Ad Clicks : Ad Views :
Home / Actualidad deportiva / Aprender a nadar es cosa muy seria

Aprender a nadar es cosa muy seria

/
  • Más de 340 niños y niñas participan de esta actividad programada en las cinco piscinas cubiertas de Tordesillas, Íscar, Tudela de Duero, Peñafiel y Medina de Rioseco con una visión lúdico formativa

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Más de 340 niños y niñas nacidos entre 2012 y 2015 participan y forman parte este año del Programa de Piscinas “Aprendiendo a nadar” que fomenta y coordina la Diputación Provincial de Valladolid dentro de la actividad de juegos escolares. Y es que nadar es una cosa muy seria. Una actividad que la institución provincial está dinamizando para que todos los niños y niñas desde bien pequeños tengan contacto propio con el medio acuático.

Este programa se viene desarrollando desde una perspectiva educativa y a vez lúdica. Con la utilización del juego, lo que se pretende es introducir a los niños y niñas en el campo de la actividad física a través del disfrute, la creatividad y la participación en su desarrollo tanto motor como socio-afectivo. Las habilidades motrices que van a adquirir son globales; en el agua trabajan el equilibrio, los giros, los saltos, los desplazamientos, las inmersiones de forma que les permite explorar sus posibilidades motrices en este medio. Y además, por sus caras, gestos y gritos, se lo pasan la mar de bien.

Los objetivos no son otros que acercar e impulsar el primer contacto con la actividad acuática y la enseñanza de la natación a los niños y niñas de la provincia. Asimismo, orientar la práctica de la actividad acuática como una salida más para el Ocio y el Tiempo Libre y, por último, que los participantes sean capaces de alcanzar y adquirir las destrezas y habilidades motrices básicas en el Medio Acuático.

Para tal fin y en seis citas que comenzaron en el mes de enero y se extenderán hasta mediados de marzo, las piscinas cubiertas de Tordesillas, Tudela de Duero, Peñafiel, Íscar y Medina de Rioseco acogen en diferentes turnos y grupos a más de 340 niños y niñas. En seis sesiones a realizar los sábados con un número de participantes por grupo de entre 15 y 30 niños máximo, en última instancia se pretende favorecer el desarrollo integral del niño en sus aspectos motores, sociales y cognitivos.

Con su material necesario: ropa de baño, bañador y gorro, toalla, chanclas, y de forma optativa, aunque es aconsejable gafas para nadar y champú o gel de baño, desde los churros, los manguitos, el nado libre hasta lanzarse desde lo alto de un hinchable, todo es progresivo en este aprendizaje que siempre se inicia mojándose uno la cara, las manos y la nuca previamente a entrar en el agua. Luego, a disfrutar toca.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar