Ad Clicks : Ad Views :
Home / Fiestas y Tradiciones / MELCHOR, GASPAR Y BALTASAR TRAEN DESDE ORIENTE SU MAGIA A LAS CALLES DE ALDEAMAYOR

MELCHOR, GASPAR Y BALTASAR TRAEN DESDE ORIENTE SU MAGIA A LAS CALLES DE ALDEAMAYOR

El cortejo real recorrió la localidad desde el Espacio Joven hasta la Plaza Mayor donde se puso el punto y final
Camellos, ocas o asnos fueron algunos de los animales que pudieron contemplar los asistentes

     Foto: Predotom.

Juan J. Villalba Pinilla

Sus santas majestades, Melchor, Gaspar y Baltasar, cubrieron con un manto de magia, que trajeron desde el lejano Oriente, la tarde noche de Aldeamayor de San Martín en la tradicional cabalgata de Reyes Magos del 5 de enero.

La comitiva real partió, pasadas las seis de la tarde, de un Espacio Joven cuyos aledaños estaban plagados de niños y grandes que con ojos ansiosos esperaban a ver a quienes  durante la noche llenarían su zapatos de regalos previamente solicitados a través de una carta entregada a unos pajes reales que como es costumbre escoltaban a los exóticos monarcas que poco a poco, al ritmo que marcaban los acordes de la dulzaina de Tierra de Pinares y a lomos de tres camellos, iban recorriendo las calles y arrojando sin cesar montones de caramelos y saludos a cuantos aparecían en su camino.

Fue la de Aldeamayor una cabalgata con una mezcla equilibrada de modernidad y tradición. La modernidad estuvo representada por la carroza temática de la película Frozen con el muñeco de nieve Olaf, al cual imitaban muchos niños con sus atuendos, y con las protagonistas femeninas de la serie, Elsa y Anna. Por su parte esa tradición que algunos quieren adulterar en cientos y cientos de pueblos, ciudades y comarcas del panorama nacional quedó patente en algo tan importante como las cabalgaduras en las que llegaron los tres Reyes, unos camellos, o en la participación de otros animales como pollinos u ocas.

A la llegada a lo Plaza Mayor los tres magos de Oriente descendieron de sus respectivas monturas y tomaron asiento sobre unos tronos que en un escenario estaban instalados donde pacientemente fueron escuchando a todos y cada uno de los niños que allí se encontraban.

La fiesta terminó con el reparto de chocolate entre los presentes con el que poder combatir los rigores de la fría pero emocionante noche.

Foto: Pedrotom

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar