Ad Clicks : Ad Views :
Home / Sociedad / El supuesto incumplimiento de las medidas de seguridad, provoca la no asistencia a las clases de un alumno del IES Pío del Río Hortega, en Portillo

El supuesto incumplimiento de las medidas de seguridad, provoca la no asistencia a las clases de un alumno del IES Pío del Río Hortega, en Portillo

/
  • Se trata de un alumno de 2º de la ESO quien no acude a clase desde el 15 de septiembre
  • Según la familia del alumno, no se cumple la distancia de 1,5 metros entre pupitre y pupitre, término este que desmienten desde el centro

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Aunque la característica principal del inicio del curso escolar 20-21 fue la normalidad, poco a poco esa normalidad se va fracturando a lo largo de la comunidad autónoma de Castilla y León y de la provincia de Valladolid. Aulas puestas en cuarentena por el positivo de algún alumno son los casos más característicos y numerosos que se están produciendo, aunque también hay casos excepcionales como la no asistencia a las clases de algún alumno por miedo al contagio del Covid-19.

Este es el caso de un alumno de 2º de la ESO del IES Pío del Río Hortega de Portillo quien tras acudir el 14 de septiembre a la apertura del curso no ha vuelto a asistir a clase. La madre del menor, Inmaculada Moral, ha explicado a esta redacción que desde el centro se han puesto medios para evitar contagios pero no se cumple la distancia de seguridad de 1,5 metros entre mesa y mesa en el aula de su hijo. “Estamos hablando de aulas de 22 alumnos con 70 centímetros de pupitre a pupitre”. La preocupación de la madre se acrecienta por el hecho de que su hijo mayor es población de riesgo.

Ese mismo día, la madre envía un correo electrónico al centro en el que trasmite a la dirección que el  día siguiente, 15 de septiembre, su hijo no acudiría a clase al no cumplirse la distancia de seguridad de 1,5 metros entre mesa y mesa. Añade que espera que el centro pueda rectificar esta situación para que el alumno pueda volver a asistir con «cierta» garantía de seguridad, ya que “los espacios cerrados con elevado número de personas son el mayor factor de riesgo de transmisión de este virus”, y aclara que no pretende dejar de lado la educación de su hijo, sino todo lo contrario: “proteger en todo momento la integridad y la salud de él y de toda su familia más aún cuando su hermano forma parte del grupo catalogado de riesgo”. La madre se despide señalando que espera se pueda subsanar esa falta de distancia de seguridad, emplazando al centro a que puedan ofertar una alternativa educativa durante este período de tiempo y mostrando su reconocimiento al esfuerzo realizado por el centro.

Tras no recibir respuesta por parte del centro y de varias llamadas telefónicas, por fin el pasado viernes consigue hablar con el director del mismo quien le informa de que se han implantado todas las medidas prescritas desde la Consejería de Educación y el centro no tiene potestad para cambiarlas.

En tanto en cuanto se corrija el asunto de la distancia de seguridad, si es que se corrigiera, Inmaculada ha solicitado la posibilidad de clases online, algo que también se le ha denegado puesto que se declara primera interesada en que su hijo reciba la educación, pero según explica le han señalado, “la actualidad la educación es presencial y sólo se haría de forma telemática en caso de confinamiento”.

Ante esta respuesta Inmaculada se pregunta si “¿tan difícil es la implantación de una fórmula de educación telemática para aquellas familias cuyas necesidades lo requieran y puedan continuar con la  formación de sus hijos?” y añade que tampoco se puede entender, en esta situación excepcional que nos encontramos, que la administración “intimide” a las familias con la apertura de expedientes de absentismo, aún con motivos justificados. “Yo como madre no pretendo desamparar ni dejar de lado la educación de mi hijo, sino todo lo contrario, proteger en todo momento la integridad y la salud de toda mi familia en la medida de lo posible. Pero parece que en esta sociedad….uno está clamando en el desierto….” explica.

Y con estas posturas no parece que se encuentre una solución a corto plazo y el alumno sigue en casa.

POSTURA DEL IES PÍO DEL RÍO HORTEGA

Desde la dirección del centro, con la que se puso en contacto este medio, se señala que, tal y como se le explicó a la madre, se han articulado todos los protocolos de seguridad marcados desde la Junta de Castilla y León, distancia de seguridad de metro y medio entre plazas incluida.

Sobre la posibilidad de ofertar alternativas para facilitar el acceso a la educación a los alumnos que no asisten a clase, que en el caso del IES de Portillo son alguno más de este caso concreto, la dirección insiste en que el centro ha puesto en marcha lo que se le ha ordenado desde las instancias superiores y, bajo esta premisa, la educación es presencial. La dirección recalca que ni tiene órdenes ni autoridad para ofertar otras modalidades.

Por último, la dirección explica que para casos de alumnos que no acuden a clase no se abren expediente alguno sino que, en el supuesto de un absentismo continuado, los casos, tras incluirse en una lista de absentismo se ponen en conocimiento de la Comisión Provincial de Absentismo que será la que cite a los alumnos  para conocer su situación.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar