Ad Clicks : Ad Views :
Home / Cultura, Ocio y Turismo / LA JUNTA DECLARA BIEN DE INTERÉS CULTURAL EL ARCHIVO DOCUMENTAL SIMÓN RUIZ EN MEDINA DEL CAMPO

LA JUNTA DECLARA BIEN DE INTERÉS CULTURAL EL ARCHIVO DOCUMENTAL SIMÓN RUIZ EN MEDINA DEL CAMPO

Con categoría de colección de bienes muebles
El Archivo Simón Ruiz está gestionado por la Fundación Museo de las Ferias y desde diciembre de 2015, se encuentra depositado en ella todo su legado, que será digitalizado para su definitiva conservación y gestión

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado la declaración de Bien de Interés Cultural con categoría de colección de bienes muebles, el conjunto de bienes relacionados en el inventario general de la Fundación Simón Ruiz, que conforman la colección del archivo documental ubicado desde 2015 en el Museo de las Ferias de la localidad vallisoletana de Medina del Campo. Con esta declaración se pretende proporcionar la máxima protección a este relevante patrimonio documental, impidiendo la disgregación total o parcial del archivo.

Simón Ruiz (1525-1597), mercader en sus orígenes y reconocido hombre de negocios dedicado a las finanzas y al comercio de dinero, se establece en Medina del Campo a mediados del siglo XVI. En sus últimos años de vida se consagra por entero a su gran obra de mecenazgo: la construcción del Hospital General que lleva su nombre, dedicado a la asistencia de personas con discapacidad.

Del legado de Simón Ruiz, pervive el Hospital General, monumento declarado desde 1991 Bien de Interés Cultural y su gran archivo documental que ahora recibe esta declaración, y que junto al archivo de la casa de comercio, constituyen un conjunto documental único en su género en España, ya que es el único que se conserva perteneciente a un importante hombre de negocios español del siglo XVI. Por su riqueza y contenido, tan sólo puede ser comparado con el del italiano Francesco di Marco Datini, conservado en Prato, ciudad cercana a Florencia, o con el de los Fugger, conservado en Dillingen an der Donau, muy cerca de Augsburgo.

Los primeros documentos económicos de Simón Ruiz se conservaron en el propio edificio del Hospital General y se vieron muy acrecentados con el traslado ordenado por fray Cosme Ruiz del archivo de su padre Cosme -sobrino y primer sucesor del fundador. De esta manera, entre 1632 y 1947 se conservaron todos los documentos que conformaban el legado de Simón Ruiz. En 1947 a instancias del entonces Ministerio de Educación Nacional, las cajas y legajos fueron trasladados al Archivo Histórico Provincial y Universitario de Valladolid, donde fueron inventariados y custodiados en las siguientes décadas hasta nuestros días.

En el año 2013, el Patronato de la Fundación Simón Ruiz acordó depositar en la sede de la Fundación Museo de las Ferias el patrimonio histórico artístico y documental de su propiedad aún disperso, para que de este modo -junto con el que se halla en el propio Hospital de Simón Ruiz-, previa digitalización de toda la documentación, se reuniera para su definitiva conservación y gestión en un solo espacio debidamente custodiado y gestionado por profesionales especializados.

El Archivo Simón Ruiz está gestionado por la Fundación Museo de las Ferias y desde diciembre de 2015, se encuentra depositado en ella todo su legado, que será digitalizado para su definitiva conservación y gestión.

CONTENIDO DEL ARCHIVO DOCUMENTAL SIMÓN RUIZ

El archivo documental de Simón Ruiz se caracteriza por su cantidad y calidad, cuyo contenido formado por correspondencia, libros de cuentas, letras de cambio, pergaminos o documentación, ha sido clave para entender las particularidades del comercio, la banca y los cambios en la Europa de la segunda mitad del siglo XVI.

La correspondencia con ciudades españolas, francesas, portuguesas, italianas, flamencas y del nuevo continente, que comprende tanto las cartas recibidas, como copias de las expedidas, supera los 56.000 ejemplares circulados entre los años 1556 y 1624. De ellas, 23.366 contienen marcas postales prefilatélicas y, por su volumen, destaca el correo con las ciudades de Burgos (más de 4.000 cartas), Lisboa (también más de 4.000) Bilbao (cerca de 3.200), Sevilla y América (más de 2.600), Amberes (alrededor de 3.000), Lyon (sobre 2.000), Florencia (más 1.300), Roma (cerca de 1.200), Nantes (1.100), Génova (648), Rouen (más de 600), Piacenza (432), Milán (más de 100), Malta (Más de 100), Venecia (cerca de 100), etc.

El número de letras de cambio conservadas es asimismo excepcional: más de 21.000 letras originales se conservan entre los años 1553 y 1606, emitidas desde 45 plazas financieras europeas; de ellas, cabe destacar por su cuantía (junto con las de Medina del Campo) las de Amberes, Lyon, Lisboa, Piacenza, Florencia, Roma y Rouen.

Se conservan asimismo 169 libros de cuentas, entre los que cabe destacar los libros Mayores Generales y los libros Mayores de Ferias, con sus correspondientes abecedarios; los Libros Diarios (o ‘Manuales’) de ambos géneros, los Cuadernos de Ferias o los Borradores, entre otros. Salvo excepciones, se conservan guarnecidos con encuadernaciones de cartera en pergamino.

Este archivo alberga, además millares de documentos de carácter mercantil, como cartas de pago, de poder, obligaciones, pólizas de seguros, cargazones de embarque, billetes de aduanas, testimonios de naufragios; balances, pagarés, facturas, resguardos, recibos, ‘listini’ de cotizaciones de moneda, etc.

DOCUMENTACIÓN PERSONAL

En cuanto a la documentación personal de Simón Ruiz y del Hospital por él fundado, se conservan 200 cajas de información y una veintena de pergaminos, en los que se recogen los entresijos de la institución asistencial desde su creación hasta nuestros días: libros becerro, libros de acuerdos de la Junta de Patronos, inventarios de bienes, censos y otras propiedades del hospital en sus diferentes épocas; libros de entradas y salidas de enfermos, de las cuentas del hospital y del mayorazgo, escrituras de donaciones y cesiones, y un sinfín de cuadernos y papeles sobre asuntos del más variado repertorio. De carácter más personal, se conservan con ellos los testamentos de los miembros de la familia fundadora y sus descendientes, cartas autógrafas, cuentas de asuntos particulares de su casa, inventarios con sus pertenencias y hasta el árbol genealógico del linaje.

Formando parte de este conjunto documental se conserva también el archivo procedente del hospital del obispo fray Lope de Barrientos, agregado al Hospital General en el último tercio del siglo XIX, con importantes documentos comprendidos entre 1454 y 1862, años de fundación y desaparición oficial respectivamente; entre ellos cabe destacar numerosas memorias, inventarios, libros de asiento, de cuentas, de compras y ventas, de donaciones, etc.

Por último, en 2016 se incorporó al archivo la documentación generada en el Hospital de Simón Ruiz desde el año 1938 hasta la década de 1970.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar