Ad Clicks : Ad Views :
Home / Opinion / EL CAOS ACECHA A NUESTROS PUEBLOS. Por Tamara Juárez, Vicesecretaria de Política Territorial de NNGG Valladolid.

EL CAOS ACECHA A NUESTROS PUEBLOS. Por Tamara Juárez, Vicesecretaria de Política Territorial de NNGG Valladolid.

En los últimos tiempos se observan algunas corrientes provenientes de los que se hacen llamar “nuevos partidos”, inmersos en campañas de marketing que entre las últimas insensateces que han planteado está la abolición de las diputaciones provinciales

Palacio de Pimentel, sede de la Diputación Provincial de Valladolid

Pueblosycomarcas.com

Corría el año 1812; en Cádiz se aprueba la primera constitución liberal, ‘La Pepa’, que cambió el régimen político de España que hasta entonces estaba instaurado. Entre los progresos que trajo la implantación de este nuevo régimen liberal está la creación de las diputaciones provinciales, las cuales han cumplido 200 años en un ambiente político totalmente distinto al de las épocas anteriores.

En los últimos tiempos se observan algunas corrientes provenientes de los que se hacen llamar “nuevos partidos” -que no son tal sino los mismos perros de siempre con distinto collar- inmersos en campañas de marketing que entre las últimas insensateces que han planteado está la abolición de las diputaciones provinciales.

Previstas en el art. 141 de la Constitución, estas instituciones ejercen una labor de la que nadie duda: la prestación de servicios a los pequeños municipios que por sí mismos no podrían prestar. La provincia de Valladolid está conformada por 225 municipios y 9 pedanías. De esos municipios, sólo 12 superan los 5.000 habitantes y están situados, en su mayor parte en el cinturón de Valladolid capital. Entonces, ¿qué pasa con el resto de municipios?; ¿deben desaparecer? Mi respuesta es un rotundo NO.

Castilla y León es una comunidad donde el mundo rural desempeña un papel fundamental para el desarrollo de la misma, no sólo desde el punto de vista económico, sino también social o cultural. Es una comunidad donde todos los municipios gozan de un gran patrimonio histórico que es necesario mantener y que no se mantiene del aire precisamente. Emblemas como la Semana Santa de Medina de Rioseco, la Ruta del Caballero de Olmedo, el rollo jurisdiccional del s. XV de Villalón de Campos… ¿Acaso debemos resignarnos a perder parte de nuestra cultura y nuestras raíces? ¿Debemos permitir que impere el caos en los municipios? En municipios como el mío, Aldeamayor de San Martín, ¿debemos los aldeamayorenses permitir que se acabe con nuestra ermita de Compasco y con su virgen o con el Privilegio de Villazgo?

Se me ponen los pelos de punta solo de pensar que en unos años todas estas tradiciones, que son un ejemplo de las miles que hay en toda la provincia, puedan desaparecer por culpa de aquellos que sólo piensan en sus propios intereses y que no gozan de ningún tipo de arraigo al mundo rural ni tienen afecto por él.

Desde mi punto de vista, todos los que abogan por la supresión de esta institución manifiestan un profundo desconocimiento acerca del mundo rural y sólo piensan en mercadear con esta propuesta para futuros pactos. Además, no se sostienen afirmaciones como que la supresión de las diputaciones supondrá un ahorro, ni que sean instituciones ineficientes puesto que la inmensa mayoría tienen equilibradas sus cuentas.

Tiene gracia que el pacto firmado por PSOE y Ciudadanos quiera eliminar las diputaciones provinciales. En el caso de los socialistas resulta curioso que se suban a este carro ahora que no gobiernan en casi ninguna. Más hiriente resulta lo de Ciudadanos. Se trata de un partido cuyos dirigentes no han pisado nunca un campo de trigo sino que se han paseado siempre por alfombras y proponen abolir algo que desconocen profundamente. A los de Soria, que probablemente sepan dormidos más del mundo rural que Albert Rivera despierto y se han atrevido a defender las diputaciones, se los han cargado.

Ahora que se llevan tanto las novelas basadas en futuros distópicos, ¿estamos abocados, según el guión original elaborado por Ciudadanos, a un futuro provincial donde se hable de los pueblos de la Ribera del Duero como las zonas vitivinícolas de Peñafiel o de los municipios de Montes Torozos como los arrabales de esparcimiento de Medina de Rioseco? Nos esperan duros años de lucha a aquellos que defendemos nuestra tierra y nuestras raíces. Por ahora solo nos queda seguir defendiendo el mundo rural y sus municipios hasta el final.  

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar