Ad Clicks : Ad Views :
Home / Cultura, Ocio y Turismo / Tierra de Pinares presentó 415-Los vértices de la esfera ante su público

Tierra de Pinares presentó 415-Los vértices de la esfera ante su público

Las melodías de los temas que componen el segundo disco de la Escuela de Música Tradicional de Aldeamayor sonaron en la tarde de ayer en la Plaza Mayor en una nueva edición, la vigésimo octava del certamen de dulzaina.

 Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

El Certamen de Dulzaina de Aldeamayor, otro de los eventos indispensables de los programas de fiestas de San Roque de Aldeamayor desde hace casi tres décadas, se celebró ayer en la Plaza Mayor de la villa. Un certamen en el que los miembros de la Escuela de Dulzaina de Aldeamayor presentaron ante su público415-Los vértices de la esfera, segundo disco que edita la asociación y que refleja su evolución musical en la última década desde que grabaran aquel Donde los pinos sueñan.

El título del disco no esté elegido al albur sino que tiene un significado muy concreto como explicó Luis Ángel Fernández, coordinador de la escuela, y alma mater del proyecto. De una parte, 415 hace referencia al temperamento antiguo en el cual se enmarca la dulzaina mientras que la frase Los vértices de la esfera toma su sentido de “la búsqueda de lo imposible o en buscar una meta que se piensas que nunca la vas a encontrar aunque realmente existe”.

El disco, en cuya génesis se han invertido cerca de cinco años y medio, combina piezas tocadas exclusivamente con dulzaina y tamboril con otras en la que la dulzaina, sigue siendo el principal instrumento pero se fusiona con otros muy diversos de diferentes familias y que enriquecen su sonido. Hay corridos, jotas, pasacalles, danzas de procesión o fandangos y en algunas de las composiciones se han introducidos ritmos de estilos tan antagónicos como pueden ser el ska o el heavy metal. Para conseguir este resultado se ha sumado el trabajo intenso de los aldeamayorenses Luis Ángel Fernández, Mario Castán, Eduardo Torres y Jorge López, del iscariense Jaime Sánchez, de Roberto Pérez de Viloria del Henar y de Francisco García de La Pedraja de Portillo, que como dulzaineros más experimentados han sido los que más horas han echado, con la colaboración de otros alumnos de la escuela procedentes de lugares tan dispares como el propio Aldeamayor, Campaspero, Cuéllar, Melgar de Arriba, Montemayor de Pililla o Portillo. Pero además, como desde el primer momento se tuvo claro que se quería que el disco no fuera sólo de dulzaina sino que ésta, como instrumento base, se viera acompañada del sonido de otros, un paso más ha sido contar con la participación de numerosos músicos que han participado en temas concretos. Entre alumnos de la escuela y colaboradores han tocado más de 40 personas que ni siquiera ayer, el día del estreno, pudieron tocar juntos. “En ningún momento hemos logrado que se juntaran todas las personas que han participado -señaló Luis Ángel-. En muchos casos nos hemos tenido que desplazar a otras provincias para grabar a alguno de los colaboradores haciendo por partes los trabajos de grabación para luego ensamblarlos en el estudio”.

Colaboraciones

No pudieron estar todos los que son, pero sí que subió al escenario instalado en la Plaza Mayor una nutrida representación de los músicos que han puesto su instrumento al servicio de 415-Los vértices de la Esfera.

A los colaboradores habituales de la casa como César San Miguel y Ernesto de Miguel al Bombo, Jorge Fernández al Bajo y Andrés Sanz a la Guitarra, en temas puntuales han participado artistas de reconocido prestigio. Así, para entonar los acordes de “Fandango”, tema con el que se abrió el concierto, hicieron acto de presencia el pedrajero Ramiro González de Divertimento Folk a la zanfona, Nuria Sacristán componente de Alalumbre a la Viola, Pedro Pérez del trío Sal Gorda a la Caja y el mojadero Víctor Teresa a la Trompeta. El violinista Diego Galaz, que también ha participado en la grabación de este tema fue uno de los grandes ausentes al igual que el ex Celtas Cortos Carlos Soto que ha colaborado en “El Corrido del Tío Tocino”. El guitarrista Ángel Lévid, el bajista Manuel Sanz, el dulzainero Elías Martínez, el percusionista Jaime Vidal, Sebastián Estévez a la Tuba o Álvaro Vela a la Trompeta son otros de los muchos nombres que forman parte de este disco y que sí que estuvieron sobre las tablas del escenario en la tarde de ayer.

Mención especial se quiso hacer a la labor del Ayuntamiento de Aldeamayor, entidad que ha colaborado financiando parte de la grabación y que como señaló Fernández, “siempre ha estado al lado de la dulzaina independientemente del signo político del que gobernara”. Subió a recoger una placa conmemorativa, ante la ausencia del alcade, el concejal de Cultura y festejos Fernando de la Cal Bueno.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar