Ad Clicks : Ad Views :
Home / Economía / Hugo Busso: “La inserción laborar es un desafío personal y comunitario”

Hugo Busso: “La inserción laborar es un desafío personal y comunitario”

El formador argentino imparte desde primeros de mes, una serie de cursos enfocados a materia de búsqueda activa de empleo. La localidad de Boecillo ha sido su tercera parada para este  programa. Las habilidades de aprendizaje, la inteligencia emocional y el hablar en público son los ejes principales de este proyecto.

Pedro Alonso López

Desde el 4 de marzo de este año, la Concejalía de Empleo y Desarrollo Local del Ayuntamiento de Boecillo viene desarrollando un Programa de Inserción laboral, para los vecinos que están en búsqueda activa de empleo. Todos los martes, de 9:30 a 13:30 se reúnen con Hugo Busso, el formador que dirige e imparte este programa. Busso, experto internacional en aprendizaje y comunicación, ha desarrollado un programa que recoge la experiencia de diversos cursos y regiones de España, agregándole las perspectivas y recomendaciones de expertos franceses y adaptándolo a las características propias del contexto actual.

Sus puntos fuertes son las habilidades de aprendizaje, la inteligencia emocional y hablar en público para persuadir y comunicar, en base al enfoque dado al perfil profesional deseado. Estas tres líneas, son entre otras, las que diferencian este programa de los cursos clásicos de cómo realizar un CV y una carta de presentación. Si bien los integra, Hugo Busso señala que el CV y la presentación,  “deben ser el resultado del enfoque personal y de la carrera profesional decidida”, ya que comunican al mercado laboral tanto la experiencia acreditada como la decisión de aceptar la oportunidad que abre esta dificultosa situación. Crisis y oportunidad se entrelazan en la búsqueda activa y creativa, una actitud que ya no será la misma en los participantes, que continúan con una nueva perspectiva, tanto en la actitud como en la estrategia de inserción al mundo laboral.

Pedro Alonso López: ¿Cómo surge la idea de este programa formativo de Inserción laboral?

Hugo Busso: Ante la petición, por parte del Ayuntamiento, de formular una propuesta para ayudar a los vecinos en dificultades laborales, se me ocurrió que lo que más se necesita en esas condiciones, no es saber cómo se hace un CV, si bien es importante y necesario enseñarlo. Eso puede buscarse en Internet. El propósito es otro. Partiendo de la perspectiva que en lo que enfocamos nuestra atención determina el uso que haremos de nuestra energía física y emocional, y de los recursos disponibles, lo que hay que aportar es la inteligencia emocional y estratégica que caracteriza a esta etapa, que es una gran oportunidad existencial. Crisis significa llegar al lugar y al momento en que se bifurcan caminos,  ya sea hacia el restablecimiento de la salud y la dinámica apropiada, o hacia la angustia y a la autodestrucción. Lo primero es el camino, por eso el programa tiene como propósito    conseguir las herramientas adecuadas a través de los cinco cursos. Las experiencias que he vivido en Portillo y Arroyo, me han enseñado que es más efectivo enfocarlo con un programa global,  que con cursos aislados.

P.A.L.: ¿Cuáles son los cinco cursos del programa y de qué herramientas habla precisamente?

H.B.: El primero es de Inserción laboral. No comenzamos con la redacción formal del CV, sino con técnicas propias del coaching. Es decir, establecer primero la pregunta, luego el enfoque y por último decidir, a pesar de la angustia que provoca, a tomar decisiones, pensar que es lo que realmente quiero de mi futuro profesional. Muchos dicen: ¡Trabajar! Y yo les digo: ¡vaya novedad! Eso no basta, porque de esa forma la búsqueda genera demasiados datos que para que se conviertan en información precisa y adecuada a mis propósitos deben responder a la pregunta que ya ha contestado el alumno. Si bien la necesidad y la urgencia es la característica que genera ansiedad y desesperación, que mueve las emociones básicas como el miedo, lo importante es decidir y enfocar en lo que da sentido a mi vida. Este punto de partida filosófico no es un deleite conceptual, es lo que debe decidir el alumno ya que el CV y la carta de presentación es el resultado de ello. Es la necesidad de preservar la energía, de economizar recursos y tiempo. La mayoría siembra de CV las empresas que son más bien un frontón a la pelota emocional y mental de los cada vez más numerosos candidatos, en un mercado en recesión y de flexibilización estructural. ¿Qué debo mostrar?, ¿Qué es importante que comunique?, ¿cómo debo hacerlo?, ¿qué debo tener en cuenta?, ¿cómo puedo superar las barreras y obstáculos, para ser tenido en cuenta y conseguir entrevistas logradas?…  Estas preguntas las abordamos haciendo teatralizaciones o roll play, donde simulamos las situaciones posibles, con las que se enfrenatrán los alumnos. Primero la experiencia, luego montamos los  contenidos y los criterios que mejoran la actuación futura.

P.A.L.: ¿Qué temas se tratan en el resto de cursos?

H.B.: El segundo es de Habilidades de comunicación y aprendizaje. Si buscar trabajo y reinsertarse es un trabajo en sí mismo, y también una oportunidad para reinventarse con motivación, esta es la que da la claridad del destino deseado. Entonces es un proceso de aprendizaje, que debe comunicarse. El juego lo ganan no los que tienen las mejores cartas, sino los que saben jugar con lo que tienen de un modo preciso y creativo.

El tercer curso es de Hablar en público, saber cómo debo organizar mis ideas principales, lo que quiero comunicar, y dar las razones y los porqués. Debe haber coherencia entre el puesto, los requerimientos de la empresa y mi historia de vida. Es una introspección que desborda el mero trámite de presentar el CV. Debo mostrar la mejor imagen y coherencia de mí mismo. Eso requiere preparación y estrategia, conocerse a uno mismo.

P.A.L.: ¿El cuarto curso del programa?

H.B.: Una vez que ya han sido alertados de lo que les espera, tanto en la creación de su CV, la carta de presentación como herramienta de candidatura espontánea, y si hay suerte se pasa a la entrevista. Saber a grandes rasgos lo que me pueden preguntar los especialistas en Recursos Humanos, y las respuestas adecuadas que  debo dar en relación a mi perfil y al propósito de conseguir el empleo. Debo ensayar, ensayar y ensayar…. Aprender de los errores. El cuarto curso es de Atención al público y ventas, es decir mezcla de técnicas de venta y atención al cliente desde la inteligencia emocional, sabiendo argumentar y dominando los miedos y estados de ánimos inconscientes. Por eso vamos aprendiendo desde argumentar hasta relajar, comunicar y ofrecer, desde visualizar el futuro hasta decidir sobre mi vida y el perfil profesional. Es el jardín de los senderos que se bifurcan, como el cuento de Jorge Luis Borges…, hay que optar conscientemente, tomar decisiones auténticas, eso es lo que cuenta a largo plazo.

P.A.L.: ¿Cómo termina la historia de esta iniciación y emprendimiento, que se parece más a una aventura de aprendizaje y valentía?

H.B.: Como debe terminar, que es, a fin de cuentas, una elección que debe estar al principio en una comunidad: hacer pueblo… La desocupación es un problema prioritario en nuestras comunidades. Es decir, con el Ayuntamiento y los vecinos, formar equipo, ganar poder personal gracias al grupo, por eso cada uno aporta lo mejor de sí mismo. Está por comenzar este último curso, y es un acompañamiento, una mezcla de coaching individual y colectivo. Lo he transformado a partir de las necesidades explícitas y manifiestas de los participantes. Esto recién comienza, es un ensayo y experimento colectivo, hay que crearlo conjuntamente entre ayuntamientos, los ciudadanos y los profesionales que acompañamos este proceso.

En resumen, todos buscan empleo para sí mismos y a la vez aportan para todos, aparecen cosas que pueden resultar útiles a un participante o a un compañero. Así recibe más de lo que puso, como ya hicieron nuestros abuelos con sus familias y pueblos… Capital social, redes sociales y redes tecnológicas como internet, que generan capital de relaciones y posibilidades, ese es el camino, no el individualismo del ¡sálvese quien pueda! En conclusión, la inserción laboral puede pensarse como una oportunidad, un desafío personal y comunitario. Es la agenda inevitable de los ayuntamientos de la región, para resolver más allá de lo obvio, los problemas complejos que nos atraviesan.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar