamiento, ya que si el ayuntamiento decidiera revocar este acuerdo, solo se podría cambiar pero pagando dinero de las arcas municipales, ya que podrían pedir al ayuntamiento responsabilidad patrimonial por cambiar de criterio”; cree que “hay tanta prisa de los promotores en que esto salga adelante, ni más ni menos por la modificación reciente de la Ley de Urbanismo que establece que  en octubre del año 2018 serán todos los suelos rústicos que no se hayan urbanizado”; considerando “todos los problemas que hay con el agua en El Soto principalmente en la época estival” tiene “serias dudas, si con esta modificación y el plan se desarrollara, no tendríamos incluso problemas de abastecimiento de agua ya que en la documentación no está nada claro”; y finalmente hay poca credibilidad en este plan cuando “uno de los principales promotores ha sido incapaz de cumplir con uno de sus compromisos con los vecinos de Aldeamayor Golf, ya que incluso en años de bonanza, han sido incapaces de desarrollar la zona comercial que tanto anunciaron”.

La última en intervenir fue la concejala del grupo Ciudadanos Raquel Martínez quien para definir su voto preguntó si en caso de que el proyecto no saliera para adelante eso repercutiría en el Ayuntamiento y si hay garantías de que los promotores van a construir todo las dotaciones sanitarias y de servicios que figuran o eso puede quedar en agua de borrajas y construir sólo las viviendas. Respecto a la primera cuestión el alcalde, Fernando de la Cal, le respondió que su intención es que los propietarios de los terrenos firmen un compromiso para “que en caso de que no saliera adelante la Ciudad del Bienestar no pudieran reclamar nada relacionado con el antiguo Plan Camino Santa María”; respecto a la segunda el máximo regidor municipal explicó que garantías no hay ninguna pero “en el convenio habrá que dejar claro cuáles son las fases para no dejar construir las 1.400 viviendas sin que haya nada más. El proyecto de ejecución está dividido en cuatro fases y en cada una aparece un número de viviendas pero habrá que exigirles algo. El trámite de hoy sólo implica echar a andar”.  

Finalmente el acuerdo fue aprobado con los votos a favor de los concejales del PSOE Fernando de la Cal, Virginia Almanza y Juan Carlos Olmedo, de IU Antonio Lambás, de ‘Somos Aldeamayor’ Jesús Ángel Martín, del PP Jacob Bermejo, Abilio Ojero y Fco. Javier Montes, y de Ciudadanos Raquel Martínez. El concejal de CI-CCD, Félix Calleja, votó en contra, y la edil no adscrita Ana Belén Blanco Gallo declinó formar parte del debate y en la votación por tener intereses en el sector. A partir de ahora, tras esta aprobación inicial, se abre un periodo de dos meses de exposición pública.

Ya después del pleno, en declaraciones a esta redacción, el alcalde afirmaba que su apuesta por este nuevo plan viene justificada por “la cantidad de empleo y de ingresos por IBI u otros conceptos” que el desarrollo del proyecto puede generar. De la Cal, como dejó atisbar durante la sesión, quiere llegar a un convenio con los promotores mayoritarios para, en el caso de que este Plan Parcial no saliera adelante, no reclamen las cantidades económicas pagadas en concepto de IBI Urbana durante la tramitación del Plan Parcial Camino Santamaría “lo que supondría un grave perjuicio a las arcas municipales”. De este hipotético convenio quedarían excluidos los propietarios minoritarios a quienes si el plan no se desarrollara sí que se les devolverían esas cantidades, pues “no se les quiere perjudicar”.

Similares razonamientos da para su apoyo al plan el edil de Izquierda Unida, Antonio Lambás, quien además considera importante que “se haya reducido el número de viviendas” que contempla este nuevo desarrollo. Afirma el concejal haber intercambiado opiniones con Ecologistas en Acción, con los que dice no estar de acuerdo en este caso puesto “que ellos no quieren que se construya nada”. Valorando esa bajada del número de viviendas y el desarrollo que puede suponer este plan para el pueblo, Lambás ha decidido votar a favor de este proyecto “que si se hiciera realidad sería fantástico para la localidad en varios aspectos pero sobre todo en puestos de trabajo”.

En el patio de butacas se encontraba el promotor del SUD 18 “Camino de La Pedraja” quien entregó un escrito a los concejales en los que considera como “manifiestamente ilegal” el acuerdo adoptado sobre el SUD 17 y advierte de las “consecuencias jurídicas” que el voto favorable puede reportar a los concejales que hayan votado favorablemente.

Frente a Camino Santamaría, que preveía la construcción de 4.969 viviendas entre el casco urbano y la urbanización Aldeamayor Golf sobre 300 hectáreas, esta ‘Ciudad del Bienestar y la Salud’ contempla un conjunto de actividades empresariales que tiene como fin la dotación de equipamientos y actividades relacionadas con el bienestar, la medicina, la tutela y la salud y que estarán acompañados de otros usos complementarios como el administrativo, hostelero, hospedaje o residencial con la construcción de 1.441 viviendas en vez de esas 4.969 previstas en su antecesor.

Si atendemos a lo que afirma el Proyecto, que estima la creación de 6.530 a 9.762 empleos directos que podrían convertirse en más de 13.000 indirectos, los promotores prevén que los trabajadores de esta Ciudad del Bienestar y la Salud pudiesen demandar entre las entre 3.648 y 4.087 viviendas “en otros sectores SUNC y SUD – muchos de ellos aun sin planeamiento de desarrollo aprobado- incluidos en el PGOU y de las parcelas incluidas dentro del suelo urbano consolidado aun no edificadas”.

CONTENIDO DEL NUEVO PLAN PARCIAL

El pilar básico sobre los que se sustenta el nuevo enfoque del cambio de uso global son los servicios asistenciales; en especial los relacionados con la salud privada. Sin embargo, conforme al compromiso de dotar al proyecto de una mayor flexibilidad que favorezca su viabilidad, la memoria del proyecto también indica que unos usos relacionados con los servicios preventivos.

De forma general en el sector podrían estar integrados servicios prestatarios asistenciales y preventivos, como: servicios vinculados a personas con demandas o mayores (residencias, centros de día, apartamentos tutelados, clínicas especializadas, administración o empresas especializadas en el sector de la geriatría); prestaciones de salud privada en su mayor parte integrados por centros asistenciales que acogerían las demandas del sector; actividades destinadas al wellness y la belleza, entre las que se incluyen, la mejora de la actividad física, la prevención de enfermedades (actividades deportivas, balnearios, clínicas de medicina, centros de masaje, departamentos de belleza de empresas dedicadas al tratamiento de la imagen personal integral u hospitales); complejos relacionados con el sector del turismo sanitario; principalmente europeo; dotación industrial y logística vinculada a empresas especializadas en el sector de la belleza, el cuidado, la higiene y el aseo, instituciones relacionadas con la salud y la Universidad, amplias zonas de paseo y disfrute (zonas verdes); dotación de alojamientos temporales y servicios de restauración y ocio. De gran impacto, sobre todo para acoger a los acompañantes de las personas en tratamiento y al personal y viviendas vinculadas a los trabajadores de la salud y sus empresas.

El desarrollo del Proyecto completo supondría, según los datos aportados por la asociación promotora, la ejecución de inversiones directas estimadas por importe de 1.479 a 1.610 millones de euros, equivalente a un rango del 2,7 al 2,9% del PIB de Castilla y León en 2015 (del 12 al 13% del PIB de Valladolid en 2015). En términos de inversión inducida se estima supondría 2.381 a 2.729 millones de euros.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar