Ad Clicks : Ad Views :
Home / Toros / Fernando del Valle ‘Chumi’: “Mis inicios en San Fermín fueron duros; dormía en jardines y me duchaba en piscinas públicas”

Fernando del Valle ‘Chumi’: “Mis inicios en San Fermín fueron duros; dormía en jardines y me duchaba en piscinas públicas”

Saltó a la fama el pasado año cuando encierro tras encierro del ciclo sanferminero se le veía jugándose el pellejo a escasos centímetros de las astas de los morlacos luciendo una camiseta del Real Valladolid.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

A pocas horas de que marche a Pamplona, Fernando del Valle, ‘Chumi” como se le conoce en Boecillo abre las puertas de su casa a Pueblos y Comarcas y nos atiende para contestar a una serie de preguntas con la que poder conocer más acerca de su persona,  de su afición al mundo del toro, del respeto que siente por este animal, y de lo que le pasa por la cabeza cuando durante siete días va a coquetear con la muerte en uno de los templos de la tauromaquia: Los Sanfermines de Pamplona.

Juan J. Villalba.: ¿Cuántos años llevas acudiendo a San Fermín?

Chumi: Con éste, si Dios quiere, trece. Desde muy pequeño veía por la televisión los encierros de San Fermín y era una cosa a la que quería ir. Una vez que cumplí los 18 ya lo vi como algo factible y fue a los 23 cuando pude acudír por primera vez. Salvo en el año 2010, que no pude estar porque me había cogido un toro, no he faltado ningún año. Tengo preparadas prácticamente las maletas para salir hacia Pamplona mañana sábado, descansar del viaje para presenciar el Chupinazo el domingo, y acostarme pronto este día para correr el primer encierro el lunes.

J.J.V.: ¿Cómo es un día para alguien que va a correr los encierros y qué quizás no puede disfrutar de la fiesta como hacen otras personas?

Chumi: No cabe duda que a lo que voy sobre todo es a correr los encierros, pero disfruto de la fiesta todo lo que puedo que es muchísimo. La gente se piensa que para disfrutar tienes que estar por ahí hasta las 6 de la mañana pero yo lo hago por el día. En mi caso, desde que acaba el encierro hasta las doce de la noche fíjate si tienes horas para pasártelo bien. Como muy tarde, un par de veces me he acostado a las dos de la mañana pero es algo muy, muy excepcional. Todos los días me levanto a las 6:15 de la y una hora después como muy tarde ya estoy en el recorrido del encierro para coger sitio. Los tres cuartos de hora desde que llego hasta que sueltan las  reses son fatídicos por los nervios y porque te pones a dar mil vueltas a la cabeza. Lo que quieres es que el tiempo pase rápidamente; y cuando faltan 5 ó 10 minutos, al contrario; quieres que se detenga. Cuando finaliza el encierro nos acercamos al Club Taurino y vemos la repetición y aprovechamos para almorzar. Acto seguido, o vas a ducharte o directamente te vas de marcha. Hay días que vas a la corrida de toros, otro día vas a ver el sorteo, a ver los fuegos artificiales o incluso en alguna ocasión me he podido acercar a ver el Encierrillo que se hace a las once de la noche en completo silencio y que es  cuando se trasladan los seis toros que van a correr las calles al día siguiente desde los "corrales del gas" hasta los de Santo Domingo.

J.J.V.: ¿Tienes algún ceremonial, costumbre o superstición antes, durante y después de los festejos?

Chumi: Pues sí. Tengo unas estampas de San Fermín y de la Virgen de La Salve, la patrona de Boecillo, y las beso. Soy muy creyente. En el aspecto práctico, me ato los cordones de los playeros muy fuerte para evitar sustos con el calzado.

J.J.V.: ¿Corres siempre la misma parte del recorrido y si es así por qué?

Chumi: Desde hace tres años sí. Antes corría desde la mitad de la calle Estafeta hacia adelante pero por casualidad me bajé un poco más hacia abajo y encontré mejores zonas. Incluso tengo un portal donde rezo y salgo desde ahí.

J.J.V.: ¿Qué distancia aproximada puede recorrer un corredor desde que inicia la carrera hasta que por los motivos que sea abandona?

Chumi: Eso no se puede decir. Depende de la velocidad a la que venga la manada, si te caes, etc. Correr en la cara de un toro es muy difícil y en casi todos los sitios, pero sobre todo en Pamplona, hacer una buena carrera depende de muchas cosas: de tu forma física, de la suerte y del valor. Yo me preparo durante todo el año: corro tres o cuatro veces a la semana, practico fútbol y pádel y los últimos dos meses sólo corro para evitar lesiones. En cuanto al factor suerte, puedes iniciar muy bien la carrera y lograr meterte, que como tengas mala suerte y se te caiga alguien delante de ti duras medio minuto. Por último, respecto al valor, puedes pensar que lo tienes y en el momento que estás delante de la cara de toro y sientes las astas cerca…fallarte. Tienes que prepararte bien mentalmente. Yo incluso planifico la carrera para tener claro que tengo que hacer si se cae alguien delante de mí o incluso si soy yo el que se cae. Además, necesito estar satisfecho conmigo mismo cuando finaliza el encierro. Para mí, correr un encierro de San Fermín es como para un futbolista de élite participar en un Mundial.

J.J.V.: ¿Cuál es la mejor y la peor ganadería para correr desde tu punto de vista?

Chumi: Para mí  no hay mejores ni peores, pero en particular me gusta correr las ganaderías duras o “toristas” que en Pamplona son casi todas. Allí, cada encierro y cada ganadería es un mundo.

J.J.V.: ¿Has tenido alguna situación comprometida?

Chumi: Alguna ha habido. Un año me tocó saltar un toro que había caído. Iba lanzado y había que elegir entre saltarlo o caerme encima. Además, el año pasado, en el penúltimo encierro, un toro me arrolló, acabé por los suelos y con un buey pasándome por encima. Terminé con tal paliza en el cuerpo que el último día no pude correr. En Pamplona, si te quedas en el medio de la carrera, tienes muchas posibilidades de que la manada te arrolle o de caerte. Lo que más me molesta es que aunque hagas un carrerón, si tienes la mala suerte de caerte en el último momento, lo gente se queda con que te has caído y no con todo lo previo.

J.J.V.: El año pasado fue tu salto a los medios con diferentes entrevistas gracias que corres con una camiseta del Real Valladolid. ¿Cómo lo has llevado?

Chumi: Llevo trece años yendo a San Fermín. Conozco a mucha gente y me conoce mucha gente e incluso de unos meses para acá me están achicharrando el teléfono a mensajes en whatsapp para preguntarme si pueden venir conmigo donde me alojo cuando mucha gente no se acuerda de ti en todo el año. Quieren venir a mesa puesta ahora que me muevo bien en Pamplona y tengo contactos. Pero mis inicios fueron duros. Hasta que conocí a un amigo que me consiguió una habitación en una casa particular yo estuve varios años que iba tres o cuatro días y me tocaba dormir en los jardines y ducharme en las piscinas públicas. Estabas unos pocos días porque tu cuerpo no aguantaba más a ese ritmo y luego necesitabas dos semanas para recuperarte.

J.J.V.: Desde tu punto de vista de corredor y dejando a un lado San Fermín, ¿cuáles son los encierros que más te gusta correr?

Chumi: Ciudad Rodrigo, Íscar y Cuéllar. A la zona de Madrid voy bastante. En total me puedo hacer unos 70 festejos al año. Incluso llevo una especie de diario donde los voy anotando, poniendo fotos e incluso incluyendo comentarios acerca de como ha sido la experiencia, como me he visto o aspectos que tengo que cambiar para futuras veces. Además, en las épocas en las que no hay toros, me pongo a leerlo y me sirve para recordar muchos episodios. Podría decirte que estoy casi las 24 horas del día pensando en toros. Es mi AFICIÓN. Como anécdotas te contaré que alguna vez paseando por Pamplona me he cruzado con algún jardinero que estaba desbrozando algún seto, me he quedado mirándole y he pensado “joder, si esto es en lo que yo trabajo en Boecilo”. Cuando voy a Pamplona desconecto tanto que olvido mi día a día. Además, y como no podía ser de otra manera tengo un perro raza Bulldog.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar