Ad Clicks : Ad Views :
Home / Sociedad / ALUMNOS DE LOS COLEGIOS DE RUEDA, BOBADILLA Y VILLAVERDE CREAN UNA EMPRESA EN EL COLEGIO

ALUMNOS DE LOS COLEGIOS DE RUEDA, BOBADILLA Y VILLAVERDE CREAN UNA EMPRESA EN EL COLEGIO

Los alumnos de quinto y sexto de primaria del colegio Nuestra Señora de la Asunción de Rueda que junto al colegio de Bobadilla y Villaverde están llevando a cabo un proyecto tan dinámico y divertido como educativo y emprendedor
El proyecto se denomina ‘La sonrisa viajera’

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

En el mundo rural siempre hay menos noticias que en el mundo urbano aunque también ocurren “cosas” muy interesantes. A lo mejor si hablamos de escuela pública y además de pueblo…puede parecer de muy poca importancia pero en este artículo os demostraremos cómo este grupo de alumnos y sus profes están haciendo que se hable de ellos. Nos referimos a los alumnos de quinto y sexto de primaria del colegio Nuestra Señora de la Asunción de Rueda que junto al colegio de Bobadilla y Villaverde están llevando a cabo un proyecto tan dinámico y divertido como educativo y emprendedor.

Los dos profes nuevos de estos centros decidieron poner en marcha un proyecto al que llevaban un tiempo dando forma…crear una empresa en el colegio. Donde los alumnos, además de ser los receptores de los contenidos académicos, fueran capaces de ver su funcionalidad práctica y real. Esta bonita y a la vez difícil  idea, enseguida fue aceptada con ilusión por sus compañeros, los alumnos y las familias del centro. El director de Rueda se involucró desde el principio para que este proyecto saliera adelante. Todos los implicados estaban unidos para conseguirlo.

La idea, para los alumnos, era montar una empresa y gestionarla ellos mismos. La realización de diferentes actividades, enfocadas a sacar beneficios, haría posible que  todos los niños de 5º y 6º de primaria realizasen su sueño de Viajar al Mar. ¿Por qué al mar? Porque algunos de ellos no lo conocen. Todo un Reto. El curso anterior habían luchado también por su excursión, con una actividad similar, por lo que estaban encantados de conseguir ese nuevo objetivo tan marítimo.

El proyecto no era sencillo porque llevar a todos los niños, durante varios días a un viaje de tal envergadura requería moverse e involucrarse en bloque para sacar los suficientes recursos económicos.

La empresa tenía que ponerse en marcha ya. Primero buscaron un nombre “La sonrisa viajera”, sus socios de los otros dos coles rurales también empezaron a trabajar. Todos ya estaban manos a la obra.

Después de redactar los estatutos, escribir el objetivo principal, hacer campaña para los distintos cargos y departamentos (dirección, marketing, contabilidad y finanzas, publicidad, ventas,…) con sus correspondientes votaciones y dar forma al organigrama de la empresa…hicieron una aportación al capital social inicial de diez euros. Siendo siempre la supervisora y gerente de tal proyecto la profe.

Una de las primeras actividades a desarrollar fue con ocasión de la fiesta de la Vendimia, en Octubre. Realizaron un mercadillo en el que vendían todo tipo de artículos fabricados de manera artesanal por ellos mismos: pulseras, llaveros, broches y unos preciosos muñecos donados por una de las familias. El éxito fue rotundo, y sus objetivos económicos fueron conseguidos.

Tras esta primera experiencia llegó Halloween, en esta ocasión prepararon unos kits Terroríficos con todo tipo de artículos: marcapáginas, pajitas, brochetas de chuches. Y de nuevo, la demanda superó sus expectativas porque consiguieron vender todos los artículos fabricados para dicho acontecimiento.

Dentro de las actividades propuestas, plantearon a las familias la colaboración en la venta de los almuerzos de los viernes. La actividad se pretende desarrollar durante todo el año. Los papás y las mamás preparan los almuerzos que son vendidos, por un euro, en el recreo, cada quince días, al resto de alumnos del colegio. Sin lugar a dudas una idea maravillosa que requiere de toda una planificación semanal. Los alumnos recogen el dinero y la plantilla donde sus compañeros marcan cuántos bocadillos y de qué sabor los quieren. La labor de los tutores en la recogida del dinero es fundamental. Después del recuento de las peticiones recibidas en el departamento contable, se informa, a las familias encargadas esa semana para que compren el producto y junto a la tutora preparar los almuerzos. Sin duda todos los departamentos trabajan duro para que no falte nada cada viernes y que se pueda disfrutar del almuerzo sin contratiempos. El dinero ganado con esta actividad no es muy grande pero muchos pocos hacen un mucho. O eso dice nuestro departamento de finanzas en su hoja de registro con ingresos y gastos.

Y entonces….surgió la GRAN idea de realizar una super rifa con muchos y muy buenos premios. Pero claro cómo iban a gastar el dinero obtenido con tanto esfuerzo en la compra de los productos para el sorteo. Y se les ocurrió la iniciativa de contactar con las grandes y medianas empresas de la zona y del país para que pudieran ayudarles con su proyecto navideño. Tal vez de empresa a “empresa” podría funcionar. Empezaron a escribir  muchas y muchas cartas, a todo tipo de compañías donde les ofrecían un  acuerdo irresistible. “Publicitar en el festival navideño a la empresa colaboradora a cambio de una pequeña aportación en forma de producto o dinero”.

La respuesta fue prácticamente inmediata. Los pequeños establecimientos del municipio y la zona, algunos particulares  y muchas bodegas empezaron a enviar sus donativos directamente al aula, junto a cartas y preciosos mensajes de apoyo. También iban recibiendo cartas denegando la propuesta pero ellos saben que los negocios son así. Mientras estaban viviendo en esa nube comenzaron a recibir emails y cartas de grandes empresas multinacionales. Ikea (que además para cerrar el negocio invitó a la “Sonrisa Viajera” a un almuerzo de negocios y a una visita por sus instalaciones), Carrefour Castilla y León, Banco Santander, Quesos Entrepinares, clubs deportivos,… mandaban frases como: sus prestigioso festival, su gran empresa, su ofrecimiento irresistible,….siempre acompañadas de donaciones estupendas. Todo esto ha hecho que esta rifa se haya convertido en uno de los sorteos más importantes de la Navidad en la zona. Las papeletas las hacen y venden ellos mismos por un precio de dos euros y de momento…parece que el negocio funciona.

De momento no podemos contar más. Simplemente que la empresa “La Sonrisa Viajera”  va por muy buen camino y que esperamos que estos niños puedan ver el mar en Mayo. La ilusión puesta en el proyecto es tan grande que se hace contagiosa.

Como habréis podido observar…. en este cole de Rueda además de enseñar con calidad, algo que llevan haciendo mucho tiempo, disfrutan.

(Este artículo ha sido escrito entre todos los alumnos de 5º y 6º de primaria del colegio de Rueda, con la ayuda de sus familias y previo trabajo de lengua con su tutora).

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar