Ad Clicks : Ad Views :
Home / Economía / Descubre las razones para estudiar una oposición y ser funcionario público

Descubre las razones para estudiar una oposición y ser funcionario público

/
  • Aprobar una oposición no es sencillo, pero tampoco es imposible. Se necesita constancia, entusiasmo y un centro que nos proporcione la formación necesaria

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Estudiar es una de las tareas a la que más tiempo dedicamos durante nuestra vida. Comenzando por los años de colegio, instituto, universidad, etc. Sin embargo, no todo el mundo accede a la universidad para seguir con su formación, ya que cada vez son más los que deciden estudiar directamente una oposición tras finalizar sus estudios en el instituto.

De igual modo, muchos optan por estudiar una oposición, una vez han finalizado sus estudios universitarios, con el objetivo de enfocar su preparación a un cuerpo funcionarial que guarde relación con la carrera realizada.

Aprobar una oposición no es sencillo, pero tampoco es imposible. Se necesita constancia, entusiasmo y un centro como esta academia que nos proporcione la formación necesaria.

¿Por qué ser funcionario público se convierte en una de las salidas profesionales más demandadas? En este artículo despejamos las dudas.

LAS ACADEMIAS SE CONVIERTEN EN UNA DE LAS PIEZAS CLAVE PARA APROBAR LA OPOSICIÓN

Generalmente cuando escuchamos la palabra “oposición” nos viene a la cabeza la imagen de estudiantes que se pasan meses, incluso años, centrados en el estudio de extensos temarios, sin garantía de éxito, pero, esto no tiene por qué ser así.

En caso de que sea el camino que busquemos y a lo que queramos dedicarnos, deberemos informarnos en primer lugar de si queremos ser inspectores de trabajo, secretarios judiciales o fiscal, entre otras opciones, qué academia es la mejor, cuáles son las distintas pruebas para aprobar y si el proceso a superar es oposición o concurso oposición.

Una vez obtengamos la información básica y tras haber encontrado la academia, es el momento de comenzar a estudiar. Debemos tomarnos la preparación de una oposición como si se tratase de un trabajo. Es decir, dedicar entre 6 y 8 horas diarias a estudiar, con ciertas pausas para descansar, comer, etc.

También será fundamental elegir el ambiente adecuado, alejado de ruidos y de cualquier distracción que pueda afectar al estudio.

Debemos estar motivados en todo momento, puesto que la actitud a la hora de estudiar una oposición es clave. Todo ello, junto al óptimo asesoramiento y planificación de la academia, podría traducirse en obtener la ansiada plaza.

LA ESTABILIDAD LABORAL QUE OFRECE HABER APROBADO UNA OPOSICIÓN ES EL BENEFICIO MÁS SIGNIFICATIVO

Estudiar oposiciones requiere de tesón, pero lo cierto es que esforzarse tiene su recompensa. Al haber aprobado la oposición, obtendremos estabilidad laboral. Un salario garantizado con retribuciones básicas, complementarias, así como pagas extraordinarias.

Por otro lado, es importante destacar la conciliación laboral y personal, ya que, en los puestos de la Administración Pública los horarios son más flexibles y permiten pedir permisos, excedencias o reducciones de jornada.

Las vacaciones también son un aspecto para tener en cuenta. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el empleado público disfrutará de un mínimo de 22 días hábiles de descanso y se sumarán los días de permiso retribuidos que pueden rondar, en función del cuerpo, sobre los 6 días anuales de asuntos propios.

Otro aspecto para tener en cuenta es la posibilidad de hacer carrera en la función pública, mediante la promoción a puestos superiores (siempre que se cumplan los requisitos académicos establecidos). Este crecimiento supone mejoras en las condiciones salariales y la adquisición de puestos de mayor responsabilidad.

Por último, no hay que olvidar que, en épocas de crisis económica y laboral ser funcionario es un privilegio. En estos casos, tienen asegurados sus puestos de trabajo mientras el resto de la población activa, perteneciente a otros sectores ajenos al sector público, ve cómo peligra su estabilidad laboral.

Por todas estas razones, estudiar una oposición es un esfuerzo con recompensa. Ahora es el momento de elegir academia y estudiar hasta conseguir la tan deseada plaza.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar