Ad Clicks : Ad Views :
Home / Opinion / A vuela pluma: ¿Qué tipo de República queremos?

A vuela pluma: ¿Qué tipo de República queremos?

Hay quienes  a falta de mejores argumentos, o tal vez porque carecen en el fondo de ellos y son conscientes de su carencia dada su formación específica en Ciencias Políticas, nos están   intentando vender la moto de que  es necesario proceder a un referéndum sobre Monarquía o República porque unos jóvenes no se sienten representados  por  “la  casta”, y ellos  no han tenido ocasión de   votar  la Constitución.

Teodoro Sanz Rivas, licenciado en Derecho.

Cosa  rara   digo yo, esto último,  y  supongo que los  americanos  cuya Constitución es de  finales del  siglo XVIII  estarán llorando por la esquinas, por no  haberla votado ninguno de ellos. Ambos argumentos son muy pobres, y en todo caso falaces

Por fortuna para todos, cosa que no ocurre en los regímenes totalitarios que tanto aman  nuestros nuevos miembros de la casta , encabezados por D. Pablo Iglesias Turón, aquí cada cuatro años hay elecciones generales, y eso significa que cada cuatro años, por  lo menos, un partido político o dos o una docena de ellos pueden enarbolar la bandera de la reforma republicana de la  Constitución para  plantear ante las Cortes Generales una nueva redacción de uno o varios artículos o todo un Titulo o varios de la Constitución, presentarlo en primer lugar a los electores, conseguir el apoyo mayoritario en las urnas,  y constituidas las nuevas Cortes  seguir el procedimiento  de reforma previsto  en la Constitución.

Se puede. Claro que podemos reformar en profundidad la Constitución. Por tanto, decir que no se tiene ocasión de votar la Constitución será porque  quienes se presentan a las elecciones generales no lo llevan en su programa como  principio esencial  y prioritario sobre todos los demás. Si Podemos quiere que el pueblo español se pronuncie sobre  una opción de República, lo que tiene que hacer  es  llevarlo en su programa, decirnos qué tipo de República quiere, ganar las elecciones, aprobar la reforma de la Constitución  con mayoría cualificada, y  someterlo a Referéndum. Y ese Referéndum de reforma constitucional sí será vinculante, y sí será decisivo. Pero hay que tener la decencia de plantearlo con detalle para que sepamos qué vamos a votar. Por sí misma una República ni es buena ni es mala. Todo estará en función de  su organización y respeto a las libertades políticas e individuales. Cuba es República, pero, salvo para Don Pablo Iglesias,  no creo que para muchos más sea modelo a seguir; ni tampoco la actual Venezuela, con su  régimen bolivariano demagógico, totalitario y empobrecedor.

Pero tengamos las cosas claras: se modifica una Constitución para plantear  un nuevo modelo. Si es República ¿cómo sería? ¿Presidencialista como la americana? ¿Presidencialista, pero a la francesa  con convivencia entre un  Gobierno nacido de la Asamblea Nacional y un Presidente nacido de elección directa? ¿O sería  parlamentaria, al estilo de Alemania?  Y si  también se quiere  tocar el modelo  parlamentario  y el de economía de mercado, díganme ¿qué modelo de sociedad quieren Vds? Porque es gracioso que  a quienes se les pregunta  si son favorables  a una República, digan que sí, pero  a la siguiente pregunta  si  les dice que el Presidente  podría ser Aznar, entonces dicen  sin dudarlo que  mejor que sea  Rey Felipe de Borbón  que no Presidente de la República Española  José María Aznar. Acabaramos;  ya se ve  por donde van algunos. 

Y se ve claramente por donde va el actual líder de Podemos cuando sin empacho alguno se coloca al lado  de  los batasunos para pedir la  secesión del País Vasco, previa anexión  de Navarra, a cuyo Parlamento  por cierto no se consulta nada, y mira que tienen historia de reino propio  hasta   que  mediante pacto  con Fernando II de Aragón y V  de Castilla deciden integrarse  en la Monarquía Española. Se le ve también su posición  “favorable”  a  la  unidad de pueblo  cuando  no duda en aceptar la petición de secesión de la burguesía catalana  encabezada por CiU, que no es que  no sea “casta”, es  algo más, y algo peor para alguien que se define como marxista: es  la burguesía más prototípica que exista en España.  Es decir, para este señor, el referéndum nacional  sólo vale si es para deshacer España. Si  por casualidad alguien propone esa destrucción sin referéndum nacional, entonces ni se acuerda de la voluntad del pueblo, del referéndum de todos. Toda una contradicción. Toda una  hipocresía política: se pide referéndum nacional para la Jefatura del Estado,  pero no se pide referéndum nacional para disolver la nación española que como es natural es patrimonio común de todos los españoles, digo  de todos. Y si es de todos,  todos  debemos intervenir.  Tenga  Vd., Don Pablo, un poquito de coherencia. Y  tampoco estaría mal  que  apreciara más la unidad  de los ciudadanos, que no su división en tres, cuatro  o  seis estados  en la Península Ibérica.

Puede que Podemos, su actual líder, porque Podemos aún no tiene estructura política organizada , presuma  mucho de ser de izquierdas,  pero lo es  de boquilla , porque sus posicionamientos  le  llevan a aparecer como  el  tonto útil de un banda de  totalitarios en el País Vasco, y  de burgueses capitalistas y  egoístas en Cataluña.  La  solidaridad  parece ser un concepto desconocido para esta nueva izquierda. Que  a este señor no le diga nada la unidad  del  pueblo español  y la solidaridad  interterritorial  es para echarse a temblar si un día alcanza el Gobierno.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest
This div height required for enabling the sticky sidebar