Ad Clicks : Ad Views :
Home / Tierra de Pinares / Nueva vuelta de tuerca en el caso de Francisco Claro y Félix Calleja en el Ayuntamiento de Aldeamayor

Nueva vuelta de tuerca en el caso de Francisco Claro y Félix Calleja en el Ayuntamiento de Aldeamayor

Tras la aprobación de una moción presentada por Unidad Regionalista de Castilla y León en el Pleno Ordinario de ayer, Francisco Claro fue declarado como concejal no adscrito, con lo que el grupo municipal de Independientes por Aldeamayor desaparece.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Desde que en el pleno ordinario de abril, los concejales se dieran por enterados de la expulsión de Félix Calleja de independientes por Aldeamayor, la formación había quedado compuesta por un único concejal, Francisco Claro, mientras que Calleja quedaba como no adscrito. La moción que ayer presentó el Grupo Municipal de URCL tiene su motivación en toda una serie de antecedentes que Pilar Santos, como portavoz, fue enunciando y que se remontan a la expulsión de UPYD de Claro y Calleja al inicio de esta legislatura y a la posterior expulsión de Félix Calleja de Independientes por Aldeamayor el pasado mes de abril. Además, esta moción, se fundamenta sobre todo en el informe solicitado a la Diputación de Valladolid, y recibido el día 24 de abril sobre la “Expulsión de un concejal del grupo político municipal del que formaba parte”. Por un lado, ese informe, señalaba que  el Pleno debía limitarse a tomar conocimiento de la expulsión de Calleja por parte del portavoz del grupo municipal, Francisco Claro, y adoptar los acuerdos que fueran consecuencia lógica de esta toma de conocimiento como el recálculo de las asignaciones económicas del grupo. Pero además, dejaba sobre la mesa otra posible interpretación como es el hecho de que tras la expulsión de Calleja, el grupo municipal se hubiera disuelto y por tanto ambos concejales pasaran a ser “no adscritos”.

Con estos precedentes, la propuesta que URCL presentó al Pleno fue la de “Declarar a D. Francisco Claro Álvarez como concejal no adscrito, con todas las consecuencias legales que de tal consideración tengan (principalmente política y económica)”.

Tras la formulación de la propuesta, tomó la palabra Félix Calleja para preguntar a Pilar Santos desde qué momento se entendía que Claro sería declarado concejal no adscrito, ya que con fecha 30 de enero, él había registrado un documento en el que lo expulsaba de Independientes por Aldeamayor y en consecuencia, podría entenderse que desde aquel mismo momento el grupo estaba disuelto. La portavoz de URCL contestó que a la vista de tantos informes, ella también tenía dudas, pero que creía que era con fecha del pleno de ayer.

Abierto el turno de intervenciones de los diferentes grupos políticos, Antonio Lambás, de Izquierda Unida, manifestó que no apoyaría la moción puesto que era debatir sobre un tema recurrente. Por el PSOE, Fernando de la Cal señaló que “con todo el respeto a la moción y a quieres la presentaban”, tampoco la apoyaría porque se trataba de un “tema interno de un grupo municipal” y porque los informes sobre el asunto “han mostrado múltiples contradicciones”. Francisco Claro, el protagonista de esta historia, indicó que ya se había debatido excesivamente sobre este tema y que le resultaba contradictorio que “Félix Calleja no quisiera que desapareciera Independientes por Aldeamayor justo hasta el momento en que se le expulsa”. Jacob Bermejo dio su apoyo a la moción, y dijo, tras una serie de motivaciones, que la declaración de los dos concejales como no adscritos se tendría que haber producido justo el día en que se les expulsó de UPYD, formación por la que concurrieron a las elecciones. Por último, Bernardo Sanz Manso señaló que se ratificaba en el sentido del voto del portavoz de su partido.

Antes de que se pasara a la votación, Félix Calleja señaló que si la decisión de declarar a Claro como concejal no adscrito se adoptaba con fecha de 30 de enero de 2014, entonces él sí que apoyaría la moción. Hechas las pertinentes consultas al secretario, se acordó que se incluiría la esa última coletilla, con lo que la votación de declarar a Francisco Claro como concejal no adscrito con fecha 30 de enero fue aprobada por los votos a favor de los tres concejales del PP, los dos de URCL y el propio Calleja.

Consecuencias de esta declaración

Las consecuencias que de esta nueva situación se desprende son de tipo económico y administrativo. En lo económico el Ayuntamiento dejará de pagar las cantidades que estaba abonando a Independientes por Aldeamayor por ser grupo municipal y además, este grupo tendrá que devolver todo lo ingresado con posterioridad al 30 de enero. En lo administrativo, la ley dice que habría que recomponer la composición de las comisiones informativas de tal manera que los dos nuevos concejales no adscritos podrían participar e intervenir en ellas, pero ninguno de los dos podría votar al no pertenecer a ningún grupo.  

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar