Ad Clicks : Ad Views :
Home / Cultura, Ocio y Turismo / LA SEMANA DE CINE DE MEDINA DEL CAMPO RECONOCE AL DIRECTOR GONZALO SUÁREZ CON SU ROEL DE HONOR

LA SEMANA DE CINE DE MEDINA DEL CAMPO RECONOCE AL DIRECTOR GONZALO SUÁREZ CON SU ROEL DE HONOR

El cineasta asturiano recala hoy en el certamen medinense para recibir el máximo galardón de la cita. Representante de la desaparecida Escuela de Barcelona, el festival premia con este Roel su extensa y personal filmografía, en la que se incluyen títulos como El extraño caso del doctor Fausto, Epílogo y Remando al viento

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

El director Gonzalo Suárez recibirá hoy jueves el Roel de Honor de la 31ª Semana de Cine de Medina del Campo. La cita cinematográfica reconoce, así, la extensa y personal trayectoria de Suárez, que ha firmado casi una treintena de películas, entre las que se incluyen El extraño caso del doctor Fausto (1969), Aoom (1970), Epílogo (1984), El detective y la muerte (1994) y Oviedo Express, la última hasta la fecha, que vio la luz en 2007. El realizador asturiano, que cuenta en su haber con otros destacados galardones, como el Premio Nacional de Cinematografía (1991) y la Orden de Alfonso X El Sabio (2006), recibió en 1989 el Goya a Mejor Dirección por uno de sus títulos más alabados, Remando al viento, que le valió también la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián. Precisamente, la Semana de Cine proyectó la película en el apartado de propuestas previas al festival, el pasado 4 de marzo.

Nacido en Oviedo en julio de 1934, se trasladó a Madrid para estudiar Filología Francesa, carrera que nunca terminó. Sin embargo, la estancia en la universidad hizo que entrase a formar parte del Teatro Español Universitario para iniciar su andadura como actor, que le llevó a protagonizar en 1969 su debut en el largometraje como director, Ditirambo, filme al que precedieron dos cortometrajes en 1966. Suárez, que había comenzado en el séptimo arte como guionista, se metía en la piel de su álter ego, un héroe atípico dispuesto a ejecutar cualquier misión que le fuese encomendada. Con este primer trabajo, el realizador asturiano buscaba alejarse de las corrientes imperantes en el cine nacional de la época, con imágenes fantásticas y oníricas que se entremezclaban con la realidad.

Lo hizo al amparo de la Escuela de Barcelona, un movimiento cinematográfico surgido a mediados de la década de los 60 del pasado siglo que trajo nuevos aires al cine en España. Directores tan célebres como Vicente Aranda, Pere Portabella, Jacinto Esteva, Jordi Grau, Joaquím Jordá y el propio Suárez formaron parte de esta corriente efímera que apostaba por un lenguaje más experimental y una libertad formal y estilística con la que sortear las directrices de la censura franquista y alejarse del Neorrealismo italiano. El fracaso comercial de las películas surgidas de la Escuela de Barcelona supuso el final del movimiento y Suárez, que el pasado mes de noviembre recibía la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes, se decantó entonces por un cine de corte más convencional.

La mezcla de géneros, de drama y humor, y la búsqueda constante de la libertad creativa han marcado la filmografía de Suárez, un creador independiente dueño de una personal percepción de la realidad y de un particular universo interior. Su carrera tras las cámaras ha estado entrelazada en todo momento con su vertiente como escritor. No en vano, ha publicado una veintena de novelas desde que en 1963 viese la luz la primera, De cuerpo presente. Fruto de su interés por diferentes disciplinas, en 2003 dirigió su primer montaje teatral, una adaptación libre de Arsénico por compasión, de Kesserlring, que título Arsénico, por favor, un espectáculo que supuso, asimismo, el debut sobre las tablas de Jorge Sanz. Un creador polifacético que, a partir de mañana, suma su nombre a la nómina de profesionales del séptimo arte galardonados con el Roel de Honor de la Semana de Cine de Medina del Campo, en la que ya figuran Juan Diego, José Sacristán, Emma Penella, Luis García Berlanga, Mercedes Sampietro, Elías Querejeta, José Luis Cuerda, Fernando Trueba y Ángela Molina, entre otros.

PROGRAMACIÓN DEL JUEVES 15 DE MARZO

Hoy abrirá el calendario de proyecciones, en una nueva jornada, la película Stan Laurel y Oliver Hardy en el Oeste, comedia clásica de James W. Horne protagonizada por la pareja cinematográfica El Gordo y El Flaco, dirigida a alumnos de los colegios Clemente Fernández de la Devesa, San José Hijas de Jesús, y Las Mercedes (en dos sesiones programadas a las 10.30 y 12.30 horas).

Ya por la tarde, la Semana de Cine propone el show de Julita y familia, Muchos hijos, un mono y un castillo, resultado de una idea acariciada por un viejo amigo del festival, Gustavo Salmerón, ganador del Goya al mejor cortometraje con Desaliñada, cinta impulsada por el Certamen Nacional de Proyectos del certamen medinense. El documental, que también se impuso como mejor película de su género en los últimos premios de la Academia, narra la historia de la propia familia del director, con su madre a la cabeza del reparto.

Ya a las 20.00 horas, tras la entrega del Roel de Honor a Gonzalo Suárez, la pantalla del Auditorio acogerá la presentación de la multipremiada Una mujer fantástica que, recientemente se llevaba el Oscar a la mejor película de habla no inglesa y con la que Sebastián Lelio lograba, también, un Fénix, un Goya y el premio del cine indie, el Independent Spirit, entre otros. Estrenada en la Berlinale, donde también ganó el galardón a mejor guion, la película lleva a la pantalla la historia de Marina, una transexual que, tras la muerte de su amado, emprenderá una batalla insistente y solitaria contra el entorno familiar de este para reclamar su derecho al duelo.

Además, el Festival celebra la tercera edición de su ciclo Fantasmedina. Ocho autores compiten en el espacio, reservado para un género en auge y que ha ganado terreno en el mundo del cortometraje. El apartado recibe propuestas que llegan con el aval de la presencia y el reconocimiento en distintos festivales. Es el caso de RIP, de Albert Pinto y Caye Casas, galardonado en Sitges y en el Festival de Cine Fantástico de Canarias; o Caronte, de Luis Tinoco, presente en la selección de destacados certámenes del género.

El círculo, de Daniel González; Evstronger, de Silvia Conesa; Gotas, de Sergio Morcillo; Luz azul, de Andrés Malo y Alfonso Segura; Pura energía, de Francisco García Mateos; y Saturno a través del telescopio, de Dídac Gimeno, completan la relación de trabajos y muestran un repertorio temático que ilustra sobre los diversos caminos por los que discurre el género fantástico.

Por último, en el apartado de actividades complementarias, el director de cine y músico Alber Ponte propone un acústico en el Cocos Bar, a las 22.00 horas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar