Ad Clicks : Ad Views :
Home / Sociedad / El Centro de Día de Aldeamayor celebró su mercadillo solidario navideño

El Centro de Día de Aldeamayor celebró su mercadillo solidario navideño

Los fondos obtenidos -546,50 euros- están destinados a financiar la Unidad de Respiro del Centro de Día, uno de los servicios ampliamente demandados por las familias con miembros dependientes. Muchos de los artículos vendidos son obra de los propios socios.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Como ya sucediera el pasado año, los socios del Centro de Día de Personas Mayores de Aldeamayor organizaron a lo largo del fin de semana un mercadillo solidario cuya recaudación irá destinada a ayudar en la financiación de la Unidad de Respiro que hace cerca de un lustro pusiera en marcha el ya extinto Consejo Social Rural de la zona de Portillo en colaboración con el Ayuntamiento de Aldeamayor y que tras su desaparición asumió el propio consistorio. Con este servicio se intenta, en la medida de las posibilidades, brindar un tiempo de descanso a aquellas familias que tienen personas dependientes a su cargo.

Desde las diez de la mañana del sábado 21 y hasta de las ocho de la tarde del domingo 22, varias socias del Centro de Día –con la colaboración de la coordinadora del centro, Rita Sánchez- se turnaron para estar al cargo de los diferentes puestos y atender a todos aquellos vecinos que se han acercado al centro a adquirir alguno de los artículos expuestos –algunos realizados por los propios socios y otros donados por particulares- y así colaborar con esta finalidad solidaria y asistencial del mercadillo. El resultado de todo el trabajo de meses y de este fin de semana ha sido la obtención de 546,50 euros.

La labor del voluntario

Sin duda, el mérito de la celebración de este mercadillo lo tienen los propios socios del Centro de Día que desde hace unos meses han invertido gran parte de su tiempo en la fabricación de muchos de los artículos ofertados a los visitantes y durante todo el fin de semana han estado al pie del cañón vendiendo artículos. Pero puestos a repartir méritos, también hay que acordarse de la labor de personas que desinteresadamente colaboran en la realización de esos talleres manuales o en otras muy diversas actividades programadas.

El granadino Diego Ocaña lleva residiendo en Aldeamayor desde hace un par de años. A sus 62 años, este Licenciado en Geografía e Historia del Arte y maestro jubilado colabora como voluntario desde poco tiempo después de instalarse en la localidad. Ante las posibilidades de trabajar por los demás comenzó a participar en diversas actividades puesto que a lo largo de toda su vida ha realizado labores de voluntario. En un inicio, y dada su formación como profesor de humanidades, empezó a realizar actividades en el Espacio Joven y posteriormente, junto a su hermana, en el Centro de Día de Personas Mayores. Actualmente, Diego coordina una serie de talleres enfocados a “la estimulación de las capacidades que los mayores van perdiendo para hacer que el envejecimiento se produzca de una manera lo más activa posible de tal manera que vayan desarrollando las habilidades manuales que tenían, la parte cerebral del trabajo manual, la atención, se marquen el objetivo de finalizar un trabajo, etc.” señala el granadino. Los talleres se programan en función de las características individuales de la persona y de sus habilidades.

Desde que comenzó a colaborar, afirma haberse encontrado con respuestas de todo tipo. “Comencé a realizar talleres en el Espacio Joven pero tuve que salir por patas porque no encontré el apoyo de algún responsable del centro y de algún concejal cuando les pedí respaldo ante ciertos comportamientos de los usuarios. Tras esa experiencia, y creo que consciente de mis capacidades, la técnico del Centro de Día tiró de mí para colaborar”.

Muchos de los objetos que se han vendido en el mercadillo solidario de este fin de semana han salido de la iniciativa de Diego y de las manos de los usuarios del centro. Lo fondos obtenidos en este mercadillo irán destinados a financiar el taller de Alzheimer que se desarrolla a lo largo del año. “No es que saquemos mucho dinero, pero lo importante es dar un valor a las cosas y al trabajo de los mayores. Entre todos, y con estas actividades, debemos conseguir que nuestros mayores se sientan útiles, que aumente su autoestima y que su envejecimiento sea lo más agradable posible. De hecho, hay personas que gracias a estas actividades adquieren habilidades que antes no tenían y ahora son las que enseñan a otros usuarios de tal manera que los que en un principio impartíamos los talleres, ahora vamos desapareciendo y son los propios mayores quienes se enseñan unos a otros: todos son maestros de todos”.

“Aquí, en el Centro de Día, me siento muy recompensado del cariño que estoy recibiendo de las personas con las que colaboro; de su afecto y de su cariño. Lo que me da pena es que tengo la sensación de que hay gente del propio pueblo, con algún carguito en alguna asociación, que no sólo no valora esta colaboración sino que quiere que desaparezca porque quiere ser el protagonista de la película” finaliza el de Granada.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar