Ad Clicks : Ad Views :
Home / Cultura, Ocio y Turismo / PRESENTADA EN PORTILLO LA EXPOSICIÓN DE MINIATURAS DE PLAZAS DE TOROS DE JOSÉ DE LAS HERAS

PRESENTADA EN PORTILLO LA EXPOSICIÓN DE MINIATURAS DE PLAZAS DE TOROS DE JOSÉ DE LAS HERAS

Se trata de una muestra de dieciséis réplicas de cosos taurinos de toda España que se podrá visitar durante el fin de semana en la antigua Iglesia de San Esteban
Durante la feria se podrá disfrutar de actividades complementarias

José Molpeceres, presidente de la Asociación de la Feria, y José de las Heras, autor de la exposición, durante la presentación.

Juan J. Villalba Pinilla

Además de visitar los numerosos puestos que durante este fin de semana ocuparán la Plaza Pimentel de Portillo en la edición número diecisiete de su Feria del Ajo y de la Artesanía, los visitantes que acudan a la localidad podrán disfrutar también de una serie de actividades complementarias. Una de éstas es la exposición de miniaturas de plazas de toros del tudelano José de las Heras que está ubicada en la Iglesia de San Esteban, conocida como ‘Juego de Pelota’, y que fue inaugurada en la tarde de ayer.

La afición a la construcción de maquetas le viene de la infancia a este tudelano de sesenta años; de cuando jugaba con amigos a construir con palos de polos plazas de toros parecidas a la que se instalaba en ‘El Plantío’ en su localidad. A partir de ahí, en el año 2000 aproximadamente, se embarca en la construcción de la maqueta de esta plaza y tras ella surgen otras muchas como la antigua de Tordesillas, la de Medina de Rioseco, las de Santa Cruz de Mudela y Almadén en Ciudad Real, la burgalesa de Huerta de Rey, la de Fermoselle en Zamora, las salmantinas de San Martín del Castañar y la de la capital, las malagueñas de Ronda y Archidona, la del Coso Viejo de Valladolid o la que se instalaba en la Plaza Mayor de Tudela en el siglo pasado, hasta un total de dieciséis réplicas que son las que se pueden contemplar.

Los materiales que José utiliza para sus magníficas creaciones son los mismos que usa en su vida profesional como albañil: cemento, yeso, barro, hierro y madera. El proceso de elaboración es muy laborioso e incluye como punto de partida viajar a los lugares donde se asientan los modelos reales para fotografiarlos, para obtener planos en los Ayuntamientos de estas localidades, si es que existieran, e incluso para documentarse desde el punto de vista histórico. A partir de ahí y una vez que se planifica el trabajo, el periodo medio para levantar cada una de ellas varía no sólo en función de la complejidad de la miniatura sino también del tiempo que su actividad profesional le brinda a de las Heras. “Cada plaza tiene su historia, sus connotaciones y su dificultad y eso hace que cada una sea especial para mí. No voy a negar que con alguna me he cabreado por la cantidad de trabajo que lleva. Generalmente suelo tardar un mínimo de dos meses y un máximo de cuatro en terminarlas” señala el tudelano.

La entrada a la muestra tiene un precio de 1 euro, salvo para los niños menores de tres años que es gratuita, y se puede realizar en horario de 11:00 a 14:00 horas por la mañana y de 17:00 a 21:00 horas por la tarde.

LA FERIA COMO ESCAPARATE COMERCIAL DE PORTLLO

El encargado de presentar a de las Heras fue José Molpeceres, actual presidente de la Asociación de la Feria que es la entidad que se encarga de organizar año tras año la Feria del Ajo y la Artesanía. “La Feria nació –señala a esta redacción- como una jornada de puertas abiertas para que el visitante sepa qué es lo que se puede encontrar en Portillo cualquier día del año. No sólo es un reflejo de las actividades económicas fundamentales de Portillo –alfarería, confitería e industria del ajo- sino que también sirve para que ese visitante conozca otros recursos turísticos como nuestro patrimonio cultural e histórico, con un castillo a la cabeza; nuestro patrimonio natural, con muchas hectáreas de pinares, o nuestra restauración. Queremos que la feria sirva de incentivo para visitar Portillo todos los días del año”.

En Molpececeres se da la condición de que además de ejercer de presidente es confitero de profesión por lo que este evento le afecta por una doble vertiente. Preguntado si esa labor comercial que se persigue con la Feria cumple su cometido, la respuesta es afirmativa. “En mi caso concreto sí que hay retorno. Como mis productos no se venden en grandes superficies, la feria es el canal por el que muchos los han conocido y el que me ha permitido ganar clientes. Es un orgullo que un visitante alabe tu género cuando lo prueba aquí y vuelva para comprarlo en tu tienda”.  

La mayor complicación organizativa es para el presidente la de la última semana. En ella hay que concretar todos los aspectos que se han ido perfilando en los meses precedentes, ya sea desde el punto de vista de los propios expositores o de las actividades complementarias; hay que atender a los medios de comunicación o hay que salvar posibles contingencias de última hora. “La organización de la feria es muy mecánica porque su estructura no varía mucho año tras año, pero sí que tiene muchos palillos que tocar. En cuanto a la parte económica, nosotros gastamos en función de los ingresos que prevemos; tanto tengo tanto me gasto”. El presupuesto de ingresos de este año rondará los 14.000 euros  procedentes de la aportación del Ayuntamiento –un 40% del total-, las aportaciones de los socios, los ingresos publicitarios, los procedentes de los propios expositores y unas subvenciones de la Diputación Provincial.

Las principales novedades que presenta esta edición no son tanto desde el punto de vista del contenido sino de la accesibilidad al recinto en el que se desarrolla, la Plaza Pimentel de Portillo: se va poder acceder al primero de los distritos por lo que se conoce como ‘Arco Grande’ tras subir por el trozo de la pista que le une con Arrabal. Al igual que el pasado, para aquellos que no quieran subir en vehículo, se pondrá a su disposición un bus gratuito que saldrá del puesto de la Cruz Roja de Arrabal de forma ininterrumpida desde las seis de la tarde hasta las diez de la noche del sábado y de 12:00 a 15:00 horas y de 17:30 a 21:30 horas durante el domingo.

No quiere Molpeceres dejar de recordar que la Feria se va a celebrar por primera vez bajo el paraguas que supone la concesión a Portillo del título de ‘Zona de Interés Artesanal’ y que afecta especialmente al gremio de alfareros. De ahí que el premio de la feria en esta ocasión sea para ellos. Este logro hay que agradecérselo, explica el presidente, “a la labor del exalcalde Pedro Alonso Martín, que fue quien supo de la posibilidad de solicitar esta mención y dio los primeros pasos para hacerlo preparando y presentando toda la documentación necesaria, y a la del actual regidor Juan Ignacio Álvarez que continuó con la tramitación hasta su finalización”.

Finalmente, seis son las razones que da el presidente para que el turista visite la Feria este fin de semana: se trata de una feria en la que el 80% de los expositores son locales; todo el que expone vende su propio producto; puede disfrutar de demostraciones en vivo de alfarería, confitería y enhorcado de ajos; puede disfrutar de actividades complementarias como  exposiciones o actividades infantiles; puede visitar lugares emblemáticos del pueblo como su castillo o su miradores y puede disfrutar de la gastronomía que se ofrece en el pueblo con precios adaptados a cada bolsillo.

Vista panorámica de la exposición.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

PRESENTADA UNA NUEVA EDICIÓN DE LA FERIA DE LA ARTESANÍA Y EL AJO DE PORTILLO

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar