Ad Clicks : Ad Views :
Home / Tierra de Pinares / Félix Calleja responde a Francisco Claro echándole en cara su falta de transparencia y su pésimo trabajo en el Ayuntamiento de Aldeamayor

Félix Calleja responde a Francisco Claro echándole en cara su falta de transparencia y su pésimo trabajo en el Ayuntamiento de Aldeamayor

Félix Antonio calleja, concejal de Aldeamayor señala que “el único rival político del exconcejal Francisco Claro ha sido él mismo, con su falta de trasparencia y su pésimo trabajo en el ayuntamiento, que hemos sufrido todos los ciudadanos durante cuatro años”.

Félix Calleja.

Juan J. Villalba Pinilla

Tras el comunicado de prensa realizado la pasada semana por el exconcejal del Ayuntamiento de Aldeamayor, Francisco Claro, acusando a Félix Calleja de denunciarle para eliminarlo como rival político, el propio Calleja, como portavoz de Ciudadanos de Centro Democrático (CCD), partido al que pertenece, se remite otro comunicado respondiendo al exedil.

En el comunicado sedice acatar la decisión del magistrado-juez sobre la causa contra el ex concejal Francisco Claro Álvarez, pero no están de acuerdo con la resolución del mismo. “Es una pena –añaden en este el comunicado de Calleja- que desde el año 2013 pidiera reiteradamente los justificantes de pago del grupo político al portavoz señor Francisco Claro y que éste sólo les haya presentado cuando la justicia se les ha requerido”. Por eso Félix Calleja entiende que ha cumplido fielmente con su deber de cumplir y hacer cumplir la legalidad vigente y ante la falta de justificación de los mismos ante su persona, y ante sus  solicitudes reiteradas a él y en los diferentes plenos del ayuntamiento desde octubre del año 2013 y por ello añade “me vi obligado en abril del 2014 a poner los hechos en conocimiento de la fiscalía para que investigara estos hechos. La misma y después de comprobar las pruebas aportadas por mi persona vieron los mismos indicios de malversación de dinero público  que intuíamos  y detuvieron al señor Francisco Claro por estos hechos en noviembre del año pasado en su casa”.

Desde CCD entienden, y así se manifiesta en la nota de prensa, que si desde el primer momento se hubieran presentado los justificantes de pago ante Calleja o en cualquiera de los plenos municipales desde octubre del 2013 hasta noviembre del 2014 de esos cerca de 6.000 euros no se hubiera llegado a esto, pero la prepotencia y el “aquí se hace lo que digo yo” le  han llevado a  Francisco Claro a  presentar dichos justificantes solo cuando el agua le llegaba al cuello.

En los documentos que le han llegado a Félix Calleja como denunciante  se declara el sobreseimiento provisional de la causa, procediéndose al archivo de la misma. Por ello CCD se lo ha pasado a sus servicios jurídicos “para que sopesen y valoren las diferentes opciones  a seguir”.

Sentencia

Según el comunicado de Félix Callaja, la sentencia señala que hasta julio del 2014 se habían hecho 9 reintegros en efectivo en cajeros cuyo importe ascendía a 950 euros. “Hay que recordar aquí que sólo hasta primeros de noviembre del 2013 tuve acceso a las cuentas, fecha en la cual unilateralmente el señor Claro sacó todo el dinero de la cuenta bancaria del grupo municipal a la que tenía acceso (jamás se me habría ocurrido disponer unipersonalmente del dinero que recibía  nuestro grupo municipal) y lo cambió a otra cuenta que solo tenía acceso él”.

Continúa el texto de la nota indicando que en la sentencia “se reconoce que hubo dos pagos uno de 137,94 euros y otro de 87,12 euros que se hicieron con la cuenta del grupo a otra asociación que fueron restituidos porque como venía reclamando yo –Félix Calleja- desde el  año 2013 en dicha asociación la mujer del señor Claro era  su presidenta y esos pagos no tenían nada que ver con el grupo político”.

Según Calleja, la sentencia indica que en abril del 2014 el señor Francisco Claro realiza el pago de 1699,99 euros por la compra de un ordenador portátil y otros 56,98 euros por la compra de una funda y maletín para el mismo. “Nos llama poderosamente la atención que se haga estas compras con dinero del grupo político recibido de las arcas municipales de Aldeamayor de San Martin cuando el señor Claro había recibido un ordenador del ayuntamiento para realizar sus tareas propias como concejal del ayuntamiento”. Además, a finales de mayo del 2014, según indica la sentencia, Claro  compra un navegador para su coche por valor de 376,45 euros justificando que recibía muchas llamadas y que lo necesitaba para el grupo municipal, “algo esto último que nos  sorprende por el poco tiempo dedicado por él a sus labores en el ayuntamiento”.  

Sigue el comunicado de CCD afirmando que “la ley, según reza la sentencia, resume que los pagos que se  realicen por  los grupos políticos provenientes de los presupuestos anuales de la corporación no  pueden  destinarse al pago de remuneraciones de personal de cualquier tipo al servicio de la corporación o a la adquisición de bienes que puedan constituir activos fijos de carácter patrimonial, (como a nuestro entender se podría posiblemente  interpretar en el caso de este último ordenador, funda y navegador correspondiente)”.

Además, la sentencia indica, siempre según las palabras de Félix Calleja, “que los grupos políticos llevaran una contabilidad especifica de las dotaciones recibidas por el ayuntamiento que fue la que se presentó ante el órgano competente, con todos y cada uno de los justificantes de pago de mi persona y  con prácticamente ningún justificante del señor Claro ya que  estos no eran justificados por  él”.

La juez del caso indica, dice la nota de prensa, “que la regulación actual de estas asignaciones es manifiestamente insuficiente y el control externo que da al albor del pleno municipal -integrado propiamente por los propios grupos municipales que reciben esas asignaciones- decida pedirles cuentas y está fuera de la fiscalización que pudiera ejercer el interventor municipal porque la intervención solo  puede  fiscalizar tales aportaciones si el pleno así lo establece. En el presente caso, el pleno rechazo que se presentaran  estas justificaciones  de gastos solicitadas por mi persona  por 10 votos a 1. Por tanto, la valoración del juez de si está justificado el destino de las cantidades gastadas determina que es evidente que no hay una regulación que especifique y concrete a los conceptos a que deben destinarse las cantidades recibidas y que las extracciones de dinero realizadas y los cargos efectuados en el presente caso no puede excluirse que estuvieran destinadas al funcionamiento del grupo municipal”.

Una vez expuesto todo esto, la valoración que se hace desde Ciudadanos de Centro Democrático es que si el señor Francisco Claro hubiera justificado esos gastos a su debido momento, no hubiera tenido que justificarles ante el órgano competente y sólo porque estaba siendo investigado. En el caso concreto de la actuación de Félix Calleja se señala que actuó “de forma totalmente correcta, más si cabe cuando era el responsable económico  ya que cualquier cargo público debe de ser fiel a los ciudadanos siendo trasparente y justificando cualquier gasto que sea pagado con dinero de las arcas municipales”. Por último se señala que la fiscalía vio los mismos indicios de delito inicialmente que vio el servicio jurídico de CCD y que si el resultado final de las investigaciones es un sobreseimiento provisional “es única y exclusivamente porque no existe una regulación que especifique y concrete los conceptos a los que se deben destinar dichos gastos”.

Críticas veladas

Según Félix Calleja, Francisco Claro falta a la verdad con sus declaraciones a los distintos medios de comunicación, ya que yo no mantengo conversaciones con ningún partido político a sus espaldas, si no que una vez integrados como independientes en el ayuntamiento son tres partidos políticos los que se interesan por nuestra situación -sin nada más-  y de todo ello tenía constancia Claro.

“A mí el señor Francisco Claro –añade Calleja- no me expulsa de ningún partido ya que meses antes y sin estar afiliados nunca a dicho partido, gran parte  de los órganos fundadores nos damos de baja en el Ministerio del Interior y Registro de Partidos políticos por no estar de acuerdo con diferentes actuaciones realizadas por el señor Claro, quedando únicamente él, un familiar directo  y un vecino como únicos integrantes de dicho partido”.

Trayectoria de Claro en el Ayuntamiento

En el extenso comunicado de prensa también hay un apartado especial para este asunto. Se señala que Francisco Claro no ha entendido en gran parte de la legislatura anterior que un cargo público es un servidor público de los ciudadanos. “Durante la pasada legislatura su mayor rival político ha sido el mismo, con su poco trabajo dedicado al ayuntamiento y  que ha quedado en evidencia  por sus distintas  actuaciones”.

Además no se repara en la enumeración de episodios en los que fue recriminado en pleno municipal y así por ejemplo se cita el caso de “una factura desorbitada de su teléfono del ayuntamiento” que fue pagada con dinero de  las arcas municipales, por intentar pasar una factura de tarjetas de visitas realizadas por su mujer, por el uso particular y en redes sociales supuestamente de un cartel de fiestas municipal realizado por su mujer “y que para más INRI fue premiado siendo Claro parte del jurado”, por la falta de agua de riego, por el estado deplorable de la jardinería en varias zonas en estos años, por el mal olor de una zona cercana a donde él vive o la falta de preaviso de los vecinos ante la utilización de un agua que no estaba en las condiciones habituales.

También se trae al recuerdo otros episodios vividos en la pasada legislatura señalando que Francisco Claro “ha sido capaz de presentar inicialmente un escrito de solicitud al anterior alcalde para el cierre del club social de Aldeamayor Golf -que tuvo que retirar por no consultarlo con el grupo político-, ha acusado al ayuntamiento de tener cerca de noventa empresas ilegales en el polígono del Brizo poniendo en tela de juicio al área del  ayuntamiento que es el que regula dichas licencias, a los servicios de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León  y a las distintas corporaciones locales que pasaron  por el ayuntamiento desde que se creó el Polígono del Brizo. Basta decir como una de tantas  anécdotas  que incluso ha sido incapaz de preocuparse por las aspersores que estaban justo enfrente de su casa cuando estos estaban mal regulados y enfocando a la carretera. Ha sido llamado la atención por sus ausencias prolongadas en el ayuntamiento, así como en comisiones y plenos…etc., y todo ello ha quedado reflejado en los actas de los plenos municipales del ayuntamiento”.

Como conclusión a todo lo anterior, Félix Calleja añade que el único rival político del señor Claro ha sido el mismo, “que ha sido incapaz de desarrollar un buen trabajo de cara a los ciudadanos de Aldeamayor y que desde finales del 2013 ha intentado presentar su partido político, buscar gente y que no ha encontrado  nunca por su supuesta dejadez en las tareas propias del ayuntamiento. Si no se ha presentado a las elecciones locales pasadas es porque no ha podido configurar la lista mínima que exige la ley para poder presentarse ya que hasta el crítico día lo intentó”.

Elecciones locales pasadas

En un último apartado de la nota Calleja se defiende de las acusaciones de Francisco Claro explicando que siempre ha tenido como única aspiración política “el bienestar y defensa de los derechos y el trabajo de todos los ciudadanos de Aldeamayor” y añadiendo que nunca ha estado de parte de aquellas personas “que su única pretensión haya sido el aprovechamiento  personal a costa del bien estar de los ciudadanos”.  Dice que siempre ha trabajado y sigue trabajando por el único interés de todos los ciudadanos y familias de Aldeamayor de San Martín, “cumpliendo su misión como representante público con la transparencia que se le ha de pedir a toda persona que ostenta un cargo político”. El señor Francisco Claro, finaliza la nota de Félix Calleja como portavoz de CCD, “ha hecho una clara campaña de desprestigio hacia mi persona y hacia mi grupo en las redes sociales, intentando en todo momento desacreditarme y posiblemente, como así intuían nuestros servicios jurídicos, que le pusiera una denuncia por injurias y calumnias con el único fin de justificar posiblemente ante la fiscalía que le investigaba que era un problema entre él y yo (nunca más lejos de la realidad) y así poder tener posiblemente más argumentos para su defensa en plena campaña electoral”.  

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar