Ad Clicks : Ad Views :
Home / Toros / Manrique, Mata y Maldonado triunfan en el primer coloquio taurino celebrado en Viana de Cega.

Manrique, Mata y Maldonado triunfan en el primer coloquio taurino celebrado en Viana de Cega.

Organizado por la asociación ‘El Polvorín’ el público que llenaba el Salón de Plenos del Ayuntamiento disfrutó de las opiniones y pareceres de un todoterreno del mundo del toro en Valladolid, de un abogado y periodista metido a ganadero y de un joven novillero que está en el alba de su carrera.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Lleno hasta la bandera es el que presentó anoche un Salón de Plenos del Ayuntamiento de Viana de Cega atestado de un público, no sólo de la localidad sino de municipios vecinos, que acudió presenciar el primer coloquio taurino celebrado por la Asociación ‘El Polvorín’, enmarcado en las fiestas de invierno en honor a la Virgen de Las Candelas y a San Blas y que sirvió como preámbulo a la gran jornada taurina que se vivirá hoy con encierro de carretones desde las doce de la mañana y suelta del ‘Toro de San Blas’ desde las cuatro y media de la tarde.

Moderado por  Juan García Tejedor, crítico taurino en Cope Valladolid, los aficionados, que desde las ocho de la tarde ocupaban las butacas del plenario vianero pudieron disfrutar de un magnífico coloquio con, usando un símil taurino, un cartel excelentemente rematado en el que participaron el abogado, crítico taurino  y propietario de la ganadería ‘Toros de Tierz’ César Mata, el matador de toros retirado y recién nombrado gerente de la Plaza de Toros de Valladolid Jorge Manrique y el novillero vallisoletano Ricardo Maldonado. Tres representantes del mundo del toro que aportaron a la velada tres puntos distintos de entender la fiesta, y hablaron de sus experiencias y de la situación actual de la Fiesta.

Antes de entrar de lleno en el debate tomó la palabra el presidente de ‘El Polvorín’, José Ignacio Melo, quien además de agradecer a la concurrencia su presencia quiso agradecer, personalizando en los socios, en las empresas colaboradoras y en el Ayuntamiento, toda la colaboración brindada a la directiva de la asociación para que durante tres años consecutivos se haya podido organizar un festejo taurino como el ‘Toro de San Blas’ en las fiestas de invierno. En palabras de Melo, la tradición en la que se ha convertido este festejo, además del lleno para presenciar el coloquio de ayer, ponen en entredicho la afirmación de que Viana no es un pueblo taurino.

Jorge Manrique, lasecano de nacimiento aunque riosecano por los cuatro costados, hizo un resumen de lo que fue su carrera como matador de toros que si bien, según sus palabras, no fue una carrera importante sí fue intensa y lo que es mucho más relevante para sí mismo, le hizo feliz. De la mano de García Tejedor y del propio Manrique saltaron al ruedo dialéctico momentos importantes de esa carrera como su alternativa de la mano del recientemente desaparecido José María Manzanares y de otro vallisoletano ilustre como Roberto Domínguez de la que en este 2015 se cumplen 30 años así como faenas importantes realizadas en Valladolid, la plaza donde más toreó, y en los diferentes cosos de la geografía nacional. Así mismo hizo alusión a su retirada en Aldeamayor de San Martín en agosto del 2000. Tuvo oportunidad también de dar unas pinceladas a otras facetas de su carrera como la de ganadero, apoderado, empresario de festejos populares y formales e incluso, sin entrar en detalle pues aún es pronto y hay muchas reuniones de por medio, de su renovada faceta de gerente de la Plaza de Toros de Valladolid.

El cuellarano por ascendencias materna César Mata comenzó su intervención alabando la figura de Manrique de quien dijo que “supo irse en silencio, sin echar la culpa a nadie ni quejarse de nada y sin necesidad de hacer ninguna nota de prensa”. En estas últimas palabras muchos de los presentes percibieron cierta crítica a lo sucedido esta semana con Leandro Marcos. Entrando de lleno en su faceta de ganadero Mata reconoció que es la primera tertulia a la que acude en este rol y dijo que uno de los motivos que le han empujado a adentrarse en este mundo, aparte de la afición y el amor que desde niño tiene al mundo del toro, es la necesidad de “entender mejor” aquello sobre lo que escribe. “Escribir de toros es muy fácil, pero escribir bien de toros es lo complicado. Desde que soy ganadero escribo con más satisfacción de toros y digo menos bobadas” sentenció el abogado, crítico y escritor taurino. Al igual que Manrique, Mata también señaló como el mundo del toro es una de las cosas que le hacen feliz. En otros pasajes de la tertulia Mata habló de aspectos concretos de su ganadería como su origen a partir de ejemplares de Escudero de Cortos -procedencia Marqués de Domeq-, así como de lo que quiere que llegue a ser recalcando que pretende “tener una ganadería buena y de calidad y con la que no disfruten en demasía los que se pongan delante de los ejemplares”. A preguntas de alguno de los espectadores Mata analizó también el porqué del cambio en los gustos de los más jóvenes del festejo formal al festejo de cortes, tuvo tiempo de tocar alguna pincelada relativa a la prohibición de las corridas de toros en regiones como Cataluña e incluso regaló a un niño uno de sus libros en aras del fomento de la afición entre los más pequeños.

Ricardo Maldonado, el más joven de los intervinientes, dio un repaso a su carrera desde sus inicios hasta la actualidad. “Siempre me llamó la atención este mundo y ver a personas jugarse la vida delante de un toro fue lo que justificaba mi pasión por este mundo” apostilló como arranque a sus palabras. Continuó relatando episodios dentro del ámbito familiar como la compra de un capote de paseo para sorpresa de sus progenitores, su paso por la Escuela de Rioseco en la que tuvo de profesores a Santiago Castro ‘Luguillano’ y al propio Manrique, sus viajes semanales hasta Salamanca para acudir a escuela taurina donde comenzó a torear en el campo de la mano de los maestros Juan José y José Ignacio Ramos, sus más de 100 novilladas sin picadores toreadas y por supuesto su salto a la lidia de novilladas con “los del castoreño”  y sus triunfos de 2014 en agosto en Aldeamayor de San Martín donde indultó un novillo de Guadajira y sus salidas por la puerta grande de Laguna de Duero y Valladolid en septiembre. El joven novillero vallisoletano también tuvo tiempo de mediar en la polémica que siempre aparece en este tipo de tertulias en cuanto a que las grandes figuras sólo torean ganaderías comerciales y nadando entre dos aguas recalcó que a él como aficionado también le gustaría ver a los primeros diestros del escalafón enfrentándose a morlacos de las llamadas ganaderías duras pero que como novillero puede que ese gusto cambie.

Tras casi dos horas de amena charla llegó el momento de que el alcalde de Viana, Alberto Collantes Velasco, clausurara el acto. El regidor se mostró encantado por la gran afluencia de público, puso en valor el esfuerzo que desde ‘El Polvorín’ se está haciendo por fomentar algo como es el mundo del toro y de la fiesta “que forma parte de nuestra cultura”. Quiso destacar también lo importante que es que la asociación y el ayuntamiento vayan de la mano en la organización de festejos como el ‘Toro de San Blas’ para garantizar su éxito haciendo también un pequeño histórico de las razones que han llevado al consistorio a organizar exclusivamente festejos populares como encierros o capeas en las calles pero también señaló que, aunque en su momento se prescindió de ella por la poca afluencia de público, no se puede descartar que en un futuro Viana pueda tener de nuevo una plaza de toros donde se desarrollen otro tipo de festejos como concursos de cortes u otras.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar