Ad Clicks : Ad Views :
Home / Cultura, Ocio y Turismo / DANZANTES, DULZAINAS, GAITAS, REQUINTOS, GUITARRAS Y TAMBORES PUSIERON LA NOTA CULTURAL A LA TARDE DEL SÁBADO EN ALDEAMAYOR

DANZANTES, DULZAINAS, GAITAS, REQUINTOS, GUITARRAS Y TAMBORES PUSIERON LA NOTA CULTURAL A LA TARDE DEL SÁBADO EN ALDEAMAYOR

Con la celebración del II Festival de Folclore que contó con la participación del Grupo de Danza ‘Aldea Maior’, de Aldeamayor de San Martín; de la Asociación Folclórica y Cultural ‘Espolín’, de Pillarno (Asturias); de la Agrupación de Danzas ‘Virgen de las Nieves’, de Tanos (Cantabria); y del Grupo de Coros y Danzas ‘Arienzo’, (Valladolid)

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

El Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín y la Asociación Cultural Grupo de Coros y Danzas ‘Arienzo’ organizaron ayer sábado el segundo festival de folclore de ámbito nacional del municipio que, tras el éxito de la edición del pasado año, contó con la participación del Grupo de Danza ‘Aldea Maior’, de Aldeamayor de San Martín; de la Asociación Folclórica y Cultural ‘Espolín’, de la localidad asturiana de Pillarno; de la Agrupación de Danzas ‘Virgen de las Nieves’, de Tanos (Cantabria); y del Grupo de Coros y Danzas ‘Arienzo’, de Valladolid.

El evento dio comienzo a las seis menos cuarto de la tarde con un pasacalles que condujo, bajo un sol de justicia, a los cuatro grupos participantes desde el Espacio Joven hasta la Plaza Mayor y en el que la sección infantil del grupo anfitrión se marcó varias piezas como introducción. Una vez en el foro aldeamayorense, y tras los oportunos saludos y presentaciones, llegó el momento de que cada uno de los grupos desplegara sobre un escenario dispuesto en uno de los fondos un repertorio compuesto por piezas típicas de su zona de influencia.

Abrió el festival el grupo anfitrión, ‘Aldea Maior’. Aunque este colectivo hunde sus orígenes en 2002 es hace tres años, tras largo parón, cuando una veintena de vecinas del municipio, de entre 20 y 70 años, retoman la actividad. Tras una breve presentación, y con el fondo de las dulzainas y tamboriles de la también aldeamayorense escuela de dulzaina ‘Tierra de Pinares’, las locales se marcaron la Jota de Aldeamayor, El Corrido de Mariano Encinas y la Jota de la abuela para ir abriendo boca.

Recogieron el testigo los vallisoletanos ‘Arienzo’. Se trata de un grupo que se formó en al año 1981 con la finalidad de recoger y difundir el folklore de nuestra región castellano-leonesa. Durante esta trayectoria hasta la fecha, ha mostrado su folklore por todo el territorio nacional e internacional, en varios festivales folklóricos, fiestas patronales, etc. El grupo no sólo se dedica a las danzas o bailes sino que también recoge costumbres, tradiciones y vestuario con el afán de que esta tradición no se pierda. Uno tras otro fueron danzando piezas de diferentes provincias de la geografía castellano y leonesa (Valladolid, Palencia o Salamanca) como una Danza de bodas, Boleruco (o Baile de las disputas) y la Jota de la Clara.

Los siguientes en subir a las tablas fueron los y las componentes de la Agrupación de Danzas ‘Virgen de las Nieves’. Si bien se desconoce el año exacto de su fundación, sí que se sabe que en 1517 los mozos y las mozas del pueblo de Tanos bailaron en San Vicente de la Barquera ante el Emperador Carlos V. Con estos antecedentes, se trata de la agrupación más antigua de Cantabria y una de las más antiguas de España. Ante el público presente desplegaron un repertorio con temas propios de los distintos valles cántabros como El baile del cuevanuco, del Valle del Pas; El baile de las cintas, de la zona oriental; El Pericote, de la zona de Liébana; y, para finalizar una jota del Valle del Besaya. Destacar que en el ecuador de su actuación, los cántabros describieron al público los diferentes trajes que llevaban sus componentes, sus orígenes y su casuística.

Por imponderables de última hora hubo de alterarse el orden establecido y en vez de los asturianos ‘Espolín’ volvieron a hacer acto de presencia las componentes de ‘Aldea Maior’ y posteriormente los de ‘Arienzo’ Es esta segunda ronda, las aldeamayorenses danzaron la Jota de la Niña, de Segovia; y la Jota del Guijar, con coreografía propia; y los de Valladolid coregrafiaron la archiconocida Los labradores, La jota de la Pernía (Palencia) y la Jota Castellana (Burgos). A ‘Arienzo’ se les unieron las danzantas de ‘Aldea Maior’ para marcarse, como punto y final a este bloque, la tudelana La Galana, unos sobre el escenario y otros a pie del mismo.

Tras solventar sus contratiempos, llegó el turno de que el respetable disfrutara del repertorio que los asturianos ‘Espolín’ llevaron a Aldeamayor. Se trata de un grupo que surgió en Pillarno (Asturias) a principios de la década de los ochenta del siglo XX. Desde su formación, el grupo ha realizado una importante labor de conocimiento y difusión del folklore y la cultura asturianos. En todos estos años ha actuado en gran parte del territorio español y también en Portugal y en Francia. Así, en la localidad francesa de Burdeos, participó en el festival Intercéltico D’Aquitaine en representación de Asturias y de la España celta. Los asturianos fueron los siguientes en subir a las tablas para bailar La jota de Boal, La Muñeirona, El Saltón, una romería típica asturiana, la Jota Casina  y el Xiringüelu de Naves.

Como colofón a la tarde, y tras las palabras de agradecimiento del alcalde de Aldeamayor, Fernando de la Cal, y de la teniente alcalde, Virginia Almanza, cerraron el acto los integrantes de ‘Arienzo’ junto con las mujeres de ‘Aldea Maior’ bailando la tradicional Espadaña.  

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar