Ad Clicks : Ad Views :
Home / Economía / Diputación de Valladolid y la Cámara de Comercio firman un Convenio de Internacionalización

Diputación de Valladolid y la Cámara de Comercio firman un Convenio de Internacionalización

Jesús Julio Carnero incide en que “la mejora de la competitividad a través de la innovación y la internacionalización son factores esenciales para potenciar el crecimiento económico y la creación de empleo”.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, Carlos Villar, han firmado hoy el convenio  de colaboración entre ambas instituciones para el desarrollo del programa de internacionalización de empresas en la provincia.

En su intervención, Jesús Julio Carnero ha señalado que “el profundo cambio social y económico que se está produciendo en nuestra sociedad ha dejado patente que el emprendimiento, la creación de empresas, la mejora de su competitividad y la apertura a nuevos mercados son los principales motores para la creación de empleo”. Por ello, la responsabilidad de las administraciones debe centrarse en “poner todos los medios para que dichos proyectos puedan desarrollarse en el marco más adecuado posible, así como para impulsar el dinamismo y el desarrollo de iniciativas empresariales”.

Conscientes de todo ello, desde la Diputación de Valladolid se puso en marcha el pasado año el Plan Impulso, “un plan de apoyo a autónomos, pymes y emprendedores y de mejora de la competitividad empresarial, al que destinamos más de 600.000 euros en el año 2013, y que hemos reforzado significativamente en el presupuesto 2014,  dotándolo con 1.200.000 euros”. Ha recordado además que se incluyen “la creación de nuevos programas, como la próxima firma de un convenio con Iberaval para ayudar a los nuevos emprendedores  o la apuesta por la internacionalización con este convenio que rubricamos hoy”.

Jesús Julio Carnero ha incidido una vez más en que “la innovación y la internacionalización son elementos clave para salir de la crisis y para impulsar el crecimiento y la competitividad de nuestras empresas, lo que permitirá establecer un nuevo modelo económico más sostenible en el tiempo y que favorecerá la creación de empleo”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, Carlos Villar, en su primer acto público tras su reciente elección al frente de la institución cameral, ha señalado que “las grandes empresas de Valladolid hace ya muchos años que exportan, y con notable éxito, pero ahora necesitamos que lo hagan las pymes. Para eso hemos firmado este convenio, para ayudarlas y facilitarles todos los trámites.”

Villar se ha mostrado convencido de que “sólo saldremos de la crisis con más actividad económica, que es la clave para fijar población y generar riqueza y empleo en los pueblos. Y para eso está demostrado que se necesita innovación y apertura al comercio exterior”.

Convenio de internalización

El convenio hoy suscrito establece la concesión de una subvención de 300.000 euros a la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Valladolid con el fin de cofinanciar los gastos generados en el Programa de Internacionalización de empresas en la provincia de Valladolid ubicadas en municipios de menos de 20.000 habitantes.

El convenio, de un año de duración, prevé que el Programa de Internacionalización se configura como un plan integral de información, formación y promoción en los mercados internacionales para las empresas de la provincia de Valladolid, con el objetivo de mejorar su competitividad mediante la salida a otros mercados a través de un servicio personalizado y una tramitación activa. Alrededor de 500 empresas de la provincia podrán beneficiarse de este programa en cualquiera de las tres áreas en las que se va a desarrollar: información y consultoría de comercio exterior, formación y promoción.

La línea de información y consultoría en comercio exterior tiene como objetivo fundamental buscar la consolidación internacional de la empresa, su desarrollo sostenible, así como el crecimiento y la mejora empresarial. En primer lugar, supone el establecimiento de un asesoramiento a medida que atenderá de manera activa y en tiempo real las necesidades de las empresas en sus procesos de internacionalización. A ello se añade la puesta en marcha de un servicio de acompañamiento en el que un técnico-asesor irá analizando junto a la empresa aspectos claves en todo proceso de internacionalización. Se analizarán aspectos como el análisis y la selección de mercados, la competencia en el mercado seleccionado, los distintos canales de distribución de acuerdo al tipo de cliente, o cuantas actuaciones que se consideren necesarias con el fin de completar un sólido Plan de Negocio Internacional que incluya tanto un plan de actuación como un plan económico-financiero que permita evaluar el impacto y las implicaciones financieras que conlleva la apertura de un nuevo mercado.

La línea de formación es esencial para la profesionalización de las empresas y, en consecuencia, para el incremento de la competitividad empresarial. Por ello, es imprescindible formar al personal de las empresas de nuestra provincia en el funcionamiento de los mercados internacionales, mediante una formación especializada en comercio exterior y en el conocimiento de idiomas, especialmente el idioma de los negocios y de manera primordial el inglés.

Promoción internacional

En cuanto a las acciones de promoción internacional está previsto desarrollar al menos tres tipos de actuaciones diferentes, comenzando por la creación de un Consorcio de Exportación que permita promocionar los productos elaborados por los asociados al mismo en los mercados internacionales. Se trata de agrupar empresas con productos complementarios para iniciar o incrementar sus ventas en el exterior y aprovechar líneas compartidas de distribución compartidas.

En segundo lugar,  se potenciarán las misiones comerciales inversas, con el objetivo de invitar a un grupo de importadores de un determinado sector a conocer la oferta exportable de la provincia y a entablar relaciones comerciales. Inicialmente se han seleccionado los sectores del vino, la madera y el mueble, el turismo y la alimentación gourmet. En este apartado se incluye también la invitación a prescriptores de opinión, así como un amplio programa de actividades para la promoción de la provincia de Valladolid como destino turístico.

Por último, la tercera acción de promoción internacional se llevará a cabo a través de acciones directas en diferentes destinos internacionales mediante redes de agentes comerciales e información en redes sociales e internet.

Innocámaras y nuevos emprendedores

La Diputaciónde Valladolid puso en marcha en 2013 el Plan Impulso con el fin de apoyar a autónomos, pymes y emprendedores, así como mejorar su competitividad empresarial. Para ello se desarrollaron dos líneas de actuación: la puesta en marcha del programa Innocámaras, en colaboración con la Cámara de Comercio, para fomentar la innovación en la empresa como factor clave para la mejora de la competitividad, y la puesta en marchas de ayudas directas para la puesta en marcha de nuevos proyectos de emprendedores o contratación de nuevos empleados por micrpymes y autónomos.

En el caso del programa Innocámaras, la previsión era llegar a 100 empresas en los dos años de vigencia del programa. En 2013 se ha iniciado el trabajo con 66 empresas, de las que 41 ya han completado la primera fase del plan, en la que se realiza un diagnóstico individualizado que permite conocer el nivel de competitividad de las empresas. La segunda fase consiste en la puesta en práctica de las recomendaciones en materia de innovación identificadas por los asesores-especialistas. Este mes de enero se ha abierto el plazo de solicitudes para la convocatoria de este año.

Por otro lado, la Diputación de Valladolid puso en marcha una línea de ayudas directas para el fomento de la contratación de trabajadores por microempresas y autónomos asentados en el mundo rural, y para el fomento del espíritu emprendedor mediante autoempleo, con un presupuesto total de 300.000 euros.

La gran acogida de la iniciativa por parte de los empresarios y autónomos de la provincia desbordó las previsiones presupuestarias de la Diputación, razón por la que la institución aprobó en diciembre una nueva convocatoria por importe de 380.000 euros. Esta cantidad sumada a los 300.000 euros de la primera convocatoria suponen una inversión final de 680.000 euros en ayudas directas de la Diputación al fomento del empleo. De las 372 solicitudes presentadas, 151 se resolvieron en 2013 y en los próximos días se resolverán las solicitudes restantes. Al mismo tiempo, la Diputación de Valladolid prepara ya la nueva convocatoria de esta línea de ayudas para el año 2014, que será aprobada este mes de febrero.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar