Ad Clicks : Ad Views :
Home / Cultura, Ocio y Turismo / La Diputación de Valladolid presenta la exposición‘¡Cáspita! Los tebeos del desván’

La Diputación de Valladolid presenta la exposición‘¡Cáspita! Los tebeos del desván’

El vicepresidente de la Diputación de Valladolid y presidente de Sodeva, Alfonso Centeno –acompañado de Jesús María Martínez, propietario de la colección y el alcalde de Urueña, Manuel Pérez Minayo – presentaron ayer martes, 27 de enero en el Centro e-LEA Miguel Delibes de La Villa del Libro la exposición temporal  ‘Cáspitas, los tebeos del desván’.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Desde ayer hasta el 26 de julio de 2015 permanecerá abierta en el Centro E-Lea Miguel Delibes de la Villa de Libro de Urueña la exposición ¡CASPITA! Los tebeos del desván en la que, a través de más de dos centenares de ejemplares originales correspondientes a otras tantas colecciones distintas de los años 50, 60 y 70, se propone el regreso, al menos por un momento, a nuestra infancia.

El objetivo de este montaje expositivo, es, como ya se ha hecho con otros, complementar, ampliándolos, algunos de los contenidos museográficos reunidos bajo el nombre genérico de RECUERDOS DE PAPEL instalados en las plantas primera y baja de este mismo Centro, en cuyas vitrinas, cuadros y paneles se muestra un amplísimo repertorio de materiales de papel, asiduamente empleados en la vida cotidiana a lo largo de los siglos XIX y XX pertenecientes a la Colección Martínez-Leis, colección de la que también han salido los fondos de esta nueva exposición.

Los Tebeos

Durante las décadas siguientes a la Guerra Civil, la literatura infantil y juvenil española tuvo uno de sus mayores exponentes en un particular tipo de publicaciones: los populares tebeos, ya que los textos de sus cuadernillos, independientemente de su contenido, constituirían, en un gran número de casos, el principal elemento de iniciación y desarrollo lector de muchos niños y niñas de esos años, en los que, además, ante nuestros ojos de chicos, iban sucediéndose a través de los dibujos en blanco y negro de sus hojas interiores, personajes aventureros defensores del bien como el Guerrero del antifaz, El Capitán Trueno o el Jabato, en lucha permanente contra el mal personificado en sus malvados secuaces, paisajes exóticos y hasta extraterrestres, escenas de la cercana Segunda Guerra Mundial o la de Corea y situaciones tan variopintas y disparatadas como sus mismos protagonistas, adquiriendo en nuestra mente infantil características de verosimilitud y realidad llegando, en algunos casos, a la identificación personal con alguno de ellos. Y es que todo estaba meridianamente claro: Los malos eran los malos, y además se les notaba, y los buenos… pues, los buenos ganaban siempre y aunque ya se sabía cómo acababan las cosas, ahí estaba esa continua intriga que te llevaba en volandas hasta la última de sus páginas.

Y en los tebeos para chicas algo parecido ya que a través de ellos se iban exponiendo, bajo el halo adormecedor del romanticismo, las situaciones de marginación femenina de la época, presentando los modelos a seguir en un dirigismo cuyo final conclusivo siempre era el deseado, esperado e imprescindible feliz matrimonio ya fuera en los mundos fantásticos de las hadas del bosque o a través del príncipe redentor, incluso ya en los años sesenta.

Y así, en los kioskos iban apareciendo semana a semana los nuevos números de las cientos de colecciones de aquellos héroes de papel que venían a entretener y endulzar nuestras muchas carencias y la acritud de una realidad que escasamente comprendíamos, al igual que ocurría con las novelas de vaqueros o románticas para adultos de Estefanía o Corín Tellado.

La llegada y posterior difusión de la televisión como nueva forma de ocio, ya metidos en los años sesenta, supuso una manera distinta de vivir estas fantasías infantiles, ahora más explícitas a través de las películas o series que, además, no requerían ese esfuerzo de imaginación que si exigían los tebeos a los que poco a poco fueron relegando y a cuya realidad intentarían adaptarse cambiando sus formatos y contenidos, llegando incluso a incorporar en historietas algunas de las series televisivas con más éxito como Bonanza o Bugs Bunny.

Una paulatina decadencia que, en el ámbito editor, se acentuaría con la introducción en España a través de la editorial mejicana Novaro, de los cómics americanos y los nuevos héroes: Superman, Spiderman… y cuya nueva denominación, cómics, llegaría casi a extinguir la original de tebeos, derivada de aquellos Cuentos e Historias del TBO, título con el que aparecería esta publicación pionera en 1918 y de la que tomaría su nombre.

Las editoriales de Tebeos

La enorme popularización que adquirieron los tebeos, ya en los años cuarenta y, principalmente, en las décadas posteriores de los 50 y 60, propiciaron la creación de nuevas empresas o la revitalización de otras fundadas antes de la guerra Civil que se dedicarían, casi con exclusividad, a la producción de este tipo de publicaciones, ubicadas, principalmente, en Barcelona y Valencia.

Una de las más destacadas sería la EDITORIAL VALENCIANA, fundada por Juan Bautista Puerto en Valencia en 1932. Mantendría su actividad hasta 1986, alcanzando su auge entre 1950 y 1965, contando entre sus series, que llegaron a las 175 colecciones, las conocidas El Guerrero del Antifaz o Roberto Alcázar y Pedrín junto a otras como El Espadachin Enmascarado, Milton el Corsario, Purk el Hombre de Piedra, Yuki el Temerario, El Pequeño Luchador, El Coloso o Hazañas para la Juventud Audaz y los semanarios Jaimito y Pumby. En 1973 aparecería como EDIVAL en los pies de imprenta, reeditando con nuevos formatos sus colecciones de más éxito.

La EDITORIAL BRUGUERA, S.A. aunque tenía sus antecedentes en El Gato Negro, la empresa editora de Pulgarcito en los primeros años 20 y otros tebeos y semanarios similares, comenzaría su nueva andadura en 1940 perviviendo hasta 1986 especializándose en libros de bolsillo, literatura juvenil y tebeos. Los cuadernos de aventuras contarían con series tan destacadas como la de El Capitán Trueno de Víctor Mora y Ambrós, El Jabato o El Cachorro de Juan García Iranzo, otras colecciones fueron El Inspector Dan, El Cosaco verde y El Sargento Furiaentre las de chicos y para las chicas: Amapola, Sisi o Lily. Entre sus colecciones, también  figuran un buen número de semanarios de gran aceptación como fueron Pulgarcito, Tío Vivo, DDT,Campeón o Mortadelo.

EDICIONES TORAY, sería otra de las grandes editoras de tebeos. Fundada en Barcelona por Antonio Torrecilla del Cerro y Ayné Arnau en Barcelona, continuaría editando tebeos y libros hasta los años 90. Sus series más destacadas para chicos son, entre otras, las de Hazañas Bélicasde Boixcar, Hazañas del Oeste, Mundo futuro, El Capitán Coraje, Huracán, Jim Huracán, Arizona, Flecha Negra o Rayo Kid y para las chicas, merece destacarse especialmente  Azucena a las que seguirían otras como Cuentos de la Abuelita, Lindaflor, Alicia,Graciela, Serenata o Güendalina.

En 1951, el reconocido historietista Manuel Gago crearía en Valencia la EDITORIAL MAGA, reconocida y recordada no sólo por sus tebeos, de los que llegaría a sacar 119 colecciones con más de 6.500 ejemplares diferentes, sino también por sus muchos álbumes de cromos editados principalmente a partir de 1967. Entre sus series más conocidas están Apache, Bengala, Pantera Negra, El cruzado negro, Dan Barry, Capitán España, El defensor de la cruz, El paladín audaz,  El club de los cinco, El corsario sin rostroEl duque negroJohnny Fogata, MarcosEl duende, El león marinoAtletas, Pacho Dinamita y Tony y Anita y para las chicas: Lirio, Muchachas, Enamorada o Selecciones Maga.

Otras dos destacadas editoriales de tebeos fueron EXCLUSIVAS GRÁFICAS RICART (Barcelona,1953-1974) e IBERO MUNDIAL DE EDICIONES (Barcelona, 1959 – 1988),  la primera con series para chicos como Episodios de Corea, Selecciones de Guerra, Jorga, Platillos Volantes, Safari, Ases del deporte, Winchester Jim o El corsario audaz y para chicas las de Ardillita, Ave, Sentimental, Rosa, Gardenia Azul, Magnolia o Golondrina y la segunda, con Ángel Audaz, Zoltán el zíngaro, Alto Mando, El Delfín Negro, El pequeño siouxRingo, destacando entre las de chicas Mary Noticias y Claro de Luna.

Junto a estas grandes editoriales, especialmente las primeras, surgirían otras más modestas o que dentro de su producción dedicaron menos espacio a estas publicaciones, pero  que también contribuirían con sus cuadernillos a la demanda juvenil de este tipo de entretenimiento. Entre ellas, la EDITORIAL ROLLAN (Madrid, 1949-1974) con colecciones como  Aventuras del F.B.I. Mendoza Colt, El Jeque Blanco,  Hidalgo de Castilla, Rock Vanguard, Doc Savage o Montana (chicos) y Romance (chicas). EDICIONES CLIPER (Barcelona, 1958) a la que pertenecían series como El Coyote, Billy el niño, Mac Larry, El aventurero o Kit Carson (chicos)  o Cuentos de hadas, Florita y Lupita (chicas). LaEDITORIAL CREO (Valencia, 1958 – 1961) con series como Capitán Hispania, Davi-Roy o Ric Rice. LaEDITORIAL MARCO (Barcelona, 1924 – 1968) dedicada a la impresión de folletines, álbunes de cromos y también tebeos entre los que destacaron  Alán Duff, Red Dixon, Castor en invencible, Rock Baxter (chicos) o Merche, Mary Luz, 17 años (chicas). O la EDITORIAL FERMA (Barcelona, 1954-1979) especializada en literatura popular juvenil con series como El pequeño trampero, Robin Hood, Fred Santos, Dártagnan y los tres mosqueteros, Super fuerte (chicos) o Cuatro rosas,  B.B., Blanca, Dalia, Laura oEnsueño (chicas).

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar