Ad Clicks : Ad Views :
Home / Opinion / Aldeamayor a la deriva: Fiestas para el pueblo pero sin el pueblo

Aldeamayor a la deriva: Fiestas para el pueblo pero sin el pueblo

Una vez más y como ya viene siendo habitual desde hace unos años para los vecinos de Aldeamayor de San Martín, la poca información de la que nos enteramos de nuestro pueblo la recibimos a través de la prensa.

Roberto Martínez, vecino de Aldeamayor.

El pasado 25 de julio, en el diario “El Día de Valladolid” aparece un amplio reportaje acompañado de una entrevista a nuestro alcalde y el programa de las fiestas de nuestro municipio que se van a desarrollar en el próximo mes de agosto.

Llegados a este punto lo primero que quiero destacar es que solamente seis personas (o quizás 4), todas ellas pertenecientes al equipo de gobierno, han participado en la programación de las fiestas de nuestra localidad. No se ha tenido en cuenta a los demás concejales (que están en el ayuntamiento representando prácticamente a la mitad de los vecinos), ni a las asociaciones juveniles, ni a las peñas, ni al resto de asociaciones o agrupaciones de Aldeamayor.

¿Y todo esto es nuevo? No, no lo es, pero cansa. Alguien debería reflexionar sobre por qué en anteriores años había más de 70 personas participando en la reunión con las peñas, y en esta ocasión a duras penas ha asistido una decena de personas. Probablemente, haber convertido esta reunión en un mero trámite informativo en el que no se toman en consideración las propuestas que allí se plantean no ayude precisamente a que las peñas ni los vecinos se involucren en su planificación.

Aún más sorprendente, y también más inaceptable, resulta que el alcalde mienta descaradamente sobre el coste de las fiestas y afirme textualmente, en la entrevista citada anteriormente que “llevamos con el presupuesto congelado desde que hicimos el primer programa en el año 2012. Ahora nos movemos en torno a unos 70.000 euros” cuando el presupuesto aprobado para el presente ejercicio asciende a casi el doble de lo reconocido por el regidor.

Confío en que el alcalde dé explicaciones de las fiestas y de todas estas mentiras en el Pleno convocado para el próximo 31 de julio, al cual asistiré en busca de conseguir de primera mano la información sobre nuestras fiestas que hasta ahora sólo he podido tener por la prensa.

Auténtico estupor es lo que recorre mi cuerpo cuando leo en la entrevista que uno de los objetivos del programa de fiestas es la participación de las urbanizaciones. Escuchando tan bienintencionada afirmación cabría suponer que se ha tenido en cuenta a los órganos de representación de las urbanizaciones a la hora de realizar el programa, pero sin embargo, una vez más, la realidad no se corresponde con la ficción manifestada por el alcalde. Eso sí, para lo que sí que pretende contar con las urbanizaciones, según ha planteado el concejal de área, es para que sus vecinos aporten aún más dinero (que el de sus impuestos como cualquier otro vecino) para la organización de las fiestas a través de los consejos rectores de las mismas, cofinanciando las actividades que se desarrollen en cada una de ellas. No parece que la mejor forma de hacer unas fiestas de todos y para todos sea diferenciando a los que viven en las urbanizaciones y haciendo que cada uno tenga que pagar por lo que se hace en su zona.

Yo siempre he pensado que por norma general nadie hace las cosas mal intencionadamente, por lo que nuestro alcalde se merece que le demos el beneficio de la duda: quizá no sea mala intención, pero entonces es evidente que existe una incompetencia y una mala gestión. Si busca que los vecinos participemos, ténganos en cuenta a la hora de organizar los eventos, y que no nos tengamos que enterar por la prensa de cómo, de forma autoritaria, déspota y totalitaria, han decidido entre 5 o 6 personas qué es lo que tenemos que hacer los vecinos durante 18 días con el dinero recaudado de nuestros impuestos. Y para más inri quienes lo hacen son los mismos que luego se hacen llamar partidos de izquierdas, aunque a estas alturas dudo que haya alguien que todavía se lo crea.

No podemos cambiar lo que ya está hecho, pero sí pedir que para otros años se reúnan con las asociaciones juveniles, con los órganos de representación de las urbanizaciones, con los representantes de los ciudadanos de la oposición, organizaciones taurinas y en definitiva, que hagan partícipes a los vecinos a la hora de organizar y programas las fiestas de nuestro municipio que deberían ser de todos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar