Ad Clicks : Ad Views :
Home / Economía / JAVIER VELASCO: “TENEMOS QUE LUCHAR POR GARANTIZAR EL RELEVO GENERACIONAL DE LA ALFARERÍA DE PORTILLO”

JAVIER VELASCO: “TENEMOS QUE LUCHAR POR GARANTIZAR EL RELEVO GENERACIONAL DE LA ALFARERÍA DE PORTILLO”

El presidente de la Asociación de Alfareros de Portillo presentó el sábado en la feria el logo que identifica a la localidad como primera zona de interés artesanal de Castilla y León
Actualmente quedan diez talleres en activo

Velasco durante la presentación del logo el pasado sábado.

Juan J. Villalba Pinilla

El pasado mes de noviembre de 2015, la Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León concedía a Portillo el reconocimiento como primera Zona de Interés Artesanal de la Comunidad Autónoma. Con ello se acredita  “que Portillo cuenta con un colectivo artesanal activo y homogéneo, que goza de una tradición artesana que se remonta a varios siglos atrás, manteniéndose de forma ininterrumpida hasta la actualidad”. Actualmente siguen abiertos diez hornos.

Un acto celebrado en el Ayuntamiento de la localidad en marzo de 2016, en el que participó la Consejera de Economía y Hacienda Pilar del Olmo, sirvió para sustanciar una distinción  que se otorgaba en respuesta a la solicitud de la mayoría de los talleres artesanos reconocidos e inscritos en el Registro Artesano de Castilla y León en Portillo dentro de la actividad de alfarería.

El sábado, en el contexto de la Feria de la Artesanía y el Ajo de Portillo, el presidente de la ‘Asociación de Alfareros y Artesanos’, Jesús Velasco, presentó el logo de este reconocimiento al público y medios que acudieron a la Plaza Pimentel. En declaraciones a esta redacción, Velasco ha recordado que la iniciativa para solicitar esta mención la dio el Ayuntamiento de Portillo en la pasada legislatura. “El anterior alcalde, Pedro Alonso Martín, fue el impulsor; sabía que esta figura estaba ahí y fue quien propuso a los alfareros que la solicitáramos como gremio con un arraigo y antigüedad demostrada. La tramitación se culminó en esta legislatura ya con Nacho Álvarez como alcalde”.

El trabajo que queda por delante es el más importante puesto que se trata de dar contenido a este título que ha adquirido Portillo. “Aunque parezca que seis meses son mucho tiempo, el hecho de tener que compaginar las labores de la Asociación de Alfareros con el trabajo diario hace que sea un periodo de tiempo escaso como para tener claros cuáles son las implicaciones del reconocimiento. Nuestro objetivo fundamental es impulsar la asociación como colectivo y darla contenido progresivamente. Un primer paso es la presentación del logo y el uso que de él queremos hacer. Vamos a identificar con este anagrama a cada una de las diez alfarerías del pueblo y se va elaborar un callejero para ubicarlas y que el visitante sepa donde se encuentra cada una. Queremos que el logo esté presente en el propio cacharro si es posible, en el etiquetado y en el embalaje e incluso en las webs y en la correspondencia de los talleres. A partir de ahí iremos viendo qué supone ‘Portillo zona de interés artesanal’ en cuanto a otros aspectos como por ejemplo las ayudas que se puedan obtener de las instituciones”.

El logotipo presentado pretende ser un reflejo de la idiosincrasia de la alfarería. “Le hemos dado muchas vueltas y hemos optado por la figura del torno asociándola al nombre de ‘Alfareros de Portillo’ y hemos utilizado colores barro”.

Como ya señalara en marzo, Velasco espera que la distinción sea “un punto de inflexión” para la industria alfarera de la localidad y ayude, en la medida de lo posible a garantizar un relevo generacional y que ésta no sea la última generación de alfareros del pueblo. “Aquí sí que vamos a tener que echar mano de la Administración –señala Velasco-. Nuestras iniciativas puedes ser muy loables  pero son de muy corto alcance. Hasta ahora en Portillo el relevo que se producía en un taller era de padres a hijos y esto se ha perdido. Hay que buscar cómo garantizar ese relevo buscando alternativas como la figura del aprendiz, talleres escuela, etc. Hay que darlo vueltas partiendo de la base de que es un trabajo más que digno que da para vivir y haciéndolo atractivo. Es duro, como muchos otros de los que hay en el mercado laboral, pero te puede aportar muchas felicidad y un sueldo”.

La tradición alfarera de Portillo se remonta al siglo XVII y como concluye el presidente del gremio “no podemos pasar a la Historia como la última generación de alfareros del pueblo sino como los que revitalizaron este oficio”.

Logo que usarán los alfareros de la localidad. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

PORTILLO ENSALZA UN AÑO MÁS SUS PRODUCTOS TRADICIONALES
 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar