Ad Clicks : Ad Views :
Home / Cultura, Ocio y Turismo / Levid, con los pies en el escenario

Levid, con los pies en el escenario

/
  • El músico vallisoletano presenta en directo su quinto trabajo ‘A Caramelo’ en el que habla al ser humano contemporáneo desde los sonidos tradicionales

José An. Montero

Trabajos como el reciente ‘A Caramelo’ de Ángel Levid únicamente adquieren su verdadera dimensión cuando somos capaces de entender que la música trasciende la mera función del entretenimiento y es capaz de conectar al ser humano con miles de generaciones precedentes y con su entorno vital y natural en el que la música era un instrumento necesario para la supervivencia.

Doce canciones de nueva creación que transitan alejadas del vacuo sendero de las cadencias pop, adentrándose en ritmos que conectan, de manera difícil de comprender, con formas de estar el mundo ya desaparecidas de una forma de la que únicamente la música es capaz de lograr.

Quinto trabajo del vallisoletano que persevera en un camino complicado y proceloso, pero necesario, pues en estos tiempos de deshumanización digital no podemos permitirnos el lujo de perder ese poso cultural acumulado durante siglos. Afortunadamente, existen músicos como Levid, Pedraza o Collado, por citar algunos ejemplos, que han decidido transitar por estos viejos caminos polvorientos para que el tiempo no borre las huellas de lo que fuimos, ni el sendero desaparezca cubierto por la maleza.

Un trabajo que el folclorista salmantino Gabriel Calvo prologa y pone en contexto, subrayando la importancia del respeto a la rítmica y la esencia de la música de raíz como un patrimonio humano a conservar. Acompañado de su banda ‘Lévid Cuarteto Folk’ y arropada por numerosas colaboraciones ha construido un universo musical conformado por guitarras, zanfona, dulzainas, bouzouki, moraharpa, rabel, clarinete, percusiones, bajos, violín, flauta y tamboril con el que recrear musicalmente la vida, la familia, los amigos, la tierra, pues más allá del amor pop, “A Caramelo” habla de nacer, de crecer, de morir, de la violencia, de bailar o de cantar. Habla del ser humano en toda su riqueza y complejidad.

No está siendo fácil el transitar de este trabajo, que nacido en el año de la pandemia, aún no ha podido ver la luz sobre el escenario, algo que hará, si el virus lo permite, el próximo 9 de mayo en la Sala Borja de Valladolid, donde el propio Gabriel Calvo actuará de maestro de ceremonias y estará acompañado por Mario Castán (vientos tradicionales), César Gutiérrez (percusiones) y Miguel Ángel Tabarés (bajo y coros), además de estar prevista la participación de varios de los colaboradores de ‘A Caramelo’.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar