Ad Clicks : Ad Views :
Home / Toros / Deslavazado y muy entretenido el encierro campero de ayer en Portillo

Deslavazado y muy entretenido el encierro campero de ayer en Portillo

/

Ninguno de los cuatro novillos entró en las calles del recorrido urbano del encierro. Uno de los astados se separó de la manada nada más empezar el festejo y otro logró llegar hasta la Palloza de Aldeamayor de San Martín. Los camperos de Portillo vuelven a su horario normal y a las diez de esta mañana tendrá lugar el quinto. 

Juan J. Villalba Pinilla

No decepcionó el cuarto encierro campero de las fiestas patronales de Portillo. Como suele ser habitual, cuando se trata de la suelta vespertina, había una mayor afluencia de público y de caballos que en los tres festejos precedentes. Aún así quedó demostrado que no por mayor número de jinetes el encierro tiene que ser más ordenado y desarrollarse conforme a lo que la teoría dice, sino todo lo contrario.

A las cinco de la tarde se abrían las puertas de los corrales del Comeso y de ellos salían la parada de bueyes y cuatro toros, dos de capa negra, uno colorado y otro muy hermoso blanco con pintas. Este último se separó de la manada rápidamente y con un grupo de caballistas realizó un trayecto campo a través hasta situarse en las tierras próximas a la antigua carretera de Segovia, hoy convertida en vía de acceso desde la Autovía de Pinares al casco de Arrabal de Portillo. A fuerza de que varios jinetes, entre los que estaba el director de campo,Pedro Caminero, lo citaran una y otra vez el animal fue moviéndose progresivamente hasta llegar a la curva de Santo Domingo. Desde allí, y al trote junto con los caballos, entró en la Explanada donde permanecería hasta que horas después fue reducido por las fuerzas vivas del Ayuntamiento.

Los tres toros restantes y los mansos, que realizaron el recorrido de la manera ortodoxa, tardaron más de media hora en hacer acto de presencia en la curva de Santo Domingo desde donde a galope y arreados por las picas de los jinetes entraban en la Explanada ante la atenta mirada de los cientos y cientos de aficionados que se encontraban en la zona de la gasolinera. Minutos después uno de esos tres novillos, de pelaje negro, se daba la vuelta y aprovechaba la falda del monte para salir disparado en sentido contrario alcanzando las tierras frente a la cuesta del Sombrío. Al ‘trote marranero’, sin ningún caballo que lo acompañara y sin más perseguidores que unos pocos vehículos, incluido alguno de la Guardia Civil, fue ganando terreno hasta llegarse a la Palloza de Aldeamayor de San Martín. Finalmente, en torno a las siete menos veinte de la tarde, era introducido en la jaula adosada al tractor municipal que tanto uso se está dando en los últimos años no sólo en Portillo sino en varios pueblos de la comarca.

Mientras tanto en la Explanada continuaban un toro negro, que permaneció en la ladera frente a las primeras casas de Arrabal de Portillo y que no se movería hasta que los efectivos municipales le atraparon, y uno rojo que sin duda fue el que más animó la tarde. El de capa colorada bajó a la carretera recorriéndola hasta más allá de la zona del tanatorio, se dió la vuelta sentido Arrabal, causó momentos de tensión y pánico en la zona de la gasolinera, se llegó hasta la valla de la carretera de La Pedraja, donde trambién provocó unos momentos de intertidumbre entre las decenas de almas agolpadas, y finalmente se situó en la zona del antiguo Bar Gascón donde fue inmovilizado por los efectivos municipales en pasadas las siete de la tarde.

Los camperos de Portillo vuelven a su horario normal y a las diez de esta mañana tendrá lugar el quinto. 

Los hombres de Tano, operarios municipales, tras abrir las vallas una vez finalizado el festejo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar