Ad Clicks : Ad Views :
Home / Actualidad deportiva / LOS FUNDAMENTOS DEL DEPORTE

LOS FUNDAMENTOS DEL DEPORTE

245 niños y niñas se reúnen en el polideportivo Antonio Garnacho de Arroyo de la Encomienda dentro del Programa ‘Chiquitín’ para participar en la actividad de ‘Deportes alternativos’: Hinchables, Kinball, Mazaball, Datchball, Colpbol y Ultimate son sus nombres ‘modernos’

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Que el deporte debe ser ante todo divertido es un hecho cierto. Que la práctica debe ser polideportiva para los más pequeños (de cinco a ocho años) ya que de esta manera conocen e interrelacionan su cuerpo con los juegos y las actividades, está también constatado. Bajo este prisma, el Servicio de Deportes de la Diputación Provincial de Valladolid promueve esta actividad que, integrado en el Programa Deporte Divertido, denominado Chiquitín,’ tiene en mente en cinco jornadas a lo largo del año, dar a conocer distintos deportes y actividades físicas de una manera lúdica y recreativa, evitando la especialización deportiva prematura y con un último fin: familiarizarse con las normas y características básicas, los fundamentos, de las diferentes actividades físicas.

De esta forma y en la primera de estas sesiones, el pasado sábado, día 27 de enero, el Polideportivo Antonio Garnacho de Arroyo de la Encomienda reunió a 245 niños y niñas llegados desde San Miguel del Arroyo, La Pedraja de Portillo, Portillo, Íscar, Aldeamayor de San Martín, Olmedo, Mojados, Pedrajas de San Esteban, Boecillo, La Cistérniga, Fresno El Viejo, Villaverde de Medina, Tordesillas, Peñafiel y Zaratán divididos en seis grupos con la intención de ‘convivir’ con estos ‘Deportes alternativos’. Desde las 10,00 horas y hasta las 13,30, los niños prebenjamines (nacidos entre 2010 y 2013) fueron transitando por las diferentes actividades: Hinchables, Paracaídas, Mazaball, Datchball, Colpbol y Ultimate para asentar este carácter polideportivo en el que los participantes, a través de estos juegos, pudieron conocer los fundamentos de todo deporte.

En medio de las seis rotaciones también hubo tiempo para el descanso, el almuerzo y alguna sorpresa más. Y es que la práctica del deporte permite desarrollar virtudes educativas de indudable valor, para el desarrollo personal -esfuerzo, coeducación, tolerancia, dedicación, trabajo en equipo, solidaridad… Todo como parte de la educación integral del niño.

Realmente los niños, en los pueblos y en las ciudades, desde siempre han practicado estos juegos o modalidades similares. Valía un palo, una pelota, una tiza, una portería pintada y la imaginación. Otra cosa es la denominación que ahora se le dé, más moderna sin duda y con tintes angloamericanos, que parece que viste mucho. Eso sí, el Colpbol (y no Colpball) fue inventado en 1997 por un profesor de Educación Física valenciano, Juanjo Bendicho. Suyo es el mérito. Que en esto también inventamos. Deportes alternativos, por lo tanto, con nombres extranjeros pero con raíces y pasado patrio.

El tradicional plato volador o frisbee (ahora Ultimate) y su forma correcta de lanzarlo y posicionar las manos (“como si fuera una pistola”) y de recogerlo  (“como un  cocodrilo, una mano sobre otra con los brazos estirados a modo de palmada y por delante para que no nos pegue en la cara”); el Datchball, donde en dos equipos enfrentados se trata de lanzar balones al equipo contrario con el fin de darles y eliminarles y gana quién logre apartar a todos (¿Se acuerdan de los puntos o del balón prisionero?); el Mazaball, otra modalidad de hockey con mazas blandas y pelota con porterías y goles; el Colpbol, deporte con dos equipos mixtos de siete jugadores cuya finalidad es a base de golpeos con las manos, introducir la pelota en la portería contraria. Deporte de máxima participación porque un mismo jugador no puede golpear el balón dos veces. (“No vale chupar”, se decía).

El Kinball, con balón grande y en el que cada equipo, por colores, lanza a otro una bola grande y le avisa con la palabra ‘Omnikin’ y su color para que este le recoja antes de que toque suelo. Con una denominación u otra, el caso es el fomento de esta práctica predeportiva demostrable que hace palpable los fundamentos de los deportes y acrecienta los valores de convivencia.

Tras visión de los deportes alternativos, el programa Chiquitín tendrá una continuidad con otras cuatro jornadas tematizadas con carácter de fiesta deportiva, lúdica y recreativa. El 24 de febrero se centrará en los “Deportes colectivos” en Peñafiel; el 24 de marzo y en Olmedo, se basará en “Deportes individuales”; el 21 de abril, y en Íscar, los “Deportes tradicionales” y finalmente, el 19 de mayo en Renedo de Esgueva, con los “Deportes en la naturaleza”. Esta actividad, destinada a los más pequeños participantes de los Juegos Escolares sigue demostrando año a año ser una de las fijas y de más éxito que promueve el servicio de Deportes de la Diputación Provincial de Valladolid.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar