Ad Clicks : Ad Views :
Home / Actualidad deportiva / Entrevista a Enrique Garrote Martín, mención especial en los premios Fuente Vieja de Portillo

Entrevista a Enrique Garrote Martín, mención especial en los premios Fuente Vieja de Portillo

A sus 26 años, este joven vecino de Portillo se ha llevado una de las menciones que concede el Ayuntamiento de la localidad dentro de los Premios Fuente Vieja y que recogió las pasadas navidades en un acto en el Teatro Álvaro de Luna de la localidad.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Para el jurado de esto premio, Enrique Garrote Martín es un gran deportista desde muy joven dedicándose, con más intensidad en los últimos años, al deporte de la bicicleta. En su gran pasión por el deporte, colabora con el Ayuntamiento de Portillo y distintos clubes deportivos en los distintos eventos que se celebran en la localidad. Y en su pasión, la bicicleta, ha conseguido distintas distinciones, siendo su logro importante como es el primer puesto en el Trofeo de Castilla y León de Cicloturismo en 2014.

-¿Qué significa para ti este premio?

-Lo veo como un reconocimiento al duro trabajo y a muchas horas de entrenamiento y sacrificio. Es una aficiónn que tengo que compaginarcon el trabajo. Es muy duro levantarte a las 6 de la mañana, marcharte a León a hacer una ruta, terminar, montar en el coche, llegar a tu casa y entrar a las diez de la noche a trabajar.

-¿De dónde surge tu afición al ciclismo?

-Empieza con una marcha de Mountain Bike que hace uno 12 años organizó el Club Sueño Deportivo en Valladolid y con las salida que con Julián Sanz de “Flores Goyi” hacía los domingos. Posteriormente continué con la afición con las rutas y los eventos que se organizaban desde el MTB Extreme de Portillo. Hace 3 años, y gracias a Antonio Alfonso, di el salto de la bici de montaña a la de carretera. De su mano salté al grupo ciclista “La Amistad” de Valladolid y finalmente este año se abrió una sección de ciclismo en el C.D. Portillo de lo que estoy muy contento y muy agradecido a Carlos Gómez y a Fernando Garnacho.

-Este año has ganado el Trofeo Cicloturista de Castilla y León. ¿Qué prueba es esa?

-Es una prueba organizada por la Federación Castellano y Leonesa de Ciclismo para aficionados que consiste en marchas cicloturistas de unos 120 kilómetros de las cuales se hacen 70 u 80 competitivos. Se hacen unas medias de 30-32 kilómetros hora y se pueden subir puertos de categoría especial. Recuerdo que el año pasado en Morredero (Ponferrada) tarde en hacer 23 kilómetros de ascensión unos 85 minutos. Eso da una muestra de la dureza de alguno de los tramos. 

-¿Tienes previsto continuar con esta afición e incluso dar el salto a otras categorías?

-Sin duda que continuaré; otra cosa es plantearme ascender de categoría. Yo disfruto mucho con lo que hago y mi idea es seguir como aficionado compatibilizando el ciclismo a este nivel con mi trabajo. Subir un escalón supondría irme a la categoría élite y eso te exige un mínimo de cinco hora diarias de entrenamiento, más gimnasio, lo que supondría un cambio muy radical en mi vida. El hecho de estar en el actual nivel me ha impedido hacer cosas que hace la mayoría de los jóvenes de mi edad como el salir a la fiestas de los pueblos y casi todos los sábados y los domingos los he invertido en hacer marchas para tener el mejor fondo físico posible.

-¿Y cómo se plantea el calendario de este año?

-A corto plazo, posiblemente en abril, volveré a competir en el Trofeo Cicloturista que arranca en La Bañeza y posiblemente termine la temporada el Trofeo Ciudad de Valladolid. Además quiero hacer nuevamente la cronoescalada nocturna de Peñafiel.

-¿Cómo aficionado al ciclismo cómo valoras que el Ayuntamiento de Portillo participe en eventos como la Vuelta Ciclista a Valladolid en categoría junior?

-Lo definiría con la palabra chapeau. Traer hasta Portillo una competición de esas características, y no sólo que sea paso de una etapa sino que aquí se celebrara toda una cronoescalada es algo de lo que no todo el mundo puede presumir. Cuando me comentaron que la esta vuelta iba a venir a Portillo me sentí como un chico con zapatos nuevos y me ofrecí para formar parte de la organización como luego sucedió.

Yo creo que Portillo cumple las características idóneas –con las rampas que aquí tenemos- para ser un final de etapa de una vuelta importante. Estamos hablando de que la subida a la que se enfrentaron los junior en verano tiene un 15% de desnivel.

-¿Algún agradecimiento?

Lógicamente al Ayuntamiento de Portillo por convocar esto premios y al jurado por otorgarme la mención. Por supuesto a mi familia por aguantarme a lo largo de estos años que llevo encima de la bici, a Julián Sanz que fue la persona que me introdujo en la bicicleta de montaña, a Antonio Alfonso y a los amigos en general.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar