Ad Clicks : Ad Views :
Home / Historia y Efemérides / Miguel Delibes -un centenario “eco”. (Miguel Delibes Setién, *Valladolid 17 de octubre de 1920; +12 de marzo de 2010)

Miguel Delibes -un centenario “eco”. (Miguel Delibes Setién, *Valladolid 17 de octubre de 1920; +12 de marzo de 2010)

Desde el pasado 1 de julio, y hasta el 30 de junio de 2021, se viene celebrando el centenario del nacimiento de Miguel Delibes, que el Ministerio de Cultura ha declarado como acontecimiento de excepcional interés público

La Ruta Delibes a su paso por Viana de Cega.

Celso Prieto Bermejo. (Con mi agradecimiento a José Luis E. Hernández Gómez por sus consejos y a Jaime Baena Martín por las fotografías; Valladolid, 17 de octubre 2019).

Hoy, 17 de octubre, hubiera cumplido noventa y nueve años Don Miguel Delibes. Con este motivo queremos recordar la importancia que tendrá en el próximo año la celebración del centenario de su nacimiento con numerosas actividades para dar a conocer mejor su obra y su persona.

Desde el pasado 1 de julio, y hasta el 30 de junio de 2021, se viene celebrando el centenario del nacimiento de Miguel Delibes, que el Ministerio de Cultura ha declarado como acontecimiento de excepcional interés público. Para ello publicó en el BOE algunas normas y una disposición con los beneficios fiscales “aplicables al Programa «Centenario Delibes». En ella dispone: Uno. El Programa «Centenario Delibes» tendrá la consideración de acontecimiento de excepcional interés público a efectos de lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo. Dos. La duración del programa de apoyo será desde el 1 de julio de 2019 hasta el 30 de junio de 2021. Tres. La certificación de la adecuación de los gastos realizados a los objetivos y planes del programa se efectuará en conformidad con lo dispuesto en la citada Ley 49/2002. Cuatro. Las actuaciones a realizar serán las que aseguren el adecuado desarrollo del acontecimiento. El desarrollo y concreción en planes y programas de actividades específicas se realizará por el órgano competente en conformidad con lo dispuesto en la Ley 49/2002. Cinco. Los beneficios fiscales de este programa serán los máximos establecidos en el artículo 27.3 de la Ley 49/2002”.

Todas las instituciones implicadas en la organización de actos y eventos con este motivo ya van dando a conocer detalles de conferencias, exposiciones y actividades diversas. Con este comentario, desde estas páginas de “pueblosycomarcas.com”, sólo pretendo dar a conocer este acontecimiento e incitar -a quien corresponda en Aldeamayor- a organizar, durante estos dos años, actividades que fomenten el conocimiento de la persona y la obra de don Miguel Delibes, que tan cerca se sintió del mundo rural de Castilla y que describe nuestro pequeño mundo de hace más de cincuenta años.

Ruta Delibes en Zaratán.

He subtitulado este trabajo como un centenario “ECO” y me explico:

ECO, viene de la palabra griega oikós (hogar, familia). Conjunto socio económico que gestiona todas sus relaciones entre sí y con los demás grupos. Constituye el universo afectivo, simbólico y emocional de los individuos donde se sienten identificados y expresan su pertenencia a esa forma de ser cultural y de origen con símbolos y manifestaciones diversas.

Quiero aplicar este concepto a la obra de don Miguel Delibes ya que, en gran parte de sus novelas, sus personajes son portadores de ideas, tradiciones y gestos que nos son muy familiares a quienes hemos crecido en este ambiente rural del siglo XX.  Pero tampoco nos son ajenas las vivencias expresadas, en otras producciones suyas, en las que el peso de la existencia aflora a medida que hemos ido creciendo. Por eso, leer sus obras es un medio para conocer y recordar unas veces nuestro pasado y otras nuestro presente. Es decir, Don Miguel es un escritor de casa. Pero su relato se hace también universal.

ECO, contiene  otra acepción muy usada y conocida hoy día. Es la que tiene que ver con lo natural, el entorno, el espacio vital, el respeto y conservación de la naturaleza. En muchas de sus obras aparecen descripciones amplias de paisajes, plantas y animales que nos son familiares… Especialmente los pájaros, muchos pájaros con sus nombres. Sus numerosas referencias a las caza dan a conocer aspectos de esta afición, tan común en Aldeamayor. Don Miguel anduvo por el Raso “cazando a rabo” en alguna ocasión. Y, aunque no advertimos referencia alguna a nuestro pueblo, sí tenemos bien documentada su presencia en largas estancias en el vecino Boecillo que lo atestigua con la “D” de la ruta de Delibes en su entrada desde Valladolid por la carretera vieja. En un artículo, que publicó en el diario ABC en 1984, describe los pinos albar, negral y carrasco de la zona; hace una referencia a la belleza del paisaje que se divisa desde el Balcón de Marugán, San Marugán para los de por aquí, hacia Cogeces de Iscar, a las cuencas de los ríos Cega y Pirón, a la extensa masa de pinares que casi se acercan hasta la sierra y a más de veinte pueblos que se intuyen entre los claroscuros de pinares y tierras de labor.

ECO, en su acepción semántica. Sus numerosas referencias al lenguaje rural -con expresiones, dichos y gestos de sus personajes- constituyen un verdadero “thesaurus linguístico”: un acervo semántico que no nos es desconocido y que refleja nuestro hablar popular. Leer sus obras es recordar  palabras que la modernidad ha ido dejando de lado pero que, en otro tiempo, fueron nuestras expresiones coloquiales y herramienta relacional como sentimiento de paisanaje.

ECO, en el sentido de repetición de un sonido. De no olvidar y hacer que se conozca. De difusión y conocimiento; de desear que le celebración de este centenario no pase desapercibida en nuestro pueblo. Es decir, que tenga eco, palabra y presencia. Es una oportunidad para la concejalía de cultura del ayuntamiento y la asociación cultural.  La asociación de cazadores tiene ahí también mucho que decir sobre su buen guía, maestro y experimentado cazador. Y no olvidemos a los padres y madres si quieren iniciar a sus hijos en la lectura y, al tiempo, conocer nuestra cultura. El CEIP de Aldeamayor lleva el nombre de Miguel Delibes, por ello creo que, tanto el AMPA como la dirección del colegio, tienen por delante un tiempo ideal para iniciar a los niños en la lectura y el conocimiento de este autor que es reflejo de lo que fuimos y no hemos de olvidar. Por eso sería bueno citar dos libros de literatura infantil de Don Miguel Delibes que muchos desconocen:

 Tres pájaros de cuenta (1982), ed. Miñón,  con ilustraciones de Luis Horna. Un relato maravilloso de pájaros y recuerdos familiares adornado con dibujos.  Y otro que os gustará es La bruja Leopoldina y otras historia reales, ed. Destino 2018.  Compilación de diversos relatos donde el prólogo de Elisa Delibes nos adentra en el mundo afectivo familiar de su padre.

No pretendo aquí dar a conocer el extenso elenco de novelas de don Miguel, que podéis encontrar en muchos lugares, ni pretendo trazar impresiones sobre sus numerosas novelas importantes; de ello darán amplia cuenta, durante este año, muchos lingüistas y críticos literarios. Algunas de sus obras serán representadas en teatro y otras se repondrán en las carteleras del cine. Más recientemente algunos políticos ya se van subiendo al carro de este acontecimiento, solicitando incluso que el aeropuerto de Villanubla pase a llamarse de “Miguel Delibes”.

Solo, si es posible, una invitación a conocer mejor la obra de este autor y desear que “la sombra del ciprés no pase de largo por nuestro pueblo” o, mejor, que “la sombra del ciprés se alargue hasta Aldeamayor”.

Ruta Delibes de la localidad cántabra de Suances.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar