Ad Clicks : Ad Views :
Home / Tierra de Pinares / Aprobada la proposición de Toma la Palabra para la elaboración de un Plan de Vivienda Provincial

Aprobada la proposición de Toma la Palabra para la elaboración de un Plan de Vivienda Provincial

/
  • Que permita incrementar la oferta de inmuebles disponibles en el medio rural
  • La moción no ha sido aprobada en su totalidad, ya que el punto relativo a la realización de un censo de viviendas vacías ha contado tan solo con el apoyo del PSOE

Marcos Díez, portavoz de Toma la Palabra en la Diputación de Valladolid. 

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Toma la Palabra ha conseguido hoy la aprobación por unanimidad de cuatro de los cinco puntos que integraban la proposición que ha presentado en el pleno del Estado de la Provincia de Valladolid para la puesta en marcha de un Plan de Vivienda Provincial. Una moción planteada para contribuir a «luchar contra el mayor de los problemas que tienen nuestros municipios: la despoblación». El punto rechazado (con el voto a favor del PSOE) ha sido el relativo a la elaboración de un censo de viviendas vacías, que, en palabras del portavoz de Toma la Palabra, Marcos Díez, es «fundamental para conocer el número de inmuebles susceptibles de integrar un parque público de vivienda, así como la oferta disponible para alquiler o venta entre particulares».

La totalidad de los grupos presentes en el pleno de la Diputación han aprobado el punto que planteaba un incremento de subvenciones a los ayuntamientos de menos de 2.000 habitantes en los presupuestos de 2023 (según disponibilidad presupuestaria) para la adquisición y/o rehabilitación de vivienda. El fin es «que los consistorios puedan conformar un tejido de vivienda municipal que aumente el parque público de vivienda en alquiler social», y se dirige específicamente a los municipios de menos de 2.000 habitantes porque «son los que requieren actuaciones con urgencia e impacto por su riesgo de desaparición».

Se ha aprobado, además, la puesta en marcha de un proyecto piloto para la creación de viviendas colaborativas en la provincia de Valladolid y de subvenciones para aquellos municipios que las construyan en dotaciones municipales o reformen inmuebles de su titularidad para tal fin. Díez ha señalado que «administraciones como el Ayuntamiento de Valladolid o la Junta de Castilla y León ya están apostando por este tipo de viviendas en comunidad, caracterizas por su bajo consumo energético».

«Actualmente, SAREB cuenta con 293 inmuebles y 1.545 suelos para la construcción de vivienda en municipios de la provincia de Valladolid», ha recordado Díez, por lo que Toma la Palabra planteaba también que se abra una vía de interlocución con el Gobierno central y la Junta de Castilla y León para poner esas viviendas a disposición de los ayuntamientos. Por último, Toma la Palabra proponía que los pueblos que no sean del alfoz de Valladolid se sumen a los programas de alojamiento compartido entre personas mayores y jóvenes desarrollados por instituciones como la Universidad de Valladolid, dado su «coste económico limitado» y sus «altos beneficios, al combatir directamente la soledad y el aislamiento de las personas mayores y ofrecer a los jóvenes la posibilidad de vivir en un pueblo a un premio muy reducido». Estas dos medidas han recibido también un respaldo unánime.

UNA LEGISLATURA MARCADA POR EL «CONTINUISMO» EN UNA INSTITUCIÓN «OBSOLETA»

Durante su turno de palabra para hacer balance de la labor desarrollada por la Diputación de Valladolid en la presente legislatura, Díez ha subrayado que «el continuismo ha sido la nota dominante». «Ni siquiera la presencia de Ciudadanos ha cambiado el ritmo anodino de la institución», ha lamentado, «no sabemos si es que no traían nuevas ideas o si la maquinaria provincial del PP ha engullido a su socio de gobierno». «El resultado es que no se ven acciones relevantes diferentes a las del gobierno del PP en solitario y eso es, precisamente, lo más preocupante», ha criticado, «pues seguimos con las subvenciones de siempre, los convenios de siempre y las colaboraciones público-privadas de siempre, como si esta provincia se podría gobernar igual en 2002 que en 2022». «Por supuesto que hay cosas que funcionan y que hay que mantener en el tiempo, pero no es menos cierto que las sociedades evolucionan y lo hacen también sus necesidades en todos los ámbitos, y en esto la Diputación se ha quedado obsoleta, anticuada».

«No se vislumbran proyectos estratégicos para la provincia», ha dicho Díez, «pues este equipo de gobierno lo fía todo al sector del vino, la Semana Santa y poco más». «Y con esto no quiero decir que estén ustedes mano sobre mano», ha señalado, dirigiéndose al equipo de gobierno, «sino que están a otras cosas, a sus cosas, con un aparato de comunicación y autobombo inmenso de ustedes mismos con el objetivo de perpetuarse en sus posiciones de mando». «Mientras, toda ayuda que reciben los pueblos son las subvenciones de siempre, que les obligan a gastar tiempo y recursos en una burocracia innecesaria», ha reprochado, «una lenta y agónica decadencia a la que les somete la Diputación de Valladolid, sin ofrecerles soluciones a sus problemas estructurales y recurrentes desde hace años».

Díez ha hecho referencia a «la disparatada decisión del equipo de gobierno de romper el convenio con el Ayuntamiento de Valladolid respecto al servicio de bomberos y abrir con urgencia y sin la dotación necesaria un nuevo parque de bomberos en Arroyo de la Encomienda». «Una decisión que, tomada a espaldas del resto de grupos políticos, ha dejado en situación de inseguridad a los municipios del alfoz, pues las dotaciones del Ayuntamiento de Valladolid son indiscutiblemente superiores», ha reprochado el portavoz de Toma la Palabra, «y que, además, provoca una situación de inseguridad sin precedentes en toda la provincia, ya que el parque de Arroyo se ha dotado con materiales de otros». Como ejemplo: «¿Saben dónde está el camión para actuar en caso de accidentes de tráfico que estaba en el parque de Tordesillas? Efectivamente, en Arroyo». «Están ustedes comprometiendo la seguridad de los vecinos de la provincia por un posicionamiento partidista», ha señalado Díez, que ha criticado también la gestión de la plantilla de bomberos: «Ya han pagado, y continúan pagando, cientos de miles de euros en horas extraordinarias y gratificaciones fuera de jornada».

El portavoz de Toma la Palabra también ha reiterado la «disconformidad» de la plataforma con «la retirada de la subvención que la Diputación otorgaba a los ayuntamientos de la provincia eximidos de la obligación de mantener el puesto de secretaría y menores de 100 habitantes». «Esta es una nueva demostración de que la Diputación de Valladolid no está para ayudar a los pueblos sino para chuparles la sangre y vivir a su costa», ha manifestado Díez. «Una decisión como esta es contraria a todas las recomendaciones de la lucha contra la despoblación, porque los municipios pequeños lo que necesitan es, precisamente, más apoyos técnicos para proyectos más amplios», ha expresado, antes de insistir: «Así, lo que hace la Diputación de Valladolid es aumentar su tutela sobre los consistorios y eliminar su capacidad de decisión».

TOMA LA PALABRA INSISTE EN LA NECESIDAD DE MODIFICAR LA GESTIÓN DE SODEVA

Díez también ha puesto el foco, asimismo, en «la joya de la corona: SODEVA». El diputado de Toma la Palabra ha destacado que, «a pesar de tener en sus estatutos el objetivo de ser autosuficiente económicamente, se aleja cada día de ese propósito». Desde la plataforma reiteran que «todas sus competencias podrían ser asumidas por áreas de Diputación, lo que permitiría que los 3.000.000 € anuales de dinero malgastado fueran utilizados por los ayuntamientos de la provincia». «Es urgente y necesario que la Diputación de Valladolid modifique la gestión que hace de SODEVA, que trae cada vez más gastos, menos ingresos y errores contables que se repiten de forma recurrente», ha expresado.

En relación a SODEVA, Díez ha traído a colación la información publicada el pasado miércoles en un medio de comunicación sobre la compra de un lote de gorras «en circunstancias extrañas». A este respecto, Toma la Palabra ha planteado algunas cuestiones al presidente de la Diputación, Conrado Íscar: «¿Puede asegurar que el contrato firmado por valor de 10.861,6 € fue para comprar dichas gorras y no para adquirir otros productos? ¿Puede asegurar que la totalidad de la compra de las gorras se utilizó para promocionar ferias de la Diputación de Valladolid y no para actos del PP? ¿Puede explicar por qué se compraron gorras a 2,24 € / unidad cuando otras empresas las venden a 1 €?». Además, Díez preguntado a Íscar: «¿Es casualidad que ustedes pidieran presupuesto para esta compra tan solo a dos empresas cuyos administradores únicos comparte la titularidad de una tercera?».

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar