Ad Clicks : Ad Views :
Home / Tierra de Pinares / Largo, farragoso y desagradable Pleno el vivido ayer en Montemayor

Largo, farragoso y desagradable Pleno el vivido ayer en Montemayor

Los votos del equipo de gobierno tumbaron la solicitud de dimisión formulada por la oposición. El Salón de Plenos se llenó de vecinos que, en su mayor parte, increparon a socialistas y comunistas. Los populares denunciaron una y otra vez la falta de libertad de expresión para poder mostrar sus argumentos.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Una vez que el alcalde, Noel Serna, leyó el único punto del Orden del Día consistente en la “petición formal de dimisión del equipo de gobierno formado en coalición por PSOE e IU, y la consiguiente formación de una comisión gestora hasta final de la legislatura” y dado que el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Sanz Guadarrama, no se encontraba presente, fue el concejal Ángel de la Fuente el que asumió ese papel y pasó a enumerar los motivos por los que se solicitaba la dimisión en bloque del bipartito PSOE-IU y que para de la Fuente están creando “crispación y enfrentamiento entre los vecinos”.

El reparto de las tierras del municipio entre los agricultores, sin consultar a la Junta Agraria Local y en el que según los populares el alcalde y su padre han recibido 80 hectáreas, al igual que el Segundo Teniente de Alcalde y su hijo, fue la primera de las razones aportadas por la oposición. En segundo lugar se apuntó el no haber apoyado la declaración del Bien de Interés Cultural para  la plaza de palos. Como tercera y cuarta causas de esta crispación a la que los populares aluden está el “rechazo a ingresar una subvención de 24.000 euros para la iglesia y el despido ilegal de una trabajadora con la correspondiente indemnización que le ha costado a todos los vecinos de Montemayor de Pililla”. De la Fuente aprovechó también para solicitar de nuevo al alcalde los gastos que había generado el despido de esa trabajadora y para señalar de pasada otros temas que estaban generando ese malestar en la localidad momento en el que el alcalde le cortó por no estar ciñéndose al orden del día y pasó a rebatir los argumentos del portavoz del Grupo Popular.

Respecto al reparto de las tierras entre los agricultores y a la denuncia de la mayor parte de los agricultores del municipio por este tema, Serna afirmó que no son la mayoría de los agricultores los que han denunciado sino exclusivamente doce e indicó, en cuanto a las superficies que se han adjudicado tanto él como otro concejal del equipo de gobierno, que en su caso le había tocado la misma superficie que el pasado año y en el caso del otro edil incluso había perdido. En este punto es cuando tras un intento del portavoz popular por rebatir sus argumentos, el gestor socialista amenazó con expulsarle de la sala si no se mantenía callado.

Sobre el no apoyo a la declaración de BIC de la plaza de palos, el primer edil manifestó que tanto el 20 de abril de 2010, con los populares en el gobierno, como el 9 de diciembre de 2011, ya en esta legislatura y siendo ellos equipo de gobierno, se apoyó esa declaración y en ninguno de los dos casos se recibió contestación de la Junta de Castilla y León “lo que pasados seis meses se tiene que entender como negativa por silencio administrativo”.

“No hemos rechazado nada -en alusión a la subvención de los 24.000 euros de la iglesia afirmó el regidor socialista- sino que lo que hemos hecho ha sido no solicitar la subvención”. Aprovechó también para pedir a los populares algún documento que acreditaran que se iba a conceder esa cantidad y para indicarles que de los 225 municipios de Valladolid, sólo la habían pendido 57 y que además, el 20% de lo que se concede lo tendrían que poner los ayuntamientos.  

En lo tocante al despido, Serna argumentó que un despido puede ser “procedente, improcedente o nulo, pero en ningún caso puede ser ilegal. En este caso el juez lo ha decretado como nulo”. El alcalde prosiguió indicando que siendo el tercer año de legislatura, viendo que esa trabajadora no respondía a las expectativas y asesorados por la abogada municipal, se optó por despedirla. No quiso entrar a debatir si era verdad o no la acusación que en ese preciso momento le formuló Ángel de la Fuente sobre que antes de ser alcalde, iba alardeando de que iba a despedir a la trabajadorauna vez que ocupara el cargo y señaló la cantidad de 5.607,86 euros como el coste que para las arcas municipales ha tenido dicho despido. Actualmente la trabajadora ha sido readmitida.

Un cuarto punto que Noel Serna no quiso dejar pasar por alto fue el de la consulta sobre el cambio de las fechas de las fiestas de la Exaltación de la Cruz. “No se ha convocado una encuesta para cambiar las fechas de las fiestas sino para saber lo que opinaba el pueblo. Si hubiéramos querido cambiar las fechas, lo hubiéramos hecho directamente, pero lo que hemos querido era conocer el sentir de los ciudadanos únicamente”.

Tras las apreciaciones del alcalde, tomó la palabra el portavoz de IU, Francisco Javier Martín, quien antes de contestar a los populares, les recordó la existencia de la Moción de Censura como herramienta para cambiar de gobierno tras presentar un candidato y un programa de gobierno. “Sólo piden la dimisión y no explican quien compondría esa comisión gestora”. Los argumentos que dio Martín en contestación a las críticas formuladas por de La Fuente no distaron mucho de las del alcalde aunque sí que quiso dejar claro como resumen a todas ellas, que en el caso de que un equipo de gobierno haga una propuesta, y la oposición no esté de acuerdo con ella, “lo que se tiene que hacer es presentar su propia propuesta y aplicarla si la gente les vota en las próximas elecciones. No se trata de pedir la dimisión cuando alguien no está de acuerdo con lo que yo propongo”. Sí que dejó unas pinceladas de sus planteamientos en el caso de la no solicitud de la subvención para el arreglo de la iglesia donde se manifestó en contra de dedicar un solo euro para subvencionar a entidades privadas, y al reconocer que se cometió un error al pactar con la trabajadora el despido improcedente para que pudiera cobrar el despido, “pero la trabajadora lo ha recurrido y el juez ha declarado el despido nulo”. Para finalizar su intervención, señaló que en el Ayuntamiento de Montemayor no hay escándalos ni cada tres ni cada dos meses sino que es el PP el que quiere crear ese escándalo, incluso de nada”.

Desde el PSOE se criticó la búsqueda de falsos escándalos por parte de los Populares y se les preguntó quién crearía esa gestora en el hipotético caso de que el equipo de gobierno dimitiera a lo que Ángel de la Fuente dijo que no sólo dimitiría el gobierno, sino todos los concejales y sería la Diputación la encargada de crearla.  

Llegado este momento del debate, quiso intervenir Iván Velasco por el PP pero desde la alcaldía se le negó la palabra justificando esa decisión en que en un pleno extraordinario sólo pueden intervenir los portavoces y él no lo es. Pasó a intervenir nuevamente Ángel de la Fuente que reformuló al portavoz de IU, Javier Martín, una serie de cuestiones tales como si se arrepentía del despido de la trabajadora o si estaba de acuerdo con que tanto el alcalde como el segundo teniente de alcalde se hubieran adjudicado en el reparto de las tierras, 40 hectáreas cada uno, habiendo jurisprudencia que indica que cualquier persona que forme parte de una corporación no puede adjudicarse nada del ayuntamiento donde ejerce como cargo público ni trabajar para él.

Otra vez comenzó a relatar el popular varios episodios que según él crispan el ambiente en Montemayor tales como la contratación de un carpintero, la realización de un curso forestal por importe de 10.000 euros o la adquisición de unas placas por 20.000 euros y nuevamente el alcalde le dijo que esos temas no estaban dentro del orden del día y que por tanto o se ceñía a él o se le retiraba la palabra; cosa que terminó por hacer no sin antes decirle a de la Fuente que los hubiera incluido en el orden del día y que se esperasen a las siguientes elecciones para ganarlas y llenar el “ansia que tienen de poder”. Acusó también a los populares de ser ellos los que ponen piedras en el camino y los que no han llevado una sola propuesta ni a comisiones ni a plenos. En este momento fue cuando, ante la amenaza de expulsión del portavoz popular si seguía interviniendo, parte del público irrumpió en gritos en contra del alcalde preguntándole si también los iba a expulsar a ellos y criticando su actitud de no dejar expresarse a la oposición.

Volvió a intervenir el portavoz comunista para aclarar que él no había dicho en ningún momento que estuviera arrepentido del despido de la trabajadora sino de haber pactado con ella ese despido improcedente cuando “quizás sí que hubiera causas para realizar un despido procedente”. Respecto a las adjudicaciones de las tierras, Martín dejó claro que se había hecho “de acuerdo a un procedimiento  con unos criterios aprobados por el Pleno Municipal con una normativa general en la que nosotros entendemos que no puede ser que tengan que abstenerse o no puedan participar los miembros del equipo de gobierno al igual que participan, por ejemplo, de una subida de impuestos. Considero –continuó el edil- que tanto el alcalde como el concejal ni siquiera tendrían que haberse abstenido en las votaciones y de hecho, no participaron ninguno en las comisiones en las que se hicieron las adjudicaciones de las tierras. Todo el procedimiento está denunciado, por lo que en tanto no haya una respuesta judicial, ya se verá, pero nosotros estamos convencidos de que el procedimiento seguido con el asesoramiento de los técnicos municipales es  totalmente legal”.

Como el portavoz de IU empezó a hablar de temas relativos a la salud financiera de Ayuntamiento, parte de los vecinos presentes en la sala le increparon para recordarle que se estaba saliendo del orden del día lo que aprovechó el portavoz del PP para censurarle al alcalde la doble vara de medir que tenía permitiendo al representante de IU explayarse todo lo que quisiera y hablar sobre cualquier tema, mientras que a ellos les cortaba continuamente. Terció Serna para retirar la palabra al portavoz del PP y ante la acusación del portavoz de IU de que en el momento que se daban argumentos desde el equipo de gobierno, bien los concejales de la oposición o bien el público interrumpía, nuevamente el patio de butacas estalló en abucheos.

El alcalde quiso pasar directamente a la votación de la propuesta de acuerdo pero desde la bancada popular se dijo que ellos no votarían en tanto en cuanto no se les dejara hablar libremente. Volvió a intervenir el popular Iván Velasco para recriminar a Serna el que no se le permitiera hablar. “Ésta es la democracia que tenéis, en la que sólo habla el que vosotros queréis, mientras al de IU se le está dejando decir lo que quiera”. Nuevamente el alcalde quiso someter la propuesta a votación negándose los populares y teniendo que intervenir la secretaria municipal para aclarar conceptos. El portavoz del PP se reafirmó en que ellos no votarían nada en tanto no se les dejara hablar y explicar al pueblo los numerosos episodios de despilfarro habidos en la localidad. Tras la mediación del portavoz de IU se concedió una última ronda de 5 minutos a cada grupo para que emitiera las conclusiones finales antes de pasar a la votación.

Por el PP, de la Fuente hizo referencia nuevamente a supuestas alcaldadas como el gasto de 10.000 euros en un curso forestal; la contratación de un carpintero cuyo contrato era de un mes y ya lleva diez; la prohibición de que los concejales vayan a la “Misa de Asiento” en representación del pueblo; la adjudicación de las calderas a la empresa cuyo gerente es un concejal de IU; la elección a dedo del monitor del curso forestal o la eliminación de becas de transporte a estudiantes entre otras. Acabó acusando al alcalde de prevaricación a lo que éste le respondió que lo demostrara.

Desde Izquierda Unida se definió como de “mentira o falsa verdad” cada una de las acusaciones del PP y desde el PSOE se acusó a los populares de “malinterpretar los datos y de crispar al pueblo más que nosotros”.

Acto seguido se pasó a la votación de la propuesta de dimisión del equipo de gobierno, siendo esta rechazada por tres votos a favor de los concejales populares y con los cuatro en contra de PSOE e IU. El alcalde levantó la sesión no accediendo a las peticiones de algunos de los vecinos que querían expresarse lo que provocó aún más las iras del respetable viviéndose momentos de mucha tensión.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar