Ad Clicks : Ad Views :
Home / Cultura, Ocio y Turismo / RODRIGO SOROGOYEN: «ESTE GALARDÓN ES UNA FORMA DE COMPROMETERTE E INTENTAR SEGUIR CONTANDO HISTORIAS»

RODRIGO SOROGOYEN: «ESTE GALARDÓN ES UNA FORMA DE COMPROMETERTE E INTENTAR SEGUIR CONTANDO HISTORIAS»

El realizador madrileño, que acaba de recibir el último de los galardones de esta Semana de Cine, el Roel de ‘Director del Siglo XXI’, aseguraba sentir «sin caer en los tópicos, mucha alegría y un gran honor, por supuesto, que una entidad como la Semana de Cine de Medina del Campo, con tanta personalidad, te lance este guante»

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

«Es mío ese Goya», bromea Rodrigo Sorogoyen, aunque con muchísimo orgullo, sobre la estatuilla que lograba Roberto Álamo en la pasada gala de los Premios de la Academia por su interpretación en su última película ‘Que Dios nos perdone’ y, añade «fue una absoluta alegría que se lo llevara y todo el equipo sentimos el premio como nuestro». El joven realizador madrileño acaba de recibir el último de los roeles que entrega la trigésima edición de la Semana de Cine de Medina del Campo, el de ‘Director del Siglo XXI’. Emiliano Allende, director del Festival, aseguraba esta tarde que «la evolución que he visto en la carrera de Rodrigo ha sido más que ascendente. Me parece que esto va como un tiro y que va a ser un director de referencia en muy poco tiempo, aunque tenga que ganárselo».

El miércoles, Sorogoyen compartía escenario con Daniel Sánchez Arévalo en Medina del Campo. Ambos presentaban sus respectivos cortometrajes, ‘Madre’, en calidad de estreno absoluto, y ‘Cheimaphobia’. Sánchez Arévalo declaraba entre bambalinas que la película de Sorogoyen le parecía «la mejor de este año», superando a la de su “primo” Raúl Arévalo (‘Tarde para la ira’), a quien llegó a comentarle esta opinión. Al respecto, Rodrigo Sorogoyen se mostraba encantado y aseguraba «me parece muy bonito, un detallazo por su parte hacia mí y hacia la película y denota un poco que lo que dice lo piensa. Sea verdad o mentira es lo que piensa. Desde luego el apoyo de la crítica y público es vital pero el de los colegas de profesión y cineastas es un honor». Comentaba en rueda de prensa que él no sigue el orden habitual en el desarrollo de una carrera cinematográfica, en el sentido al que estamos acostumbrados de pasar del corto al largo. «En qué formato tengo que rodar, por supuesto me lo da la historia. ‘Madre’, el corto que estrené aquí ayer es una idea que yo tuve en 2010. Había hecho solo ‘8 citas’ y me ha surgido ahora la oportunidad y las ganas de hacerlo y da igual que haya hecho tres películas antes. Lo importante es rodar y encontrar el formato perfecto y adecuado para la historia que quieres contar».

Amante de películas como ‘La Reconquista’, de Jonás Trueba; ‘La próxima piel’, de Isaki Lacuesta e Isa Campo; ‘Las amigas de Ágata’, de Laia Alabart, Alba Cros, Laura Rius y Marta Verheyen; o ‘Kiki, el amor se hace’, de Paco León; entre otras, Rodrigo Sorogoyen asegura sobre la segunda juventud que parece vivir el género del thriller español que «de una manera consciente o inconsciente hay unas ganas, un deseo, una necesidad de contar una realidad que está ocurriendo» y, añadía, «luego las realidades nosotros las contamos de una manera ficcionada, a veces más pegada a la realidad, a veces totalmente despegada de la realidad, depende del tono que le vaya a la historia. Pero lo que está habiendo en los últimos años es una tendencia a contar un contexto social que debe ser que no estamos muy contentos con el que tenemos».

Sobre la recreación en sus personajes, dice que «la dualidad es más interesante cinematográficamente y seguramente es más real. No creo que todos tengamos una sola cara. Habrá alguien que seguro que sí pero no sería interesante cinematográficamente. Si tienes el tiempo para mostrarlas o que el espectador se interese por ellas». Además de su cortometraje ‘Madre’, Rodrigo Sorogoyen presentó anoche en la Semana de Cine ‘Que Dios nos perdone’, un thriller que habla de política, del enfado de la gente de la calle, de la religión y de cómo un país aconfesional se vuelve religioso ante la visita del Papa. Para ello, el director volvía a recurrir al actor Javier Pereira (‘Actor del Siglo XXI’ en 2013), elección con la que se confiesa enormemente contento. «Un día me vino el chispazo y pensé que podría hacer el papel de asesino Javi. Lo maduré y lo que sí que tenía claro desde el principio era que no podía parecerse a Javier Pereira»  y sobre la transformación del intérprete, declara «es muy difícil recrear, e interpretar, a un asesino en serie, y menos en España donde casi no hay y donde las películas a veces patinan por ahí. Enseñar a un tipo que no te crees es algo muy arriesgado y tenía claro que él tenía que transformarse, así que adelgazó 15 kilos, algo que fue terrorífico a la par que accesible para él».

Rodrigo Sorogoyen manifiesta que «la salud del cine español nunca ha sido la óptima. Este año en taquilla ha sido muy bueno porque ha sido ascendente. Pero hay una realidad que es que la gente está dejando de ir al cine, que el mercado es cada vez más amplio y es dificilísimo estrenar y aguantar una película».

El también guionista que, hasta el momento, trabaja y pretende seguir haciéndolo junto a Isabel Peña (asevera que no concibe la vida sin ella), cuenta que han escrito juntos dos guiones nuevos. «Uno  que vamos a rodar en junio y otro que tenemos en un cajón. Hemos escrito mucho juntos y no nos cansamos, así que a largo plazo seguirá siendo así» y, sobre esta próxima película avanza «‘El Reino’ es un proyecto que haremos los mismos socios de ‘Que Dios nos perdone’, un thriller con la diferencia de que, esta vez, el protagonista es un político corrupto», y completaba, «sin duda lo que nos interesa es seguir hablando de la naturaleza humana».

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar