Ad Clicks : Ad Views :
Home / Fiestas y Tradiciones / ALDEAMAYOR CELEBRÓ AYER LA OCTAVA TRAÍDA DE LA VIRGEN DE COMPASCO

ALDEAMAYOR CELEBRÓ AYER LA OCTAVA TRAÍDA DE LA VIRGEN DE COMPASCO

La imagen de la patrona de la villa fue conducida desde la ermita en la que reposa la mayor parte del año hasta la iglesia parroquial del municipio
La procesión, que se extendió por dos horas, finalizó con el rezo de un rosario –a la luz de velas- por las calles del casco antiguo de la villa

Pueblosycomarcas.com@PueblosComarcas

Ayer sábado se celebró en Aldeamayor de San Martín la octava ‘Traída’ de la Virgen de Compasco, con la que se traslada la imagen de la patrona de la villa desde su ermita hasta la iglesia del pueblo para que permanezca allí hasta que asome la primavera. La razón por la que desde hace siete años se realiza este traslado es, sobre todo, la soledad del paraje y lo poco visitados que son en invierno la ermita y su entorno. De ahí que la Cofradía decidiera que ‘La Pinariega’ –como cariñosamente se la denomina por estar su ermita entre pinares- reciba la veneración de los fieles en la iglesia parroquial en estos próximos meses.

El traslado arrancó sobre las seis de la tarde cuando se abrieron las puestas de la ermita y la imagen de la patrona, asentada en sus andas, fue depositada sobre una carroza y se inició la marcha. En la parte delantera de la procesión, escoltados por un buen número de vecinos iban seis cofrades –tres hombres y tres mujeres- con las varas de la Cofradía.

El cortejo dejó atrás los pinares que rodean la ermita y se adentró en la Urbanización el Soto para, minutos después, discurrir por el camino verde que une este núcleo con la pasarela azul que permite cruzar la Autovía de Pinares.

Como viene siendo habitual, a medida que la imagen de la Virgen se acercaba al caso viejo de Aldeamayor, más  y más gente se acercaba para participar en la recta final de la procesión que discurre por sus calles. Además, como también suele ocurrir, el paso de la autovía fue un momento bastante espectacular debido a las maniobras que hay que hacer para el ascenso y el descenso del puente peatonal.

Cruzada la pasarela, en la zona del antiguo parador, tras  una pequeña parada y una vez que cayó la noche sobre la villa, comenzó la última parte de la traída. Con la presencia del guión de la cofradía abriendo la procesión y con la del padre Carmelita Celso Prieto, revestido con los paramentos litúrgicos, empezó el rezo de un rosario  -alumbrado por velas portadas por el público- desde la Avenida Valladolid hasta la iglesia –pasando por la Avenida Valladolid y la calle Laga- que alternó las oraciones propias de esta oración católica con el sonido del pito y el tamboril tocados por el director de la Escuela de Dulzaina de la localidad, Luis Ángel Fernández. Tanto en el entronque de la Avenida Valladolid con calle Larga –conocido como la zona de la Fuente- como en la Plaza Mayor se hicieron dos paradas para cantar la Salve y el Himno de Compasco. Minutos después, a las ocho, dio comienzo en la iglesia parroquial una eucaristía por el eterno descanso de todos los difuntos de la cofradía.

Reseñar que durante todo el trayecto –desde el pinar hasta la Plaza Mayor- la procesión estuvo controlada por efectivos de las agrupaciones locales de Protección Civil de Aldeamayor, Cabezón, Íscar y Tudela de Duero.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar