Ad Clicks : Ad Views :
Home / Opinion / Teatro, lo tuyo es puro teatro. Las Capturas Escritas de Saúl N. Amado

Teatro, lo tuyo es puro teatro. Las Capturas Escritas de Saúl N. Amado

/

Hacía tiempo que no disfrutaba de una buena obra de teatro. Los días cada vez son más cortos y las cosas por hacer más largas; así que el tiempo para sentarse a disfrutar de una buena actuación es escaso.

No es la primera vez que hablo en Capturas escritas sobre este arte –ni la última–, creo que se debe reconocer más el trabajo de todo este mundillo y contribuir al desarrollo y evolución de la cultura y, en particular, del teatro. Pocos son los que dedican su tiempo libre a practicar drama o comedia, a hacer reír o a hacer llorar, a subirse a un escenario para interpretar un papel –te guste o no– ante decenas de ojos penetrantes y brillantes. Pero… el problema llega cuando esos ojos –aunque sean solo los de una persona– se despistan de la función y comienzan a cerrarse.

Volviendo al tema… las luces se apagaron y la representación comenzó. La trama era simple. Los actores se diferenciaban, como si de niños se tratase, entre los “buenos” y los “malos”. Unos luchaban y defendían a toda costa sus ideales y principios morales por encima de todo, de cualquier precepto e, incluso,  de cualquier persona. O mejor dicho, de cualquier vecino; pues, en esta obra, todos eran conciudadanos de un mismo lugar.

Por otro lado estaba el otro bando, el cual hacía propuestas al Señor Gobernador y al resto de miembros de su Gobierno, pero no eran escuchados. En esta función teatral dominaba la mayoría, pero era una mayoría hecha de trozos y pedazos de minorías. Todo parecía muy caótico, como si los actores quisieran desconcertar al público.

Siguiendo lo que decía al principio, a mi compañero de butaca se le empezaron a caer los párpados.

–         ¿Te aburre amigo?

–         Un poco… la verdad es que es siempre lo mismo. Y algo que es peor, ya me sé el final.

Y sin decir nada más, sacó su móvil y se puso a ver el Facebook.

Tras dos horas y pico, cayó el telón. Y los actores desaparecieron haciendo mutis por el foro. Algunos decidieron comentar la jugada desde el escenario. Desde el público también se escuchaban críticas de toda índole hacia lo acontecido.

Lamentablemente esta función se representa en muchas ciudades  y municipios de toda España; lamentablemente los actores suelen hacer llorar al público, lamentablemente no es su tiempo libre, sino que viven de ello; lamentablemente… el Teatro Municipal es un Salón de Plenos de un Ayuntamiento…

Al fin y al cabo, querido lector, te acabas dando cuenta de si estos actores son así en realidad o sólo están interpretando un papel. Busca a los “buenos” y aparta a los “malos”.
Decía Oscar Wilde: “la Tierra es un teatro, pero tiene un reparto deplorable”. Y qué razón tenías Oscar, qué razón… 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar