Ad Clicks : Ad Views :
Home / Actualidad deportiva / Más de 300 corredores despidieron 2014 “runeando” en Portillo

Más de 300 corredores despidieron 2014 “runeando” en Portillo

La localidad celebró la sexta edición de las Quedadas Runeras en una mañana muy fría pero soleada. La recaudación de las inscripciones, casi 1.000 euros, se irá a parar a la Asociación  Española Contra el Cáncer que lo destinará al estudio del cáncer infantil.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Lo que en 2004 era una trotada por caminos y veredas de Portillo en la que participaban unas desenas de vecinos de Portillo en exclusividad  -unos 80 la primera edición de 2009- se ha convertido con el paso de los años en uno de los eventos deportivos de estas características que más personas concita en la comarca. Sin tener carácter competitivo ni estar organizadas por ninguna firma especializada, sino por un grupo de esos vecinos, año tras año la Quedada Runera de la mañana del Día de Nochevieja que se celebra en Portillo ha ido creciendo hasta alcanzar en este 2014 los más de 300 participantes no sólo de Arrabal y Portillo sino de municipios aledaños como Aldeamayor, Camporredondo, Íscar, La Parrilla, La Pedraja, Mojados o Montenayor sino de lugares no tan cercanos como Laguna de Duero, Cuéllar, el propio Valladolid Capital e incluso un participante llegado desde Gijón.

A la cabeza de las Quedadas Runeras se encuentra Juan Esteban Salamanca, vecino de la localidad y promotor de la iniciativa. A la satisfacción por ver como las quedadas se han convertido en una cita deportiva referente del calendario deportivo no sólo de Portillo sino de la comarca, se encuentra la responsabilidad porque a nivel organizativo nada tiene que ver poner en marcha una quedada para ochenta personas que para más de 300. “A nivel organizativo las cosas se han complicado un poco en estos años –señala Esteban Salamanca-. Cada vez se piden más requisitos de tipo legal lo que está bien y va en favor de aumentar la calidad del evento. Coordinar todo el dispositivo de la prueba es una pasada. Por eso quiero agradecer a colaboradores que aportan el avituallamiento, a los voluntarios, bares y establecimientos que colaboran con nosotros”.

Prueba de la afirmación del organizador está el hecho de que ese dispositivo de personal –todos voluntarios- que brindan su apoyo al evento asciende a unas 25 personas encargadas de tareas tan diversas como ir en bicicleta señalizando el recorrido, cortar los caminos y realizar labores de avituallamiento, etc. Además, la quedada cuenta con otros servicios como el de ambulancia y responsabilidad civil y accidentes. Tanto la solicitud del preventivo como el pago de esos seguros corre por cuenta del Ayuntamiento de Portillo según han confirmado a esta redacción fuentes mucipales. Desde el consistorio también se tramita todo el expediente frente a las diferentes administraciones superiores como la Junta de Castilla y León, condición sine qua non para que se celebre la prueba, se cede la megafonía y su montaje, un vehículo todo terreno, vallas y cinta de obra para delimitar parte del recorrido, además de la participación como voluntarios de 3 concejales y se correrá con el coste de la serigrafía de la publicidad de las camisetas.

Además, y como casi todas las pruebas deportivas que se organizan actualmente la VI Quedada Runera ha tenido su parte solidaria. La cuota inscripción de cada participante, 2 euros, iba destinada a la Asociación Española de Lucha Contra el Cáncer para investigación del cáncer infantil. De la suma de todas las donaciones se han obtenido 972 euros.

En cuanto a la quedada en sí, y a diferencia del pasado año en el que la lluvia azotó a los corredores, la mañana del último día del año amaneció fría con temperaturas bajo cero pero con un sol agradable en la Plaza de Pimentel, lugar desde donde los corredores tomaron la salida. Unos a mayor y otros a menor ritmo; unos solos y otros en grupo; unos con el atuendo típico de corredor y otros con algún añadido festivo; salvo algún caso aislado la práctica totalidad de los que salieron del Distrito 1 llegaron al parque de la Antigua Plaza de Toros del Distrito 2. Sin embargo, ese fue sólo el inicio de la quedada runera puesto que muchos los participantes se quedaron a almorzar, a realizar una ronda por los distintos bares de la localidad y a participar en los tradicionales sorteos de regalos. En suma, un intenso día de convivencia de 300 amigos. 

Galerías de fotos

 

 

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar