Ad Clicks : Ad Views :
Home / Toros / LA ANARQUÍA REINA EN EL PRIMER ENCIERRO CAMPERO DE OLMEDO

LA ANARQUÍA REINA EN EL PRIMER ENCIERRO CAMPERO DE OLMEDO

La manada se disgregó nada más comenzar el festejo y cada toro entró de manera aislada
Hoy jueves hay programa la suelta del Toro del Alba a las nueve de la mañana, un festival mixto sin picadores a las seis de la tarde y una suelta de vacas en la Plaza de Toros a las once de la noche

Juan J. Villalba Pinilla

Comenzaron ayer los encierros camperos, o al estilo de la Villa como reza en el programa, de las Fiestas de San Miguel y San Jerónimo en Olmedo. Es muy posible que quien acudiera ayer por primera vez a presenciar este espectáculo se llevara una idea equivocada de lo que los términos ‘al estilo de la Villa’. Más que parecer un encierro siguiendo los cánones establecidos de manada circulando agrupada y lentamente, lo vivido allí se asemejaba más  a la escena de una cacería, con un grupo de jinetes persiguiendo a uno toro en una punta y otro grupo a otro animal en otra.

Arrancó mal la tarde, con la sustitución de los toros anunciados del Corte de la Maza por novillos de la ganadería lusa de Rio Frío. A esto hay que añadir que el festejo empezó con unos minutos de retraso, lo que originó que por momentos la numerosa concurrencia mostrara su nerviosismo con quejas y murmullos. A partir de ahí, un primer toro se adelantó, el grupo de jinetes y astados se disgregó y cada animal se desperdigó a lo largo y ancho de la explanada previa a las calles olmedanas haciendo la guerra por su cuenta. Sólo la manada de bueyes primero, con el camino bien aprendido, y un novillo de pelo rojo poco después entraron al recorrido urbano de un primer voleo.

De los que quedaban, dos estuvieron buen rato en la explanada alejándose y acercándose a la zona urbana o bajando a la carretera y subiendo al rastrojo una y otra vez. A fuerza de mucho empuje de caballistas y mozos se consiguió que dos de ellos accedieran hasta las calles y que entraran en la plaza de toros con las fuerzas más bien justas. Al último de los astados, el que más lejos de la zona urbana se encontraba junto a algunos caballistas y vehículos, hubo que ir a buscarlo con los bueyes para que tras más de una hora desde que se abrieran los corrales entrara al coso olmedano.

Encerrado el ganado comenzó una capea con los toros que saldrán en el campero del viernes, pertenecientes a la ganadería de la Taustana, donde los mejores momentos se han vivido cuando uno de los toros ha intentado hasta en dos veces saltar al callejón.

Hoy jueves, día del patrón, está prevista la suelta del Toro del Alba a las nueve de la mañana, un festival mixto sin picadores a las seis de la tarde y una suelta de vacas en la Plaza de Toros a las once de la noche. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar