Ad Clicks : Ad Views :
Home / Tierra de Pinares / Bernardo Sanz Manso: “Me parece una locura que el PP acometa en solitario la reforma de la Ley Electoral”.

Bernardo Sanz Manso: “Me parece una locura que el PP acometa en solitario la reforma de la Ley Electoral”.

El alcalde socialista de Aldeamayor contesta a las preguntas que se han formulado a cargos públicos de los pueblos de Tierra de Pinares. Muestra, al igual que la dirección de su partido, un desacuerdo frontal con lo propuesto por el Presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Continuando con las entrevistas a cargos públicos de la zona para que aclaren y justifiquen cuál es su postura acerca de la hipotética reforma de la Ley Electoral que quiere llevar a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy, hoy es el turno de Bernardo Sanz Manso, alcalde de Aldeamayor y militante del Partido Socialista Obrero Español.

Miguel del Río: ¿Considera usted que la propuesta es acertada o no?

Bernardo Sanz: Mi opinión es muy clara porque es la de mi partido. Me parece que están deteriorando la democracia porque si la democracia es representativa no sé por qué van a dejar excluidos a aquellos que obtuvieran en las elecciones un porcentaje menor, las minorías, que tienen su responsabilidad y pueden pactar con otras minorías y llegar a una mayoría, como se viene haciendo. Otra cosa sería la posibilidad de ir a una segunda vuelta a la hora de elegir al alcalde, estaría bien. Quizás paralelamente a la votación que se hace de las candidaturas sería aconsejable, desde mi punto de vista, que se votara también al Alcalde al mismo tiempo. Entonces a los dos cabezas de lista que más votos hayan sacado fueran a una segunda vuelta y se supone que estaría más razonablemente justificado que alguien llegara a Alcalde. Pero pretender que alguien con un 40% de votos sea Alcalde, yo no sé cómo va a gobernar, me parece casi imposible.

M.D.R.: ¿Considera usted que la propuesta es acertada o no?

B.S.: Absolutamente desacertada

M.D.R.: ¿Por qué?

B.S.: Porque deteriora los criterios de representación democrática. Es decir, no veo posibilidad que un cabeza de lista de una candidatura que haya obtenido alrededor de un 40% pase a ser alcalde sin una mayoría absoluta. Es muy difícil, yo veo que casi imposible, gobernar sin una mayoría absoluta. No sé si a esta propuesta que hace el Presidente del Gobierno, el Señor Rajoy, va unido algún otro documento o aclaración que se hablara por ejemplo de la posibilidad que el que tenga el mayor número de votos obtenga el 50% más uno de los concejales pero eso también sería desvirtuar la democracia representativa y la voluntad de los ciudadanos. A mí me parece que la ley electoral no es perfecta en estos momentos pero habría que hacer una modificación por consenso de todos los grupos políticos y mirar a ver como se establece la posibilidad de que la candidatura más votada acceda a la alcaldía, que podría ser a través de unas segundas vueltas. Pero siempre el Alcalde debe de estar acompañado de una mayoría de concejales que apoyen las propuestas que van a los plenos porque de lo contrario sería un guirigay que no tendría resultados posibles porque estar en minoría teniendo la alcaldía es como el que tiene agua en una cesta que se le va por las llendas. Es una opinión personal y no conozco la propuesta de ley por tanto a lo mejor me estoy adelantando.

M.D.R.: ¿Cuáles serían las consecuencias a su juicio de que el Alcalde fuera elegido directamente por el pueblo?

B.S.: Yo entiendo que se deteriora lo que conocemos ahora por democracia participativa y representativa, es decir, los ciudadanos votan a sus candidaturas y esas candidaturas obtienen unos concejales y representan a esas personas que les han confiado su voto. Por ejemplo, sumadas todas las minorías consiguen una mayoría está más justificado que tengan un alcalde que una mayoría simple no absoluta. Hay posibilidades de reformar la ley electoral, no solamente para las municipales sino para las autonómicas y las generales, puede hablarse de listas abiertas puede hablarse de dos votos al mismo tiempo (uno para la candidatura y otro para el candidato) y eso nos daría unas pautas más reales de lo que la gente piensa en cada municipio.

M.D.R.: ¿Cómo afectaría eso al gobierno municipal?

B.S.: No lo sé. Aquí en Aldeamayor de San Martín en las próximas elecciones municipales de 2015 vamos a tener al menos 5 o 6 candidaturas que si todas consiguen concejales y no hay mayoría absoluta habría que ir a pactos tal como está la ley ahora como estamos en este momento. Sin embargo, si se dieran los resultados de las últimas elecciones con esta propuesta gobernaría el PP con 3 concejales de 11 lo cual hace imposible llegar a acuerdos en el pleno por mayoría. El alcalde plantearía unas propuestas en el pleno pero al no estar en mayoría no podría llevarse a cabo. A no ser que la ley contemplara alguna modificación como que el alcalde gobernara por decreto o que pusiera a sus concejales a dedo (como en el caso de los ministros), la ley tiene muchas posibilidades pero no conocemos el borrador.

M.D.R.: ¿Y a la relación de concejales con el alcalde?

B.S.: Es bien sencillo. El alcalde tendría el apoyo de sus concejales que si es mayoría adelante pero si es minoría habría problemas, aunque desde la alcaldía siempre se busca el diálogo. Lógicamente los programas no siempre son iguales o similares y por tanto el convencer a un grupo de la oposición que apoye una propuesta del gobierno del que esté en minoría no siempre es factible y van a decir no a las propuestas del alcalde. Conduciendo a una ingobernabilidad municipal.

M.D.R.: ¿Y a la relación de Alcalde- Partido político?

B.S.: Siempre los alcaldes estamos tutelados y aconsejados por el partido al que pertenecemos, se establecen conexiones y los alcaldes ponen sus programas que han presentado en su campaña electoral al mismo tiempo que apoyan las ideas de sus partidos políticos. Sería tan o más fluidas porque si gobiernan alcaldes en minoría van a tener que buscar apoyos de todo tipo y no sé si los dirigentes de los partidos políticos van a ser capaces de gobernar en las esferas superiores a los municipios.

M.D.R.: ¿Sería más independiente el Alcalde?

B.S.: Yo creo que el Alcalde sería menos fuerte con lo que se plantea ahora, el Alcalde se hace fuerte cuando tiene una mayoría de concejales que apoyan sus propuestas, el alcalde es débil cuando los que le apoyan son minoría y ahí la debilidad se hace patente en cualquier acuerdo que quiera llevar a un pleno.

M.D.R.: En otros países, como en Francia, se elige directamente al alcalde, si bien por mayoría absoluta, y con segunda vuelta si en la primera votación no se ha conseguido esa mayoría absoluta ¿por qué no se puede hacer en España lo mismo?

B.S.: Lo que ocurre con el sistema francés es bastante diferente en cuanto que el alcalde es una figura más decorativa y luego hay secretarios y funcionarios que gestionan el día a día. No sé si aquí estamos preparados para recibir esa transformación. Este cambio se debe hacer por consenso político de todos los grupos políticos y después concienciando a los ciudadanos de que es un cambio que se hace y que se tiene en cuenta la democracia pero se utilizan otras maneras diferentes para llegar a elegir al Alcalde o los concejales.

M.D.R.: ¿Quién o qué norma prohíbe esa elección directa?

B.S.: Supongo que los partidos políticos que no están de acuerdo con la norma que plantea el presidente del gobierno tiene las posibilidad de recurrir esta decisión al Tribunal Constitucional. Y supongo que el Tribunal Constitucional si ven que la ley no cumple la Constitución y la democracia no es real paralizarán la puesta en marcha de esa ley hasta que haya un consenso mayoritario entre los partidos políticos.

M.D.R.: ¿No es democrático que las Cortes Generales aprueben las leyes por mayoría absoluta?

B.S.: Me parece una locura, o un cierto riesgo, que el Partido Popular, aunque tenga mayoría absoluta ahora mismo en el Congreso, se plantee modificar una ley de tanta importancia sin conseguir el consenso de otros partidos políticos que están en el marco del parlamento. Tendrían que intentar conseguir apoyos de otros partidos políticos  para que al final los ciudadanos se vieran representados. Me parece que es inoportuno, faltando pocos meses para las elecciones se plantee la modificación de la ley de forma tan importante porque no es mover tres líneas es cambiarlo absolutamente. Es un proceso más largo de diálogo, consenso, que cada grupo aporte sus propuestas, que sean debatidas, un poco como se hizo con la Constitución Española al principio de la democracia para llegar a un consenso y para que todos tuvieran participación y recogiera propuestas de todos los grupos. Pero que no hubiera un grupo mayoritario que hubiera impuesto su mayoría, como es ahora el Grupo Popular en el Congreso, para sacar una ley a su gusto y antojo, sería conveniente que esta vez fuera apoyada por más grupos políticos porque cuando cambien las mayorías se va a romper esta ley y las leyes deben de ser duraderas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar